La hostelería cifra en 67.000M las pérdidas de 2020 y hay 680.000 empleos en el aire
  1. Empresas
85.000 NEGOCIOS HAN CERRADO

La hostelería cifra en 67.000M las pérdidas de 2020 y hay 680.000 empleos en el aire

Hostelería de España presenta los datos de la catástrofe para alojamientos, restaurantes y bares. Cae un 50% la facturación. Protestan por el retraso en el plan de ayuda del Gobierno

placeholder Foto: Una terraza asturiana. (EFE)
Una terraza asturiana. (EFE)

La hostelería se dejará en 2020 cerca de 67.000 millones de euros de negocio. Ya han desaparecido 85.000 establecimientos, se podrían alcanzar los 100.000 en febrero si no se prorrogan los ERTE y hay 680.000 puestos de trabajo pendientes de un hilo. Son cifras monstruosas que resumen los estragos de la pandemia para uno de nuestros sectores más importantes. La hostelería se ha dejado el 50% de su valor en 2020, según datos de la patronal, y eso solo puede traducirse en más cierres de negocios y más destrucción de empleo en los próximos meses. Si no se ha producido ya una gran explosión laboral es gracias a la respiración artificial de los ERTE, pero ni con eso alcanza, indican los empresarios.

"Es difícil pensar que con 67.000 millones de caída, con un sector facturando menos de la mitad, un empresario tenga la obligación de mantener las plantillas. Eso es imposible para una empresa que factura la mitad. Habrá reestructuración de plantillas, sea mediante los ERTE, los concursos de acreedores o los instrumentos que esperemos que se creen [desde el Gobierno]", ha indicado José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, durante la presentación del Anuario de Hostelería 2020. “La situación es grave, dramática, con vectores que no teníamos en la cabeza como las consecuencias del teletrabajo. Muchos [hosteleros] se van a quedar en el camino porque el azote es demasiado duro y largo, pero los que salgan adelante confío en que lo harán más reforzados”.

Foto: Plaza de Andalucía en Sierra Nevada, vacía.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, subrayó que la hostelería es "el sector más castigado por la pandemia", y lo ha sido no por el virus en sí, sino por "decisiones ajenas a la prevención y trabajo de todos los locales de hostelería de este país", en referencia a las fuertes restricciones que han impuesto el Gobierno y casi todas las comunidades autónomas a la actividad de bares y restaurantes, señalados como foco principal de transmisión del covid-19.

Hay 334.100 trabajadores en ERTE total actualmente. Si se suman los ERTE parciales alcanzarían más de 400.000, según datos de la patronal hostelera. Ese casi medio millón de empleos pueden evaporarse si la tendencia sanitaria y turística no remonta pronto. "Es urgente un plan de ayudas", ha exclamado Yzuel. “Hace dos meses, el Gobierno dijo que lo estaba preparando y aún no sabemos cuáles son las bases del plan. Es como el enfermo que necesita un respirador y se pasa dos meses esperándolo”.

La hostelería es la tercera industria nacional, con un 6,2% del PIB y un 8,7% del total de ocupados

Que la hostelería sea el sector más castigado por la pandemia no es algo menor. Es la tercera industria nacional, con un 6,2% de aportación al PIB, un 8,7% de aportación al total de ocupados y que, además, es el sostén económico de casi dos millones de familias en España, principalmente los autónomos cuyo bar o restaurante es su modo de vida y los empleados que, en términos generales, disponen de una baja formación académica y padecen mayor precariedad. Porque, a las cifras oficiales de altas en la Seguridad Social, se suman miles de empleos por horas no declarados que son fundamentales para muchas familias con escasos recursos.

placeholder Protesta de hosteleros en Galicia. (EFE)
Protesta de hosteleros en Galicia. (EFE)

El sector más vulnerable

Al cierre de 2019 había 315.940 establecimientos hosteleros en nuestro país, que empleaban a 1.715.400 personas: 318.600 eran autónomos y 1.396.775 asalariados de esos negocios. La facturación fue ese año de 129.341 millones de euros, el doble de lo que será este 2020.

"Hablamos de las personas más vulnerables que hay en España", ha afirmado el presidente de la CEOE. “Tienen un alto riesgo de perder sus negocios, que son su vida y la de sus familias, en su mayoría pequeñas empresas, y este país tiene una obligación para con ellos. Son empresas que hacen la vida en las ciudades más amables, permiten que nos conozcamos y podamos convivir. Es un sector más importante que lo que reflejan los números”.

Foto: Dos carteles de la asociación de hosteleros de Málaga, reclamando ayudas, ayer, en la puerta del cerrado bar Negro. (Agustín Rivera)

Hace justo un año la dinámica era positiva, con un aumento de 8.000 empleos respecto a 2018 y un incremento sostenido de los negocios. Hasta que llegó este mes de marzo y todo se desplomó. En abril y mayo, restauración y alojamientos cayeron una media del 95% de facturación, según indica el anuario, y la recuperación del verano fue mucho menor de lo esperado. El resultado es la catástrofe laboral presentada por la patronal en números.

Los empresarios esperan que la próxima Semana Santa suponga un punto de inflexión

Por comunidades autónomas, las más castigadas han sido Baleares, Canarias y Cataluña. En concreto, Baleares se ha venido abajo con una caída de negocio del 71,2% entre marzo y septiembre, Canarias un 56,5% y Cataluña un 50,9%. Esto se debe, según Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España, al desplome del turismo internacional. También el teletrabajo ha hecho mella en grandes ciudades. En la Comunidad de Madrid se calcula que el 25% de los empleados no acuden físicamente a sus lugares de trabajo, lo que hunde bares y restaurantes muy dependientes del mercado local.

Tanto la CEOE como la patronal hostelera son muy críticas con los vaivenes del Gobierno a la hora de plantear y aprobar ayudas que son urgentes. Los empresarios esperan que la próxima Semana Santa suponga un punto de inflexión, con la llegada de la vacuna y el inicio del buen tiempo, que siente las bases para retomar cierta normalidad en verano.

Hostelería ERTE Restaurantes Bares CEOE
El redactor recomienda