Datos de movilidad para detectar los puntos calientes de la nueva variante en España
  1. España
Viajes desde Reino Unido

Datos de movilidad para detectar los puntos calientes de la nueva variante en España

Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Barcelona y Alicante son, por ese orden, las provincias con mayor número de viajeros procedentes de Reino Unido detectados

placeholder Foto: Camiones bloqueados en Dover (Reino Unido) por el cierre de la frontera de Francia con el país, el 23 de diciembre. (EFE)
Camiones bloqueados en Dover (Reino Unido) por el cierre de la frontera de Francia con el país, el 23 de diciembre. (EFE)

Este fin de semana, España confirmó que la variante de coronavirus detectada en Reino Unido hace poco más de una semana ha cruzado las fronteras de nuestro país. Francia, Alemania o Japón ya habían descubierto contagios de este tipo en su territorio cuando la Comunidad de Madrid advirtió su presencia en, al menos, cuatro personas, a las que podrían sumarse otros tres afectados en los próximos días.

"Quiero hacer una llamada de tranquilidad. Lo único que sabemos de esta variedad es que es más transmisible, no que sean casos clínicos más graves", afirmaba el sábado en rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero. Dos días más tarde, también la Consejería de Salud y Familias de Andalucía ha confirmado los cinco primeros casos de coronavirus en la nueva variante británica, en cinco personas que habían regresado de Reino Unido en los últimos días. Otros cuatro están en estudio, todos ellos con buena evolución clínica.

Foto: Viandantes pasan junto a un anuncio del Gobierno británico sobre el coronavirus. (EFE)

Poco a poco, va llegando más información, pero ¿cuál es el volumen de personas que ha llegado desde Reino Unido en las últimas semanas? Los datos de Kido Dynamics ofrecen una aproximación sobre la magnitud de estos movimientos. Según su análisis, las antenas de telefonía móvil han detectado la presencia de dispositivos procedentes de Reino Unido en algo más de 42.000 ocasiones desde que comenzó el mes de diciembre hasta el día 21, cuando el Gobierno restringió los vuelos a los no residentes. Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Barcelona y Alicante son, por ese orden, las provincias con mayor número de viajeros procedentes de Reino Unido detectados.

Hay que tener en cuenta que algunos de estos dispositivos han podido ser detectados más de una vez, por lo que el número real de personas sería inferior: "Contamos a todos los usuarios que hayan aparecido en algún momento del día en un área, por lo que lugares céntricos concentran a mucha gente. Es decir, una misma persona contará en todos los municipios o distritos por los que haya tenido una estancia", explican desde Kido Dynamics. La empresa realiza además su propia distribución geográfica, agrupando distintas zonas allí donde las antenas de telefonía no son suficientes para cubrir una muestra válida.

Las cifras son aproximadas, pero permiten apuntar cuáles son las zonas donde la presencia de la nueva variante es más probable, teniendo en cuenta solo el factor de la movilidad. Kido Dynamics cuenta con la información de una operadora de telefonía que cuenta con suficiente cuota de mercado (entre un 25% y un 30%) para extrapolar sus datos al total de la población. Además, distinguen entre turistas o residentes a partir de los datos de 'roaming'. Si un teléfono inglés se conecta mediante 'roaming' a la red, se contabiliza como turista, mientras que para los nacionales se detecta cuándo se ha hecho 'roaming' en una red exterior y de qué país era esa red.

"No estamos en los teléfonos de la gente, sino en las antenas de la red: lo que obtenemos son metadatos del uso de la red, nunca el contenido. Vemos las huellas que dejan los móviles en la red, pero nunca su actividad directa, ni sabemos nada del usuario en particular", aclaran desde la empresa. "Esto es claramente mucho menos intrusivo que las 'apps' que se instalan en el móvil y recogen los datos GPS", añaden.

En el ámbito de municipio o distrito, según la delimitación de la empresa que ha recopilado los datos, dos zonas en Adeje y Arona, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, han registrado el mayor volumen de llegadas: más de 2.000 en lo que va de mes. Y prácticamente todas estas llegadas se atribuyen a turistas. La política de las islas habría podido frenar un posible coladero, ya que desde el 30 de octubre, para ser admitido en un hotel, apartamento o vivienda turística, Canarias obliga a los turistas a presentar un test PCR o una prueba de antígenos negativa realizada como mucho en las 72 horas previas a la llegada. Desde el 23 de noviembre, esta exigencia se da asimismo a nivel nacional según el nivel de riesgo del país de procedencia. El día 21, el Gobierno anunció que reforzaría estos controles para los pasajeros procedentes de Reino Unido.

