ARREMETE TAMBIÉN DURAMENTE CONTRA EL PSE

Iturgaiz intenta agitar la campaña y carga contra el PNV y su "asfixia": "Te invitan a irte"

Eleva el tono de denuncia al llegar la campaña a su ecuador y acusa a los nacionalistas de "imponer un régimen de ahogamiento a quienes no piensan como ellos" que el PSE "tolera y acelera"

Foto: Pablo Casado escucha a Carlos Iturgaiz en un acto durante esta campaña electoral. (EFE)
Pablo Casado escucha a Carlos Iturgaiz en un acto durante esta campaña electoral. (EFE)

El candidato a lendakari de la coalición que suma al PP y a Ciudadanos, Carlos Iturgaiz, busca agitar la campaña electoral cuando llega ahora a su ecuador al elevar el tono de la denuncia contra el PNV por su actitud identitaria. Así, ha acusado a la formación ‘jeltzale’ de "imponer una única forma de pensar", de dividir a la población en “vascos de primera y de segunda”, de tratar a los ciudadanos como “súbditos”, de "asfixiar y ahogar" a las personas que "no piensan como ellos" y de pretender incluso que “te vayas [de Euskadi] si no eres de ellos”

Son unas de las numeras imputaciones identitarias que Iturgaiz ha achacado al PNV dentro de una conducta de la que hace partícipe igualmente al PSE-EE, a quien acusa de “tolerar y acelerar” la “imposición nacionalista” de la formación ‘jeltzale’.

"Si no eres de ellos, te invitan a que te vayas. Nos tratan como súbditos y su comportamiento impone un silencio impropio de una democracia", denuncia

El aspirante de PP y Cs a lendakari ha elegido de forma estratégica el Puente Colgante de Portugalete para llevar a cabo esta retahíla de reproches y acusaciones contra el PNV y el PSE-EE por ser la localidad natal de Patxi López, el único presidente vasco no nacionalista de la democracia, y que llegó al poder gracias al acuerdo alcanzado entre socialistas y populares. “Aquí fue donde por primera vez el constitucionalismo se unió para detener al nacionalismo. Aquí demostramos lo que somos capaces de hacer cuando vamos unidos. Pero aquí también se ha mostrado cómo el PSOE ha decidido abandonar el camino de la moderación constitucionalista y entregarse al seguidismo nacionalista”, ha censurado.

De ser alternativa al PNV, Iturgaiz acusa al PSE-EE de ser cómplice de una formación que “ha instalado de facto un sistema de partido único en el que sólo existen los nacionalistas y sus palmeros”. Por ello, se ha reivindicado como la “única resistencia y freno” a la “espiral” en la que se encuentran ambos partidos.

En sus duras acusaciones vertidas contra la formación del lendakari y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu, de cara a las elecciones autonómicas del día 12, el dirigente popular ha denunciado que el PNV “ha instalado un régimen de asfixia y ahogamiento a todos los que no piensan como ellos”, a quienes “invita” a abandonar el País Vasco. “Impone una única forma de ser vasco: la del PNV. Y si no eres de ellos, te invitan educadamente a que te vayas. Se cree dueño del País Vasco, nos trata como súbditos, y su comportamiento impone un silencio impropio de una democracia”.

“El PNV tiene anestesiada a la sociedad vasca gracias a su red clientelar de chiringuitos y subvenciones públicas. El PNV funciona en el País Vasco como un Gran Hermano que te vigila permanentemente y te dice cómo tienes que saludar, a quién dar la mano, o te indica incluso los metros que debe tener tu cocina [en alusión al nuevo Decreto de Habitabilidad que obligará a las nuevas viviendas a contar con un mínimo de siete metros en este espacio]”, ha proseguido en su censura.

"El PNV ya no habla de RH negativo, pero son los mismos de siempre: no toleran ideas que no sean suyas, creen que hay vascos de primera y segunda"

Las críticas también apuntan a que la formación nacionalista “impone su callejero, te sugiere cómo callar ante sus corruptelas o cómo demonizar al resto de formaciones que no compartimos su modus operandi”, lo que hace que “no haya espacio que el PNV no haya conquistado con su ideología”, caso de la educación, el empleo público, la estructura de la Administración o la radiotelevisión pública.

Ahora que han quedado atrás los tiempos de Xabier Arzalluz y Juan José Ibarretxe, el candidato del PP ha afirmado que el PNV “quiere hacer creer que ha cambiado” porque “ya no habla de RH negativo ni de esas cosas”, pero ha alertado de que “por mucho que emplee un discurso suave son los mismos de siempre, los que no toleran ideas que no sean suyas, los que creen que hay vascos de primera y vascos de segunda”.

Y lo “peor de todo” –ha continuado– es que “el PSOE se ha creído o ha querido creerse esa pantomima” con tal de gobernar de la mano de los nacionalistas en el Gobierno vasco y en las principales instituciones de la comunidad. “El PSOE prefiere tocar poder con el PNV que ser fiel a sus ideas”, ha recriminado a los socialistas. Por ello, se ha dirigido a los votantes del partido de Idoia Mendia que “rechazan la compra por parte del PNV del silencio socialista” para que apuesten por la coalición que integran el PP y Ciudadanos por representar “la moderación, la buena gestión y la defensa de la Constitución que esta tierra necesita”.

Las críticas hacia al PNV y el PSE están acompañando a Iturgaiz a lo largo de una campaña que se está desarrollando sin excesivo ruido y sin grandes sobresaltos, y donde las cuestiones de tinte identitario o soberanista están en un segundo plano ante la urgencia económica o social derivada de la crisis sanitaria del coronavirus y la posible conformación de un tripartito de izquierdas que sume al PSE, EH Bildu y Podemos en el debate político. En este escenario, al elevar el tono de denuncia, el candidato popular intenta alterar el desarrollo de la campaña y marcar la agenda política cuando se adentra en la segunda y última semana de cara a los comicios del 12-J, a los que Iturgaiz concurre con los sondeos en contra, ya que vaticinan una importante caída a los populares.

Iturgaiz achaca los titubeos y la pérdida de hilo en un acto a los insultos y a las "acusaciones falsas con bulos mezquinos que se lanzaron hace 20 años"

Sus acusaciones, vertidas en un acto en el que ha estado acompañado de la vicepresidenta de Organización del PP y presidenta del partido en Navarra, Ana Beltrán, alineada en la corriente más dura contra el nacionalismo, llegan horas después de que esta mañana Iturgaiz haya alzado la voz en una entrevista en Radio Euskadi contra las “falsedades y bulos mezquinos que se lanzaron hace ya más de 20 años” contra su persona y que continúan a día de hoy, en alusión a la supuesta relación que mantuvo con la novia del concejal popular Miguel Ángel Blanco asesinado por ETA en 1997.

Precisamente, en la reproducción de estas “acusaciones falsas” ha enmarcado sus titubeos y que se quedara en blanco y perdiera el hilo del discurso durante un reciente acto electoral, tal y como se puede ver en un vídeo que está circulando por las redes sociales, y que ha concitado numerosos rumores sobre su capacidad verbal o estado de salud. Ha asegurado que, mientras estaba hablando, una persona le empezó a “insultar, a amenazar, a escupir falsedades y bulos personales míos y de mi familia” con “mentiras” que se repiten en el tiempo. “Y eso es inaceptable”, ha aseverado.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios