Codere negocia la venta de su división de apuestas 'online' al gigante Novomatic
  1. Empresas
PARA SALIR DE LA CRISIS

Codere negocia la venta de su división de apuestas 'online' al gigante Novomatic

Codere vuelve a tener problemas financieros apenas seis meses después de acordar su última refinanciación el pasado verano. Y quiere explorar alternativas corporativas para continuar

placeholder Foto: Codere.
Codere.

Codere vuelve a estar con problemas financieros apenas seis meses después de acordar su última refinanciación el pasado verano. Y quiere explorar alternativas corporativas para continuar a flote debido a los estragos de la pandemia. Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, la compañía participada por varios fondos oportunistas negocia la venta de su división 'online' después de recibir varios ofertas preliminares de competidores. Entre los interesados, se encuentra Novomatic, uno de los gigantes del negocio del juego en Europa.

Según estas fuentes, Codere ha recibido un acercamiento de Novomatic para adquirir el 51% del capital de su negocio 'online', gestionado de forma independiente desde 2019. Esta área factura actualmente unos 100 millones de euros y tiene un ebitda o beneficio de explotación de 10 millones. Tomando las valoraciones de compañías líderes en este segmento —como 888, Bet 365 y Draft King—, la filial podría llegar a tener una tasación próxima a los 200 millones de euros.

El gigante austriaco quiere convertirse en socio de la española por el crecimiento exponencial de este segmento del juego en los últimos años

El gigante austriaco, que tiene una cifra de negocio de 2.600 millones, quiere convertirse en socio de la española por el crecimiento exponencial de este segmento del juego en los dos últimos años. Sobre todo en Latinoamérica, donde Codere ya está presente en Colombia, México y Panamá. La compañía quiere abrir mercados en el resto de grandes países, como Argentina y Brasil.

Fuentes oficiales de Codere han asegurado "siempre está evaluando alternativas estratégicas para acometer sus oportunidades de negocio". En este sentido, añaden que "la división online ofrece múltiples oportunidades de crecimiento, en parte debido a la progresiva regulación del negocio en Latinoamérica". Pero, para acometer todas esas oportunidades, con el objetivo de ser el líder de ese negocio en la región, requiere una gran cantidad de recursos, tanto financieros como humanos. "La compañía está evaluando la conveniencia de incorporar un socio estratégico para ese propósito", corrobora.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño

Pero para ello necesita dinero, especialmente para invertir en 'marketing', materia prima de la que no dispone debido a que ha tenido que destinar la caja a sufragar la caída de ingresos provocada por el cierre de sus salas de juegos (bingos, casinos y máquinas tragaperras). Codere perdió 240 millones entre enero y septiembre, afectada por los sucesivos estados de alarma en España e Italia, principalmente, sus dos mayores nichos de mercado en Europa.

Otras fuentes aseguran que Codere no ha aceptado los dos primeros acercamientos recibidos por su división 'online', de la que no quiere desprenderse de más del 49%. Las primeras ofertas no vinculantes han exigido tener al menos el 51% del capital, con el objetivo de ser quienes mandasen en el negocio. Una condición que, de momento, es el principal escollo para llegar a un acuerdo en este proceso. Desde Novomatic han declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Codere presentará a finales de esta semana los resultados de 2020, que han estado marcados por los estragos de la pandemia y los gastos en asesores para validar la enésima refinanciación desde que en 2014 la compañía fuera incapaz de atender las deudas con sus bonistas. Un grupo de inversores que en septiembre aprobó prestarle otros 200 millones para hacer frente al covid.

El objetivo es ampliar la liquidez y reducir el coste financiero que asumió el pasado verano. Es decir, lo que paga por su nueva deuda

Sin embargo, la duración de la pandemia, las nuevas medidas de cierre de locales de ocio y la ausencia de turistas han hecho que esa última inyección de dinero vuelva a ser insuficiente. Codere se ha vuelto a poner en manos de Houlihan Lokey para negociar otra reestructuración de su pasivo, mientras que los bonistas han contratado a PJT Partners, como adelantó 'Cinco Días' el pasado 21 de febrero. El precio de sus bonos, que llegaron a subir hasta el 65% de su valor nominal después de la última refinanciación, ha vuelto a caer a cerca del 50%.

El objetivo es ampliar la liquidez disponible y reducir el coste financiero que asumió el pasado verano. Es decir, lo que paga por su nueva deuda. La emisión de 500 millones de euros amplió su vencimiento de 2021 a 2023, pero pasando a abonar un 4,5% de interés fijo más un 6,25% adicional, frente al 6,75% anterior. La de 300 millones de dólares, también prorrogada hasta 2023, pasó de un 4,25% fijo a un 7,125% adicional. Una factura difícil de asumir si la pandemia se prolonga en 2021.

Noticias de Codere PwC Venta Refinanciación Juego online
El redactor recomienda