El 55% de los españoles prefiere esperar a conocer los efectos antes de vacunarse
  1. España
La vacuna causa recelos

El 55% de los españoles prefiere esperar a conocer los efectos antes de vacunarse

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publica la segunda oleada del Estudio especial sobre las consecuencias y efectos del coronavirus en la población española

Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

¿Qué consecuencias y efectos ha tenido el coronavirus en nuestras vidas? El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publica hoy la segunda oleada del estudio especial sobre este asunto, en el que se refleja que las vacunas contra el coronavirus siguen causando recelos entre la población, a pesar de los prometedores resultados ante el virus que han anunciado las farmacéuticas Pfizer, Moderna y Oxford-AstraZeneca.

El 55,2% de la población preferiría conocer los efectos de la vacuna antes de ponérsela, mientras que un 8,4% no estaría dispuesto a vacunarse en ningún caso. Solo un 32,5% de los encuestados sí que declara estar preparado para recibir las dosis del antídoto "inmediatamente", un porcentaje que crece hasta el 37,9% en el caso de que se pusiera en riesgo a un familiar o bajo recomendación médica. Un 16,7% seguiría negándose a recibir una vacuna en ese caso.

Foto: Reino Unido ha aprobado la vacuna de Pfizer antes que la suya propia. (EFE / EPA)

Sin embargo, entre aquellos que dicen querer esperar a conocer los efectos que tiene la vacuna antes de ponérsela, hay casi un 60% (59,6%) que se vacunaría "inmediatamente" si se la recomendara su médico por su historial clínico o por el riesgo de contagiar a algún familiar cercano. Un 26,2%, por otro lado, no se vacunaría aunque fuera por recomendación médica.

La encuesta, que se realizó entre el 23 y el 26 de noviembre, se ha basado en una muestra de 2.131 entrevistas a personas mayores de 18 años en 872 municipios y 50 provincias de España. En el primer estudio se conoció, entre otras cosas, que el 58,4% de los españoles ha pensado, en algún momento, que puede ser víctima mortal de la pandemia y que en los últimos nueve meses un 54% ha acudido al psicólogo debido a su estado de ánimo y a su situación emocional.

A una amplia mayoría de la población (casi un 92%) le preocupa mucho o bastante la pandemia del coronavirus que se está viviendo en España y más de la mitad cree que su familia directa se está viendo muy o bastante afectada por la crisis (56,1%), especialmente en sus relaciones y las formas de vivir.

En este caso, los encuestados también destacan como factores importantes los aspectos emocionales, que adelantan a los laborales y los económicos.

Foto: Foto: Reuters/Javier Barbancho.

El impacto del coronavirus en nuestra salud mental es algo que se deja notar también en esta encuesta, en la que se muestra que la pandemia está provocando que nos sintamos más intranquilos, agobiados, ansiosos, desilusionados o asustados que antes.

¿Problemas de convivencia?

Un 9,5% de los españoles hemos cambiado en estos tiempos nuestra situación de convivencia, en mayor medida debido a motivos personales (como separaciones, preferir vivir solo, nacimiento o fallecimiento de un familiar) o por motivos de trabajo; y solo un 8,7% de las personas han cambiado en los últimos tiempos su residencia, en la mayoría de los casos por motivo de trabajo o estudio o por haber encontrado una vivienda con mejores condiciones de habitabilidad.

Durante estos meses, desde marzo hasta ahora, hemos tenido más situaciones tensas o discusiones con la familia (un 22,2% así lo afirma), mientras que un 9,1% señala que no ha tenido más conflictos que antes. Un 15,2% admite que ha llegado a discutir a gritos, mientras que la mayoría (un 78,3%), niega que haya alzado el tono de voz durante los conflictos en el hogar.

Foto: Una pareja de L'Hospitalet (Barcelona). (EFE)

Además, cobra especial relevancia el comportamiento y la actitud que hemos observado en los más pequeños de la familia. Un 48,3% de los encuestados han notado en los niños durante el confinamiento una tendencia a engancharse más que antes a las tecnologías, además de sentir que se aburrían (un 45,1%) o un incremento de estrés o ansiedad (26,3%). Las consolas y la tecnología en general son las protagonistas de las inquietudes de los padres y abuelos hacia los más pequeños tanto durante el confinamiento como después, una vez que comenzó la desescalada del verano.

Responsabilidad individual o multas

Aunque casi ocho de cada 10 personas no confíen en la responsabilidad individual y crean necesario medidas impositivas como sanciones o multar para asegurarse de que se cumplen las medidas y las restricciones contra el coronavirus (como el distanciamiento social en lugares públicos), a la hora de endurecer las sanciones la sociedad está dividida entre un 49,4% que cree que hay que ser más severo y un 42,2% que cree que no es necesario.

El 86%, preocupado por las residencias

El 86% de la población española está bastante o muy preocupada por la situación actual en las residencias de mayores ante el coronavirus.

Aunque el 80,8% de los preguntados no tiene a ningún familiar o persona cercana en esos centros, el 20,7% teme que se contagien con los brotes, al 16,3% les preocupa su aislamiento y soledad, al 11,5%, la falta de coordinación de las residencias con los centros de atención primaria y los hospitales y al 10,7% la falta de personal.

A pesar de esa preocupación, solo el 5,1% ha sacado, o conoce a alguien que lo ha hecho, a su familiar de una residencia de mayores. En cuanto a si deben ser intervenidos estos centros, hay una mayoría que apoya esa opción, pero no concuerdan en quién sería el responsable de hacerlo. El 28,1% cree que lo deben hacer las comunidades autónomas, el 26,4% el Estado y el 11,1% los ayuntamientos, frente a un 13,1% que pide la intervención de cualquier nivel de gobierno.

Coronavirus Pandemia Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)
El redactor recomienda