Los dos jóvenes españoles que engañaron a Skrill y ganaron 350.000€ duplicando saldos
  1. España
movieron cuatro millones de euros

Los dos jóvenes españoles que engañaron a Skrill y ganaron 350.000€ duplicando saldos

El Grupo de Control de Juego de la Policía Nacional descubre que dos veinteañeros de Cartagena encontraron un agujero en una de las pasarelas de pago más utilizadas del mundo

placeholder Foto: Foto: cedida.
Foto: cedida.

José Manuel C. C. y Jesús Ramón P. H., dos veinteañeros de Cartagena sin apenas ingresos y con nociones básicas de informática, encontraron un agujero en una de las pasarelas de pago más utilizadas del mundo, el monedero virtual de origen británico Skrill. Entre 2017 y 2019, emplearon decenas de identidades falsas para mover más de cuatro millones de euros y obtener unos beneficios de 350.000 euros. El método era sencillo, pero nadie antes lo había descubierto. Su peripecia terminó cuando la Dirección General de Ordenación del Juego, dependiente del Ministerio de Hacienda, detectó transferencias bancarias sospechosas y alertó a la Policía Nacional.

El Grupo de Servicio de Control de Juego de la Comisaría General de Policía Judicial se hizo cargo del caso, bautizado con el nombre de Banker, en marzo de 2019. Los investigadores de esta unidad experta en apuestas ilegales averiguaron que dos jóvenes habían abierto multitud de depósitos bancarios 'online' y cuentas en pasarelas de pago como Skrill utilizando identidades robadas o de terceros de su confianza. Su mecánica consistía en enviar 1.000 euros a una cuenta de Skrill y transferir después esa misma cantidad hasta una casa de apuestas con el objetivo aparente de efectuar un pronóstico deportivo.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

El engaño se producía en ese instante, explican a El Confidencial fuentes próximas a las diligencias. Justo después de mandar los 1.000 euros de Skrill a la casa de apuestas, los dos investigados ordenaban al monedero virtual que les reintegrara la misma cantidad a la cuenta de otro banco o de otra pasarela de pago. Los fondos ya habían salido hacia la casa de apuestas, pero Skrill no lo advertía y autorizaba la entrega. El dinero se duplicaba inmediatamente. Cuando el operador británico descubría que la transferencia se había hecho con un saldo inexistente, ya había perdido 1.000 euros, y como las identidades que habían usado los dos implicados eran falsas, no tenía forma de reclamar la devolución del importe.

Foto: El truco con el que te pueden estafar a través de Bizum. (Pixabay)

El Grupo de Control de Juego comprobó que José Manuel y Jesús Ramón utilizaban otro sistema para recuperar el dinero que habían enviado desde Skrill a las casas de apuestas. Su objetivo en ese caso no era aumentar los beneficios, sino recuperar los fondos que habían tenido que sacar de Skrill para cometer la presunta estafa.

Según las fuentes consultadas, para arriesgar lo mínimo posible, apostaban a eventos deportivos cuando estos se encontraban cerca de concluir y siempre asumiendo un riesgo mínimo. Solo hacían pronósticos con cuotas de entre 1.01 y 1.10 (entre uno o 10 céntimos por euro apostado). El rendimiento era bajo, pero de ese modo se aseguraban prácticamente la victoria. Una vez terminado el partido, solicitaban el reingreso en una cuenta distinta. El dinero entraba con el concepto "premios de juego", evitando así levantar sospechas.

El método les granjeó beneficios inmediatos. Los implicados repitieron la operativa centenares de veces. Por sus manos circularon unos cuatro millones de euros y lograron embolsarse 350.000 euros limpios, aunque la cifra definitiva podría ser superior. La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cartagena, aún no ha concluido. Además de Skrill, que en la práctica funciona como un banco virtual, usaron plataformas similares como Trustly.

Foto:

Fueron sus movimientos con las casas de apuestas los que terminaron delatándolos. La Dirección General de Ordenación del Juego, encargada de supervisar el sector de las apuestas, detectó pronósticos sospechosos de escaso riesgo —un método que usan las organizaciones criminales para blanquear fondos— desde cuentas registradas con identidades aparentemente robadas y ficticias.

El Grupo de Control de Juego de la Policía, en colaboración con el Grupo de Delitos Económicos y Blanqueo de Capitales de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, indagó en los movimientos y detectó que los reintegros convergían en un reducido círculo de sospechosos. Las pistas terminaron conduciendo a los agentes hasta José Manuel y Jesús Ramón.

Skrill se ha desentendido del caso por miedo a que su difusión genere dudas sobre la credibilidad de sus servicios de pago

Los dos están imputados por los presuntos delitos de estafa continuada, falsedad documental y usurpación de estado civil. Además de interrogar a los investigados, la Policía también recopiló la versión de ocho testigos. Lo sorprendente es que Skrill, principal perjudicada por el duplicado de saldos, se ha desentendido del caso por miedo a que su difusión genere dudas sobre la credibilidad de sus servicios de pago. Ha decidido asumir las pérdidas.

Skrill pertenece desde 2015 al Grupo Paysafe, que pagó por la plataforma unos 1.100 millones de euros. Sus cuarteles generales están en la isla británica de Man. Paysafe también es propietaria de otro popular monedero virtual, Neteller.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ministerio de Hacienda Blanqueo Loterías y Apuestas del Estado (LAE) Policía Nacional
El redactor recomienda