Los primeros camioneros españoles comienzan a llegar a casa

El incremento de casos en el sureste de Reino Unido asociado a esta variante se remonta, no obstante, a principios de octubre. La transmisión de la misma en distintos países, a pesar de las restricciones aplicadas en cada uno, podría haberse dado al menos desde entonces. Aunque las autoridades británicas han indicado que esta versión puede ser hasta un 70% más eficaz en la transmisión, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) advertía de que aún es pronto para admitir que el incremento de casos esté relacionado con la misma. "Esta nueva variante ha surgido en una época del año en que tradicionalmente hay más movimientos e interacciones familiares y sociales", indicaba el organismo a principios de la semana pasada.

La información sobre si los móviles detectados son de turistas o de españoles que han llegado desde Reino Unido estos días refleja que en algunos puntos costeros de Canarias, Andalucía, Alicante o Murcia la proporción de turistas es muy significativa, mientras que en el resto del país el grueso de los movimientos está relacionado con ciudadanos españoles. Las provincias del interior registran menos movimientos, si bien no se detectó ninguna llegada en varias zonas en las que, en suma, reside algo más del 20% de la población.

Foto: Análisis de una muestra en un laboratorio. (Reuters)

Los datos de movilidad son importantes para predecir la expansión del virus o determinar por dónde ha pasado, pero no lo explican todo. Las medidas restrictivas que cada región impone, entre otras variables, juegan también un papel importante en la transmisión. Por ello, no debe entenderse que allí donde han viajado más personas procedentes de Reino Unido habrá necesariamente más infectados con la nueva variante, aunque sí que aumentan las probabilidades.

La empresa comparte esta información con SeqCOVID, un proyecto de investigación de epidemiología genómica para comparar diferentes genomas del virus y poder así rastrear el camino que este ha ido trazando. Fernando González, científico del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas del centro mixto del CSIC y la Universidad de Valencia, e Iñaki Comas, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Biomedicina de Valencia, lideran este proyecto.

"Los datos de movilidad de Kido Dynamics nos sirven para dos cosas: conocer los posibles 'puntos calientes', donde es más probable encontrar casos importados de la nueva variante, y, posteriormente, cuando tengamos la información suficiente sobre la frecuencia de esa variante en esas y el resto de zonas del país, para comprobar la eficiencia del modelo predictivo y afinar en el análisis de la movilidad del virus en nuestro país, dado que esa variante es fácilmente identificable", explica González a El Confidencial. Y lo que se va sabiendo encaja con los datos. Además de los ya confirmados en Madrid y Andalucía, "en Valencia tenemos sospechas que estamos analizando, en Cataluña también tendrán, y en Canarias, donde tienen menos potencial, en cuanto puedan se darán cuenta de que tienen casos con alta probabilidad", apunta González.

Foto: Trabajos en el laboratorio. (EFE)

El experto advierte, sin embargo, de que "no está claro científicamente hablando si la variante es mucho más transmisible. Los datos son todavía insuficientes". Para saber hasta qué punto esta versión ha calado en el país y si es la causante de un aumento en la incidencia, habrá que esperar "varias semanas". González explica que será necesario hacer un buen muestreo aleatorio y por tanto representativo que determine cuántos casos de esa variante hay respecto al total. "Los únicos con datos suficientes son los ingleses, pero hay que ver si el patrón se reproduce fuera de Inglaterra", donde además, cuenta, el incremento de casos no ha afectado a todo el país.

"La alerta es clara, pero la alarma todavía no", insiste González, que a título personal opina que lo que ha pasado no puede desligarse de la situación política en Reino Unido: "Es una derivada nada científica, pero que no se puede obviar del todo", considera.

Este fin de semana, España confirmó que la variante de coronavirus detectada en Reino Unido hace poco más de una semana ha cruzado las fronteras de nuestro país. Francia, Alemania o Japón ya habían descubierto contagios de este tipo en su territorio cuando la Comunidad de Madrid advirtió su presencia en, al menos, cuatro personas, a las que podrían sumarse otros tres afectados en los próximos días.

Reino Unido Coronavirus
El redactor recomienda