El PP pone en la diana a Illa y subirá la presión si las elecciones catalanas se aplazan
  1. España
"ES INSOSTENIBLE"

El PP pone en la diana a Illa y subirá la presión si las elecciones catalanas se aplazan

Los populares consideran "insostenible" que compatibilice el ministerio con su candidatura. Más todavía si las elecciones se aplazan. Refuerzan sus iniciativas para ponerle en el foco

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Cuando todo apunta al aplazamiento de las elecciones catalanas previstas para el 14 de febrero por el empeoramiento de la pandemia del coronavirus, el PP prepara un reforzamiento en su línea dura contra el ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa. Fuentes de la dirección confirman que en los próximos días redoblarán esfuerzos y críticas, empezando por la exigencia de que comparezca lo antes posible en el Congreso para dar cuenta de la evolución de la tercera ola.

Los datos en la mayoría de comunidades autónomas van a peor, la ocupación de las UCI en muchos casos supera niveles preocupantes del 35% e incluso el 40%, como en Cataluña y la Comunidad Valenciana. La campaña de vacunación es el otro tema capital sobre el que el primer partido de la oposición considera que Illa debe dar explicaciones inminentes. De hecho, el PP continuará presionando para que se convoque una comparecencia en el marco de la comisión de Sanidad.

Fuentes del grupo parlamentario criticaban ayer que se habilitara el mes de enero solo para tramitar por la vía de urgencia la proposición de ley del CGPJ impulsada por PSOE y Unidas Podemos, y para abordar la comisión de investigación del rey Juan Carlos. “Esto es tremendo. En mitad de la tercera ola y vamos al Congreso solo para los temas que interesan a los partidos del Gobierno. Y el ministro de Sanidad sigue sin venir a dar explicaciones cuando las cifras son escandalosas”, reprochaban.

Foto: Rafael Ribó. (EFE)

El PP seguirá trasladando la idea —con iniciativas parlamentarias y a través de los principales portavoces— de que la situación de Illa es “insostenible” compatibilizando su candidatura a los comicios catalanes con la cartera más importante en estos momentos por la crisis sanitaria. Los reproches a un ministro que atiende a su responsabilidad “a tiempo parcial” continuarán a la espera de conocer la decisión de Illa, que seguramente se mantenga al frente del ministerio al posponerse las elecciones.

La vicepresidenta Carmen Calvo ironizaba ayer en una entrevista en TVE sobre si el ministro continuaría en el cargo aunque las elecciones no fueran el 14 de febrero: “Creo que el resto de cargos públicos que se presentan a las elecciones se mantendrán en esos cargos a pesar de que la convocatoria se aplace”. Dejaba entrever, por tanto, que la intención de Illa es continuar. “No puede estar pensando más en las elecciones que en el virus o en vacunación”, insistía Jaime de Olano, diputado y vicesecretario del PP.

placeholder El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al líder de los populares catalanes, Alejandro Fernández. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al líder de los populares catalanes, Alejandro Fernández. (EFE)

También la diputada y vicesecretaria popular, Ana Pastor, ha sido muy dura con las cifras de la pandemia. “Estamos en un momento crítico de nuevo. Fallecidos, contagiados, ingresos. Solo una esperanza. La vacuna”, decía en redes sociales, exigiendo la urgencia de que el plan de vacunación tenga un objetivo claro: “Administrar todas las dosis disponibles cuanto antes”.

En el PP, consideran esencial que el ministro Illa comparezca también para explicar con claridad los criterios a seguir en el plan de vacunación, “que aún no los conocemos”, dicen fuentes del partido, más allá de los grupos de población creados. El primer partido de la oposición critica también que no se hayan puesto todos los medios disponibles a trabajar en el mismo objetivo: vacunar a todos los ciudadanos en el menor tiempo posible.

Foto: El vicepresidente del Govern en funciones de presidente, Pere Aragonès (d), y el ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

También el líder de los populares volvió a criticar al Gobierno por su "falta de liderazgo" en esta tercera ola. Pablo Casado volvió a insistir en que “no podemos acostumbrarnos a cifras como 400 muertes diarias”, reiterando que el estado de alarma por seis meses (hasta mayo) obliga al Ejecutivo “a liderar una respuesta coordinada para que todas las medidas sean eficaces”. Y lo hizo con un doble aviso: las comunidades no pueden estar solas en el plan de vacunación, dijo, como tampoco en las decisiones que atañen a confinamientos perimetrales. “Tienen sus datos y el PP siempre va a defender las medidas que se tomen con datos científicos y clínicos. Pero dónde está el Gobierno para decir que tienen que haber coordinación y respuesta preventiva”, zanjó.

Para el PP, la candidatura de Illa al frente del PSC “ha descontrolado” la gestión de la pandemia y avanzan que su oposición a que compatibilice ambas tareas será continua hasta que tome una decisión. En los próximos días, incrementarán la presión en el debate político y, a pesar del aplazamiento, Casado continuará con sus visitas semanales a Cataluña para apoyar a su candidato, Alejandro Fernández. Este jueves, de hecho, estará en Girona.

Rey Don Juan Carlos CGPJ
El redactor recomienda