CAZADO POR USAR SOCIEDADES

Bayona, el milagro del cine español, también cae ante Hacienda por el fraude del artista

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña da la razón al fisco, que cazó al cineasta por usar una sociedad sin personal para pagar menos impuestos que por IRPF

Foto: Juan Antonio Bayona con Danny De Vito. (EFE)
Juan Antonio Bayona con Danny De Vito. (EFE)

Juan Antonio Bayona, el director español más taquillero, el elegido por Spielberg para Jurassic World, se ha unido a la lista de ilustres cazados por Hacienda. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decidió el pasado 10 de junio desestimar su reclamación contra la Agencia Tributaria, que lo había cazado por usar una sociedad sin personal para cobrar sus trabajos y así tributar hace una década la mitad de lo que le correspondería por IRPF.

Películas la Trini es la sociedad que usaba Bayona para cobrar sus trabajos. El director de cine, nacido en Barcelona en 1975 y que ha triunfado en Hollywood con películas como 'Lo imposible' o 'Un monstruo viene a verme', fue cazado por Hacienda, que consideraba que en los ejercicios 2008, 2009 y 2010 se había ahorrado así 99.600 euros en impuestos. En 2017, el Tribunal Económico Administrativo de Cataluña dio la razón al fisco y el cineasta recurrió a la justicia ordinaria.

Es en esos momentos cuando se conocen los casos de Hacienda contra los artistas, que ha cazado a Fernando Tejero, José Luis Gil y Paz Padilla ('La que se avecina'), al exministro Màxim Huerta, al presentador Jesús Vázquez, a periodistas como Antonio Lobato, Nuria Roca o Ernesto Sáenz de Buruaga. Todos usaron sociedades para cobrar sus retribuciones y así pagar menos impuestos y Hacienda los ha perseguido cuando la sociedad no tenía medios materiales y, además, no pagaba un salario de mercado a su dueño. Además de actores y cineastas, cayeron por lo mismo abogados y médicos.

En el caso de Bayona, según relata la sentencia del TSJ, "la inspección entendió que la cesión de derechos de autor por parte del señor García constituía una simulación, si bien más tarde entendió que se trataba de una operación vinculada indebidamente valorada". Eso supuso una victoria de la defensa. La sociedad fue creada en 2008 en el domicilio del cineasta, que tenía todas las acciones y era administrador. "Los ingresos percibidos por la sociedad lo han sido por dos conceptos: principalmente a través de productoras y medios audiovisuales de los servicios de dirección cinematográfica prestados por el socio único, el señor Bayona, y, en menor medida, de la SGAE", por la cesión de derechos de propiedad intelectual.

J. A. Bayona, en un estreno en Londres. (Reuters)
J. A. Bayona, en un estreno en Londres. (Reuters)

El 22 de octubre de 2008, siempre según la sentencia, Bayona cedió gratuitamente a la sociedad los derechos de sus obras. La empresa, que hasta entonces se llamaba Spongeman —su primera película se tituló 'El hombre esponja'—, gestionaba todo sin personal contratado. García Bayona es "el único medio humano con el que cuenta la actora para el cumplimiento de sus fines". La Agencia Tributaria entendió que en el uso de una sociedad "no hay valor añadido". En esos casos, Hacienda reduce lo que ha pagado por sociedades la empresa y lo carga al IRPF del dueño, que normalmente tributa el doble. La empresa pasa a tributar menos y el socio mucho más. La sociedad pagó a Bayona 47.87 euros en 2008 y 60.000 euros en 2009 pero Hacienda cree que debían ascender a 321.556 euros el primer año y 192.217 el segundo.

"Falta de medios"

La sección primera de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña destacó el pasado 12 de junio "la falta de medios materiales y humanos de la mercantil actora, a excepción de los servicios prestados por el socio García Bayona y los derechos de autor por él cedidos gratuitamente". Y considera que el único fin de usar una sociedad era tributar menos. "La interposición de la sociedad para facturar y cobrar, sea los servicios de la persona física, sea los derechos de autor, resulta carente de causa". Por eso desestima el recurso de Bayona y le condena en costas.

El uso de personal es clave para salvar con éxito estas inspecciones. María Teresa Campos, por ejemplo, fue de las pocas que logró ganar a Hacienda pero porque tenía una productora que sí tenía contratado personal (sus hijas, por ejemplo). La defensa de Bayona no quiso comentar la noticia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios