Es noticia
Menú
¿Hay una ola de fugas sanitarias desde Madrid? Esto es lo que dicen los datos
  1. España
REPROCHES ENTRE CCAA

¿Hay una ola de fugas sanitarias desde Madrid? Esto es lo que dicen los datos

Las declaraciones de García-Page esta semana dibujan un panorama en el que miles de madrileños estarían dejando la capital en busca de una mejor situación sanitaria. ¿Es real?

Foto: Imagen de sanitarios atendiendo a un paciente de covid-19 en el Hospital Zendal de Madrid. (Reuters)
Imagen de sanitarios atendiendo a un paciente de covid-19 en el Hospital Zendal de Madrid. (Reuters)

"Llevamos ya 1.200.000 recetas emitidas a ciudadanos con tarjetas sanitarias de Madrid". "Hoy tenemos más de 100.000 personas que se han venido a vivir aquí en una especie de fuga sanitaria (...). Porque aquí tienen la sanidad, la educación, los servicios sociales y la atención sanitaria de otra manera". Estas fueron las palabras que lanzó esta semana el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, que dibujó un escenario en el que miles de madrileños huirían de la capital en busca de unos servicios públicos de mayor calidad a los ofrecidos por la Comunidad de Madrid, a la que se refirió como "la sexta provincia" de su región.

Las palabras del barón socialista no sentaron bien en la Puerta del Sol y este martes la propia presidenta, Isabel Díaz Ayuso, aseguró que estaba sorprendida por las aseveraciones de su homólogo. La líder popular defendió el sistema sanitario capitalino y enmarcó el trasvase de una a otra comunidad en el "movimiento entre provincias", que "es lo normal". Pero ¿hay de verdad una ola de emigrantes madrileños que cruzan los límites de la CAM para acceder a una mejor atención? El Confidencial ha recabado datos de Castilla-La Mancha y Castilla y León para analizar el presunto flujo de madrileños hacia las dos autonomías limítrofes.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Durante su sonada intervención, García-Page citaba como base de su argumentación un incremento en el número de recetas que habían sido expedidas a ciudadanos que tenían la acreditación madrileña. Él hablaba de 1,2 millones, aunque no especificaba los plazos en los que estas se habían entregado y la relación respecto a momentos previos. Los datos aportados por fuentes del Gobierno regional consultadas por este medio confirman que hay un aumento en esta materia.

La Administración de C-LM registró en 2020 un total de 1.201.048 "dispensaciones de recetas electrónicas de otras CCAA" más de las que había contabilizado el año anterior, en una estadística que incluye a Andalucía, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Murcia, Valencia y Madrid. Por tanto, de acuerdo a la información facilitada a este medio, se pasó de 1.229.465 en 2019 a 2.430.513 el año pasado, una escalada de casi el 98%.

A excepción de Cataluña, el resto experimenta un aumento en este apartado, pero el más significativo es el de la capital, que pasó de 882.900 a 2.036.555, 1.153.655 más que el curso previo, un 130% más. Es decir, el grueso del incremento total. Según el presidente, la causa que estaría detrás de esta evolución sería esa búsqueda de unos servicios públicos que se ofrecen "de otra manera", aunque parece difícil trazar una relación causa-efecto con ese dato y en un contexto en el que los modos de trabajo y de vida están cambiando debido al covid-19. Estas fuentes del Ejecutivo regional explican que en 2018 la estadística se había mostrado más o menos similar a 2019 sin tener números como los del año de la pandemia.

Foto: Imagen de la manifestación de los MIR en Madrid el pasado mes de julio. (EFE)

El caso de Castilla y León

Fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña restan importancia a las afirmaciones sobre las recetas sanitarias emitidas a personas con la tarjeta madrileña y ponen el foco en que es difícil entrar en ese debate con los datos expuestos. Más allá de la polémica, enfatizan que la cifra relevante documentada para conocer los flujos en el ámbito sanitario es la de desplazamientos sanitarios, esto es, personas de otras comunidades que reclaman ser atendidas durante un periodo de tiempo en una región distinta a su lugar de residencia habitual, una fórmula utilizada comúnmente por los estudiantes o por trabajadores que acuden a un territorio de forma temporal.

