El rey Juan Carlos compró 3 escopetas de caza de 34.000€ con dinero suizo en 2018
  1. España
en una armería del país vasco

El rey Juan Carlos compró 3 escopetas de caza de 34.000€ con dinero suizo en 2018

Nuevos documentos revelan que el monarca usó dinero de la Fundación Zagatka para adquirir tres armas exclusivas de titanio en una fábrica de Elgoibar hace apenas dos años

placeholder Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

El rey Juan Carlos sacó 102.000 euros de la sociedad en que presuntamente ocultaba una fortuna millonaria, Fundación Zagatka, para comprar tres escopetas de caza en una armería del País Vasco. La adquisición se produjo en 2018, cuatro años después de renunciar al trono, y en ella participó uno de los supuestos testaferros del monarca, el abogado suizo Dante Canonica, investigado por la Fiscalía del cantón de Ginebra por el blanqueo de capitales del entorno del Rey emérito en su territorio.

Documentos a los que ha tenido acceso este diario acreditan la operación, que se sumaría a otras adquisiciones y pagos de Juan Carlos I con los fondos de origen opaco que escondía en bancos suizos. El primer indicio es una factura de la empresa Kemen Sport, con sede en Elgoibar (Guipúzcoa) y que se presenta como “maestros artesanos de la armería”, que fue emitida el 18 de junio de 2018, hace apenas dos años. El apunte recoge la venta de tres escopetas “superpuestas”, modelo Eder Titanio, de calibre 12 y 72 centímetros de cañón, valoradas cada una en 33.878 euros.

placeholder

Según especifica el fabricante en su página web, se trata de un modelo exclusivo que “combina artesanía y modernidad” y está construido con “uno de los materiales más resistentes sobre la tierra: titanio”, aunque con varias de sus piezas “minuciosamente labradas a mano” por sus propios artesanos. “Es capaz de soportar pruebas de resistencia superiores a los 100.000 tiros”, asegura la empresa, una de las más prestigiosas del sector.

La descripción debió de seducir a Juan Carlos I, aficionado a la caza desde que era niño, porque ordenó la compra de tres ejemplares idénticos. Sin embargo, su nombre no aparece en la operación. En la factura de Kemen, figura como cliente su primo Álvaro de Orleans-Borbón, administrador de Zagatka desde que la mercantil fue constituida en Liechtenstein en 2003. El importe total de las tres armas, 101.636,37 euros, fue abonado a la armería por este familiar del Rey emérito mediante una triangulación de transferencias bancarias.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

En concreto, los fondos salieron en un primer momento de una cuenta personal de Álvaro de Orleans en el banco Julius Baër. Sin embargo, según prueba un segundo documento en poder de El Confidencial, su secretaria envió el 25 de junio de 2018 una orden de pago al despacho del abogado Dante Canonica, encargado de la gestión legal de Zagatka, para que procediera al reembolso de los 101.636,37 euros adelantados por Álvaro de Orleans con dinero de la fundación.

En ese momento, Zagatka tenía los fondos en la cuenta 52549500 de Lombard Odier. La solicitud de pago fue enviada por fax. En la parte inferior de la orden, consta la firma de Álvaro de Orleans, que redondeó la cantidad hasta los 102.000 euros. El documento también especifica que la operación correspondía al pago de la “factura Kemen Sport n.83”, la numeración que la empresa de Elgoibar dio a la factura de las tres escopetas.

placeholder

Fuentes próximas a las diligencias, que desde el pasado julio también están en manos de la Fiscalía del Tribunal Supremo, confirman que el destinatario de estas tres armas, con números de serie consecutivos, fue Juan Carlos I, y destacan la proximidad de la fecha. En el momento de la transacción, hacía ya cuatro años que el monarca había dejado de ser inviolable. Una cacería en Botsuana precipitó precisamente en 2012 el final de su reinado. En el pasado, ya había protagonizado escapadas a otros países para practicar esa afición. Los documentos apuntan ahora a que siguió cazando al menos hasta 2018, al tiempo que se volcaba en la vela, su otra gran pasión.

La compra de las armas se sumaría a otras salidas de fondos de la fundación en el mismo periodo para sufragar otros gastos personales del exjefe del Estado, como vuelos en aviones chárter, estancias en hoteles y presuntas disposiciones de efectivo. Como reveló El Confidencial, Juan Carlos I utilizó hasta ocho millones de euros de Zagatka, entre 2008 y 2018, para costear facturas de vuelos privados al Caribe, Canadá, Estados Unidos y Oriente Medio. El histórico de las cuentas de la sociedad instrumental también recoge constantes retiradas de billetes en cajeros.

El rey Juan Carlos sacó 102.000 euros de la sociedad en que presuntamente ocultaba una fortuna millonaria, Fundación Zagatka, para comprar tres escopetas de caza en una armería del País Vasco. La adquisición se produjo en 2018, cuatro años después de renunciar al trono, y en ella participó uno de los supuestos testaferros del monarca, el abogado suizo Dante Canonica, investigado por la Fiscalía del cantón de Ginebra por el blanqueo de capitales del entorno del Rey emérito en su territorio.

Rey Don Juan Carlos Fiscalía Anticorrupción Fiscalía General del Estado Suiza Zarzuela Caza Botsuana Blanqueo
El redactor recomienda