ATAQUES AL PSOE "POR NEGOCIAR" Y AL PNV

Casado y Arrimadas reivindican su "coalición imprescindible" frente al "blanqueo de Bildu"

Los dos dirigentes comparten por primera vez un acto político en Gernika y lanzan la coalición para los "avergonzados" con el PSOE por negociar con Bildu y como antídoto al nacionalismo

Foto: Pablo Casado e Inés Arrimadas junto al candidato de su coalición, Carlos Iturgaiz. (EFE)
Pablo Casado e Inés Arrimadas junto al candidato de su coalición, Carlos Iturgaiz. (EFE)

Era una de las imágenes más esperadas de la campaña vasca. Pablo Casado e Inés Arrimadas arroparon al candidato de su coalición en Euskadi, Carlos Iturgaiz, este domingo ante el árbol de Gernika. Un lugar elegido minuciosamente “como símbolo del compromiso con la Constitución” para lanzar la primera alianza entre PP y Ciudadanos de cara a las elecciones del 12 de julio en Euskadi.

En el acto central de la campaña, cuando solo quedan siete días para los comicios, los líderes de las dos formaciones coincidieron en un mismo escenario para reivindicar una coalición “necesaria e imprescindible” para que “ningún voto constitucionalista se pierda” y arengar a sus simpatizantes a acudir a las urnas: “A todos los que piensan en quedarse en casa porque nada va a cambiar, les decimos que pueden cambiar muchas cosas”.

Después de un tradicional aurresku, Iturgaiz tomó la palabra —primero en euskera y después en castellano— para reiterar el “compromiso de la coalición con la defensa de las libertades y el futuro de Euskadi” frente a las formaciones nacionalistas y especialmente la gestión del PNV. La líder de Ciudadanos, justo a continuación, no dudó en responder a las “desafortunadas declaraciones” del presidente de este partido, Andoni Ortuzar, que ayer mismo aseguró ver “sonrojante” la convocatoria de PP y Cs frente al árbol de Gernika, “que con gusto talarían”, asegurando que sería conveniente un detector de metales para evitar que llegaran “con una motosierra”.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas en Gernika este domingo. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas en Gernika este domingo. (EFE)

“Aquí la verdadera motosierra es el plan Ibarretxe y el estatuto infame que están negociando con Bildu”, contestó Arrimadas, insistiendo en que “en la vida hay que ser valientes”, y pidiendo que para el 12 de julio “nadie se equivoque de camino” al decidir “en qué lado de la historia hay que estar”. “En Euskadi se puede estar con los que durante años miraban debajo del coche antes de llevar a sus hijos al colegio o con los que blanquean a Bildu”, aseguró la dirigente naranja en un claro ataque también al Partido Socialista de Euskadi, y llamando a los electores constitucionalistas “decepcionados con los pactos del PSOE y el partido de Otegi”. “Esta es la casa también de aquellos que se sienten defraudados”, repitió una y otra vez la dirigentes naranja.

También Pablo Casado, que cerró el acto central de la coalición, insistió en la misma idea asegurando que esta alianza defenderá a “quienes se sienten avergonzados con las negociaciones de Pedro Sánchez y los batasunos”, igual que aquellos que creen que el PNV puede representar sus ideas y valores del centro derecha, pero que luego sostienen “al Gobierno más radical de la democracia con ministros comunistas”. Afirmó que la coalición PP+Cs —la marca con la que acuden a los comicios— es “la garantía del futuro para próximas generaciones”, y volvió a defender “el gigante moral” que es el candidato de ambos.

Casado también puso el foco en la experiencia de Iturgaiz como eurodiputado durante 15 años, ahora que las ayudas europeas van a marcar un antes y un después en la recuperación económica de España tras la crisis del coronavirus. Precisamente, la próxima semana tendrá lugar el consejo europeo que confirmará el reparto de fondos entre países miembros. “Iturgaiz conoce a los primeros ministros de Europa, ha negociado durante mucho tiempo y puede negociar las ayudas a la industria vasca y a la recuperación del tejido productivo del País Vasco. Esto no se puede hacer con la pequeña política. Hace falta un proyecto ambicioso”, lanzó contraponiendo la capacidad que a su juicio tendrá el PNV solo con sus negociaciones a nivel nacional. “No podemos dejar que los recursos de Europa sirvan para pagar prebendas a aquellos que hicieron posible la investidura”, repitió Casado.

Los dos dirigentes se volcaron durante las intervenciones en un homenaje y reconocimiento público al PP vasco y, especialmente, a aquellos como el candidato, “que durante años se jugaron la vida por proteger a la de los demás”. Casado no dudó en repetir que si “ETA ya no mata es por el constitucionalismo” y puso el foco en la importancia de que la coalición que representan salga fuerte de la prueba electoral del 12 de julio a la que, por ahora, las encuestas no garantizan un gran resultado.

Acto central de campaña de la coalición PP+Cs en Gernika. (EFE)
Acto central de campaña de la coalición PP+Cs en Gernika. (EFE)

Arrimadas, que este fin de semana reapareció en la vida pública tras su embarazo, insistió en que la unión de su partido y el PP tiene el objetivo de que “nadie sienta que no tiene representación”, dejando claro que en Euskadi “el constitucionalismo no tiene techo”. Puso el ejemplo de Cataluña, recordando que cuando Ciudadanos nació hace años en aquella comunidad era “impensable” que algún día fuera a ganar unas elecciones, las de 2017 que precisamente ella encabezaba. “Y fue posible porque el constitucionalismo se unió. Ganamos en las calles y luego en las urnas. Así que en Euskadi también es posible. No dejemos que se pierda ningún voto. Un país unido es un país más fuerte y no dejaremos que se utilicen las instituciones del Estado para atacar al Estado”.

Los líderes de ambas formaciones se agradecieron mutuamente el esfuerzo por sacar adelante la alianza, dejando a un lado las diferencias entre partidos, y alumbrando la primera coalición preelectoral de ambos que Arrimadas considera “buena para Euskadi y para España”. Gran parte de la plana mayor de los dos partidos acudieron al acto. En el PP, además del secretario general, Teodoro García Egea, estuvieron Javier Maroto y todos los grandes dirigentes del PP vasco, como su presidenta, Amaya Fernández o Iñaki Oryazábal, que también dirige la campaña. También la cúpula del partido naranja estuvo junto a su presidenta, como José María Espejo o Edmundo Bal, además de Melisa Rodríguez o el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios