Ayuso y Vox abren un nuevo frente y se disputan la defensa de la hostelería
  1. España
  2. Madrid
RESTRICCIONES POR COVID

Ayuso y Vox abren un nuevo frente y se disputan la defensa de la hostelería

El rechazo a las restricciones en la hostelería ha sido la principal seña de diferenciación de Vox y la presidenta lleva días teniendo que alternar esa defensa con las limitaciones del covid

placeholder Foto: Isabel Díaz Ayuso, junto a Pablo Casado. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, junto a Pablo Casado. (EFE)

La hostelería y la restauración han sido de los grandes perjudicados por este año de pandemia. Tras el confinamiento, el verano supuso un balón de oxígeno, pero la llegada de la segunda y la tercera ola unida al invierno ha supuesto un nuevo golpe para el sector. Ante esta situación, Isabel Díaz Ayuso ha sacado pecho en todo momento de una gestión en la que pretende conjugar al máximo posible la actividad económica y la situación sanitaria, y la ha ensalzado como oposición a lo realizado desde Moncloa. Evitar el cierre completo. Ese ha sido el discurso durante los últimos meses en la Puerta del Sol, robando a Vox la bandera que ha agitado en todo el territorio nacional cada vez que había nuevas limitaciones por coronavirus.

La disputa por quién lidera la defensa de esta actividad económica ha ido creciendo en los últimos días y se ha colado incluso en la negociación de los presupuestos regionales, en los que el Gobierno madrileño busca el respaldo de Rocío Monasterio y los suyos. Este jueves, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha defendido la gestión de su gabinete después de haber impulsado nuevas limitaciones a la hostelería que le han valido las críticas de Vox, que ha visto el camino abierto para equipararla con las CCAA que —a su juicio— asfixian estos negocios.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y el vicepresidente, Ignacio Aguado (d). (EFE)

El debate volvió a la Asamblea este jueves. "[Saldremos] poniendo en marcha medidas económicas... Y entre ellas no está, precisamente, la de cerrar la hostelería, la restauración y la actividad antes. Esa, económicamente, ayuda poco", remarcó la líder popular ante la Cámara, en la que enmarcó las restricciones fijadas por la Consejería de Sanidad en una respuesta a la variante británica que "ha cambiado temporalmente las reglas del juego". La presidenta lleva días enfatizando su respaldo al sector después de que la CAM anunciara hace una semana el cierre de bares y restaurantes, además de otros negocios, a las 21:00 como medida para frenar el virus. De hecho, las nuevas limitaciones llegaron horas después de que ella misma clamara contra un toque de queda más coercitivo: "Para arruinar más la hostelería, que no cuenten conmigo".

80.000 empresas de hostelería han echado el cierre definitivo en España

El equilibrismo entre el discurso contrario a restringir esa actividad y la necesidad de aplicar restricciones que impidan la propagación del covid ha dado alas a Monasterio, que en estos siete días ha centrado todas sus intervenciones en este ámbito, incluso las referidas a las conversaciones para las cuentas públicas. "Me gustaría que la próxima reunión que tengamos para hablar de los presupuestos sea en un local de hostelería en Madrid que esté abierto a las 21:00", aseguró la líder madrileña de Vox, dejando claro que veía en los movimientos de la CAM un espacio para liderar la oposición a las limitaciones. "No cierre Madrid, reabra la hostelería y contará con el apoyo de Vox", insistió este jueves.

La situación se ha ido tensando esta semana. Este jueves, Díaz Ayuso avanzó que la próxima semana se reunirán con actores del sector de la hostelería, además de comerciantes, para estudiar fórmulas con las que ampliar los horarios ahora restringidos. "Que al menos los despidos masivos y los cierres en Madrid pronto pasen", comentó.

placeholder La presidenta de la Comunidad de Madrid interviene en la Asamblea regional. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid interviene en la Asamblea regional. (EFE)

Fuentes del Gobierno regional explican que las opciones podrían ir encaminadas a reforzar las medidas de seguridad sanitaria para recuperar esas horas de servicio y hacen hincapié en la consigna más repetida en la Puerta del Sol: "No hay mejor ayuda que permitir que estén abiertos". Esa ha sido la respuesta del Ejecutivo regional ante las acusaciones de la oposición de que Madrid era la "única" autonomía que no había dado ayudas directas al sector —así lo apuntó una información de 'InfoLibre'—, aunque en la CAM se defienden asegurando que la hostelería se ha visto beneficiada de actuaciones dirigidas a autónomos y pymes.

El avance de la tercera ola ha dificultado las opciones de mantener el discurso contrario a mayores restricciones en un contexto en el que Madrid ha visto cómo en las últimas dos semanas su incidencia acumulada pasaba de los 627,59 a los 988,54 casos por cada 100.000 habitantes y con más de la mitad de las UCI ocupadas por enfermos con covid. A esto se une que Vox, el partido que ha abanderado estos mensajes de que "las restricciones traen pobreza" en el resto de CCAA, centra toda su acción en las labores de oposición y no tiene responsabilidades de gobierno con las que caer en contradicciones.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En la misma línea que Ayuso, se ha pronunciado el vicepresidente, Ignacio Aguado, que quiso poner el foco en que no estaban por la labor de seguir apostando por las limitaciones. "Como Gobierno regional, no queremos adoptar más medidas. (...) Si la situación empeorara, entendemos que es el Gobierno de España el que tiene que decidir qué hacer". Las declaraciones fueron censuradas este jueves por el líder de la oposición, Ángel Gabilondo, que recibió la respuesta de la jefa del Ejecutivo: "Si el Gobierno de España considera que tan mal está la cosa, que cierre la comunidad y actúe. ¿A qué está esperando?". Pese al rechazo a nuevas restricciones, se han mostrado favorables a que las comunidades tengan acceso a más herramientas.

La actitud contraria a mayores limitaciones ha sido una constante desde el fin del mando único de la primera ola en Madrid. En otoño, la disputa con Moncloa terminó en la bautizada como 'reunión de las banderas', con Pedro Sánchez en Sol, y, posteriormente, en la declaración de un estado de alarma en la Comunidad de Madrid para forzar a restringir la movilidad ante el rechazo de la CAM.

Isabel Díaz Ayuso Vox Rocío Monasterio Partido Popular (PP)
El redactor recomienda