Los deberes de Sánchez tras el 14-F: renovar el CGPJ, rehacer sus pactos y los indultos
  1. España
elecciones en cataluña

Los deberes de Sánchez tras el 14-F: renovar el CGPJ, rehacer sus pactos y los indultos

El presidente prepara con comodidad su hoja de ruta para los próximos meses, con apelaciones al PP para que renueve las instituciones y con una oposición debilitada

placeholder Foto: El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Pedro Sánchez irá este miércoles a la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Solo la mascarilla que el protocolo sanitario le obliga a llevar impedirá que se vea claramente la sonrisa que se le adivinará cuando responda desde su escaño a las preguntas de Pablo Casado, Inés Arrimadas y Laura Borràs, los tres damnificados en distinto grado por el 14-F.

El presidente del Gobierno apostó fuerte en las elecciones catalanas del domingo y el resultado le permite afrontar cómodamente y con el viento a favor la legislatura. Sus oponentes, salvo Vox, están debilitados; su socio parlamentario principal, ERC, está en condiciones de liderar el nuevo Govern de la Generalitat; su compañero de coalición, Unidas Podemos, no ha perdido pie en las urnas catalanas, y la victoria en votos del PSC convalida y da aire a su estrategia de diálogo con Cataluña. Fuentes del Gobierno explican que, de esta forma, el presidente puede poner en marcha con comodidad su hoja de ruta para los próximos meses.

El PSC gana en Cataluña en un escenario en el que el independentismo se refuerza

Para empezar, esas fuentes dan por hecho que Sánchez volverá a insistir al PP para poner en marcha la renovación de órganos institucionales, empezando por el Consejo General del Poder Judicial. Entiende el Gobierno que la situación de debilidad de Casado no es la más propicia, pero explica que la situación es insostenible y en marzo entrará en vigor la reforma legal que reduce al mínimo las competencias del CGPJ en funciones. Por eso, está previsto un llamamiento expreso de Sánchez al PP. Y fuentes del PP aseguran que si se produce algún cambio en su posición sobre este tema no será tan inminente, porque precisa un periodo de reflexión interna tras la debacle electoral del domingo en Cataluña.

Además, el Gobierno de coalición supera la meta volante de las elecciones catalanas con creciente tensión interna en el Ejecutivo, en gran parte como consecuencia del margen de maniobra de Unidas Podemos para competir en la campaña. Por ejemplo, forzando el argumento de la 'anormalidad democrática' para lograr voz propia en la agenda política catalana.

Foto: El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes (c), conversa con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo (d), y el líder del PP, Pablo Casado (i). (EFE)

Fuentes de Unidas Podemos consideran que esa estrategia ha sido eficaz. “No cedemos ni un escaño al PSC en el peor contexto imaginable para nosotros, con Illa y con la CUP en alza. Esta vez sí hemos ayudado mucho desde la dirección estatal, entrando con una identidad propia y diferenciada siendo Gobierno”, aseguran.

Estas fuentes dan por hecho que Sánchez intentará reconducir ahora esa relación, con un Gobierno de coalición que sale fortalecido, pero que mantiene multitud de frentes de conflicto abiertos. Hay asuntos de calado pendientes de resolver, como la llamada 'ley trans' que, según el Ministerio de Igualdad, está siendo bloqueada por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, hasta hacer imposible que pase por el Consejo de Ministros el 23 de febrero. También la petición de ayudas directas a sectores afectados por la pandemia, como la hostelería y el comercio, y otras iniciativas parlamentarias como las enmiendas presentadas por Unidas Podemos a la norma que regula la tramitación de las peticiones del ingreso mínimo vital.

Foto: El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE) Opinión

La otra vía de esa hoja de ruta es la referida a las relaciones con los socios parlamentarios, especialmente con ERC. La campaña obligó a que el partido de Oriol Junqueras tomara margen para confrontar con el PSOE, para marcar perfil propio y para no ser tachado en Cataluña de “complaciente con el Estado”. Ahora, esa relación tiene que volver a su cauce. Fuentes de ERC aseguran que lo más importante de su resultado es que refuerza su estrategia de pactos.

Para eso, como adelantó El Confidencial, el Gobierno ralentizará parte de la agenda legislativa y esperará a la constitución del nuevo Govern de la Generalitat. Unidas Podemos explica que el resultado refuerza lo que llaman “bloque de Estado”, es decir, el bloque que permitió aprobar los Presupuestos. Y añaden que los partidos de ese bloque comprueban que la única alternativa al Gobierno de coalición es Vox encabezando la oposición de centro, derecha y ultraderecha. Además, con el resultado, se aleja cualquier opción de acuerdo con Ciudadanos, en trance de derribo electoral.

Con respecto a Cataluña, pero ligado a esa red de acuerdos en el Congreso, la lista de acciones del Gobierno incluye la resolución de los indultos, que aún están pendientes de los informes del Tribunal Supremo. Hace tiempo que Sánchez tiene decidido concederlos y así se lo ha trasladado a ERC, y ahora, además, los resultados refuerzan esa vía de diálogo y distensión en busca de soluciones políticas para Cataluña. Moncloa no cree posible una ley de amnistía, por imposibilidad de encaje constitucional, y quedará en indultos, posiblemente parciales, para los condenados por el 'procés'.

Foto: ERC valora los resultados electorales.

En esa vía de distensión se enmarca la mesa de diálogo que el Gobierno cree posible poner en marcha en cuanto se constituya el Govern. Se reunió hace un año y el entonces presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, la bloqueó definitivamente. De aquella mesa ya formaba parte Illa y ahora puede hacerlo como líder del partido más votado en Cataluña, con Miquel Iceta como ministro de Política Territorial y, sobre todo, con el aval de los votos a esa vía de diálogo. El objetivo último a medio o largo plazo sería un acuerdo político que pueda someterse a votación.

Todo ello ocurrirá en un ambiente nada propicio para el principal partido de la oposición, porque el PP tiene que enfrentarse a su proceso de discusión interna, los efectos de los escándalos judiciales y la irrupción en la agenda parlamentaria y política del caso Kitchen. Por la comisión de investigación del Congreso desfilarán durante el mes de marzo policías y exdirigentes políticos del PP, encabezados por Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal, entre otros.

La próxima semana, Sánchez acudirá al pleno para dar cuenta del estado de alarma, pero esta vez con un dato llamativo bajo el brazo: el gestor de la pandemia desde el Ministerio de Sanidad, el objetivo de la oposición y diana de sus críticas, ha ganado unas elecciones.

Pedro Sánchez Laura Borràs Ciudadanos Mariano Rajoy Oriol Junqueras Moncloa Ministerio de Sanidad Tribunal Supremo PSOE CUP Cataluña Indulto Vox PSC CGPJ Partido Popular (PP) Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Miquel Iceta
El redactor recomienda