Según los números de Castilla-La Mancha, se registraron 67.677 traslados de este tipo en 2020 procedentes de Madrid, aunque no han indicado el dato del curso previo, por lo que es imposible trazar una comparación. Al cierre de esta edición, Madrid no ha precisado cuántos desplazamientos han sido dados de alta en sus centros sanitarios.

Las fuentes de la Comunidad de Madrid apuntan a que en Madrid también hay habitantes que están empadronados en Castilla-La Mancha y que es difícil entrar en ese debate con los datos expuestos. Además, inciden en que la región atiende a cientos de personas de otros territorios para tratar a pacientes con enfermedades complejas en sus centros de referencia, una idea que recalcó la propia Díaz Ayuso al hacer hincapié en que la capital acoge "seis de los 10 mejores hospitales del país".

Foto: Isabel Díaz Ayuso, junto a Pablo Casado. (EFE)

En el caso de Castilla y León, este medio se ha puesto en contacto con el Gobierno regional para solicitar información sobre el dato de las recetas sanitarias, pero se han remitido al portal de Datos Abiertos de la comunidad, en el que no se encuentra esta estadística, pero sí aparece la de desplazamientos sanitarios. De acuerdo a la información que se encuentra en la citada web, en 2019 se anotaron 92.434 altas de estos traslados. El dato es notablemente inferior al de 2020, cuando se registraron 114.476, 22.042 más, una subida del 23,8%.

Las relaciones entre estas tres regiones son necesariamente especiales por cuestiones prácticas. Algunas poblaciones de Castilla-La Mancha y Castilla y León se han convertido en lugar de residencia de miles de personas que trabajan o estudian en la capital, pero que tienen su residencia fijada en estos territorios. Incluso algunos tipos de abonos de transporte de la Comunidad de Madrid incluyen zonas castellanomanchegas. Durante la pandemia, las tres administraciones se han visto obligadas a coordinarse en algunos momentos para hacer frente al virus ante la obviedad de que miles de personas se desplazan por sus fronteras a diario sin pensar cuándo pasan de una a otra.

Las fricciones de esta semana entre García-Page y la Puerta del Sol no son las primeras. El socialista ya se refirió a la situación sanitaria vivida en Madrid en las semanas más negras de la pandemia como una "bomba radioactiva vírica", si bien luego se vio obligado a matizar sus afirmaciones. El socialista también ha puesto el foco estos días en la presidenta madrileña por su gestión para hacer frente al virus, al afirmar que "no sirve de mucho" que aumenten las restricciones mientras "otros en España van presumiendo de ser menos restrictivos", en aparente alusión a Díaz Ayuso, que hace dos semanas clamó que para arruinar más a los hosteleros no contaran con ella.

¡Suscríbete a El Confidencial!

¿Quieres leer El Confidencial sin límites? Suscríbete ya por solo 89 euros al año y tendrás acceso a las grandes exclusivas, las noticias más importantes y las mejores opiniones de nuestros expertos. 

"Llevamos ya 1.200.000 recetas emitidas a ciudadanos con tarjetas sanitarias de Madrid". "Hoy tenemos más de 100.000 personas que se han venido a vivir aquí en una especie de fuga sanitaria (...). Porque aquí tienen la sanidad, la educación, los servicios sociales y la atención sanitaria de otra manera". Estas fueron las palabras que lanzó esta semana el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, que dibujó un escenario en el que miles de madrileños huirían de la capital en busca de unos servicios públicos de mayor calidad a los ofrecidos por la Comunidad de Madrid, a la que se refirió como "la sexta provincia" de su región.

Madrid Castilla-La Mancha Castilla y León
El redactor recomienda