Casado y Arrimadas se reúnen para mostrar sintonía y zanjar la guerra de Madrid
  1. España
REUNIÓN ESTA TARDE

Casado y Arrimadas se reúnen para mostrar sintonía y zanjar la guerra de Madrid

La reunión de hoy servirá para repasar las alianzas autonómicas y la coalición en Euskadi. Quieren acabar con cualquier rumor de desencuentro y mostrar el camino a Ayuso y Aguado

Foto: Casado y Arrimadas se reúnen para mostrar sintonía y zanjar la guerra de Madrid
Casado y Arrimadas se reúnen para mostrar sintonía y zanjar la guerra de Madrid

Pablo Casado e Inés Arrimadas mantendrán este viernes por la tarde un encuentro en el que analizarán las consecuencias sanitarias y económicas que está dejando la crisis del coronavirus en España, y compartirán sus impresiones sobre las alianzas que comparten en cuatro gobiernos autonómicos. También estará encima de la mesa la coalición en el País Vasco ante la posible confirmación de una nueva fecha electoral, aunque el encuentro tiene como telón de fondo la tensa situación que atraviesa la Comunidad de Madrid.

Uno de los objetivos compartidos de la cita será trasladar la buena relación que existe entre socios, que tras las elecciones de mayo de 2019 iniciaron una hoja de ruta con pactos en todos los lugares donde populares y naranjas sumaban, aun necesitando el apoyo externo de Vox. Tanto el líder del PP como la de Ciudadanos llevan días insistiendo en la “excepcional relación” que mantienen, destacando en todo momento una “buena sintonía” y “mejor funcionamiento” de sus ejecutivos.

Desde que Arrimadas decidiera apoyar la cuarta prórroga del estado de alarma, marcando perfil propio y distanciándose del PP (que pasó a la abstención advirtiendo de que el siguiente voto sería un no), las teorías sobre posibles crisis en gobiernos autonómicos se dispararon. De ahí que la líder naranja dejara claro a su núcleo duro que había que frenar cualquier tipo de rumor porque la relación con los populares seguía siendo igual de buena y los acuerdos no se verían alterados.

Foto: El baile de contratos con el hotel de Ayuso se cobra una cabeza en la consejería de Cs

Así lo trasladó recientemente a dirigentes de su partido, mientras que hace días, en una entrevista con este diario, ya advirtió de que los gobiernos regionales de PP y Cs se mantienen “fuertes y unidos” —“bastante más que el Gobierno de España”, apuntó sin medias tintas—, aclarando que no corren ningún peligro sino todo lo contrario. En esa misma línea, Casado se ha ido sacudiendo las preguntas sobre si la relación entre ambos se había deteriorado por las estrategias que cada grupo parlamentario mantiene en el Congreso. El líder del PP ha evitado lanzar criticas sobre su socia y también se ha limitado a defender la posición de su formación sin entrar en reproches de ningún tipo con Ciudadanos.

El malestar en ambas direcciones nacionales ha aumentado en los pasados días por la continua polémica en que se ha visto envuelta la Comunidad de Madrid, convertida en el verdadero contrapeso del Gobierno de PSOE y Podemos y que PP y Ciudadanos utilizan como ejemplo de la alternativa. Pero los titulares desde hace días no acompañan el relato. Si las discusiones en el seno del Gobierno regional por la solicitud de pase a la fase 1 en el plan de desescalada no terminaron bien (con la dimisión de la directoral general responsable de Salud Pública incluida), la última polémica en torno al piso en el que se aloja Isabel Díaz Ayuso desde hace dos meses va por un camino todavía peor.

Foto: Del 'error' a la moción de censura: el dúplex de Ayuso envenena la relación de PP y Cs

Fuentes del PP madrileño no esconden su sospecha de que detrás de la “campaña” iniciada contra la presidenta podría estar su socio de gobierno. El punto de inflexión —tras las dudas despertadas por el momento en que ingresó Ayuso en el apartahotel o el bajo precio que consiguió— llegó con la filtración de un contrato de medio millón de euros en el que aparece como adjudicataria la cadena del hotelero Kike Sarasola, la misma en la que se encuentra la líder regional. El empresario negó haber recibido ningún pago de la Administración, mientras que la presidenta tachó de falso el contrato en sí. Los interrogantes sobre quien generó entonces el contrato y lo subió a la página web no se han solventado.

La Consejería de Asuntos Sociales (de la que dependía ese contrato y que está en manos de Ciudadanos) aseguró que se había tratado de un “error humano” y optó por cesar al secretario general técnico del ramo, el encargado de publicar los contratos. Aun así, la presidenta se mostró desconfiada y anunció que abriría una investigación interna en el seno del Ejecutivo regional. Es más, señaló de manera velada que podía haber 'fuego amigo' detrás de la filtración: “Aquí lo único raro que ha habido es un contrato que se ha subido, por cierto mal puesto, que se enteró un periodista y que cuanto se enteró lo descolgaron a unas horas muy extrañas”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su vicepresidente, Ignacio Aguado. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su vicepresidente, Ignacio Aguado. (EFE)

Una situación que alimenta todavía más la guerra —ya no soterrada sino pública— que mantienen los dos socios de gobierno, para enfado de los líderes nacionales. Casado ha evitado entrar en la polémica, defendiendo que el lugar donde se hospede la presidenta pertenece a la “esfera privada” y recordando que la factura de la vivienda la afrontaría de su bolsillo. Tampoco Arrimadas lanzó ningún reproche a Díaz Ayuso ni defendió la postura de su partido a nivel regional, más allá de recordar que las publicaciones de todo contrato se articulan desde el área de Hacienda (gobernada por los populares).

Casado y Arrimadas quieren zanjar los desencuentros de Madrid y apuntalar los otros ejecutivos compartidos, insistiendo en que funcionan bien y en la correcta gestión de la crisis del covid-19. Ese será el objetivo de la reunión de este viernes, que contará con imágenes de ambos exhibiendo esa buena sintonía.

Las órdenes de las direcciones nacionales están claras: Ayuso y Aguado deben enterrar el hacha de guerra y recuperar la iniciativa política y de gestión demostrada en las pasadas semanas y anticipándose incluso, como han hecho otras autonomías, a las decisiones del Gobierno central.

Partido Popular (PP) Inés Arrimadas Pablo Casado Isabel Díaz Ayuso Coronavirus Madrid
El redactor recomienda