VIVIENDA (PP) Y CULTURA O UNIVERSIDADES (CS)

Ayuso sopesa recortar consejerías en verano como 'gesto' de austeridad tras el covid

"Sería un gesto que le permitiría dar ejemplo para afrontar lo más duro de la crisis poscovid y, además, dejar a Vox sin su argumento principal: el del recorte del gasto superfluo"

Foto: Isabel Díaz Ayuso y Marta Rivera, en la reapertura de los Teatros del Canal. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso y Marta Rivera, en la reapertura de los Teatros del Canal. (EFE)
Adelantado en

Los nervios no se terminan de templar en la Comunidad de Madrid. Ahora que Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado parecen haber aparcado sus muchos roces y firmado un armisticio para afrontar la crisis provocada por el covid, la idea de un posible recorte de estructuras en el Gobierno regional como "gesto" de austeridad para afrontar la crisis y la recuperación de septiembre trae de cabeza las consejerías de PP y Ciudadanos, incluso con repercusión en el ayuntamiento, donde fuentes cercanas a los populares dan por seguro que el alcalde se vería "empujado" a imitarla, con recortes en algunas de las seis concejalías que no son de gobierno.

Aunque en el entorno directo de la presidenta y del vicepresidente se asegura que ambos están centrados en la nueva normalidad en que ha entrado Madrid con el fin del estado de alarma y que los cambios "no están ahora sobre la mesa", otras fuentes de los dos partidos consultadas por este medio, tanto en el Gobierno de la comunidad como en la Asamblea, aseguran que la idea de un recorte de consejerías "lleva días circulando". "Sería un gesto muy propio del entorno de Ayuso, que le permitiría dos cosas: dar ejemplo de austeridad para afrontar lo más duro de la crisis económica por el covid y, además, dejar a Vox sin su argumento principal: el del recorte del gasto superfluo".

Efectivamente, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, reclama un "presupuesto de emergencia" que aumente el gasto en sanidad y en dependencia mediante el recorte del "gasto político", porque "van a venir más oleadas de confinamiento en otoño", y exige en todas sus intervenciones ahorrar en el gasto de asesores y en el incremento que supuso aumentar los consejeros en el Gobierno de coalición de PP y de Ciudadanos para cumplir con los "equilibrios" de reparto de poder de ambos partidos. Según el portal de transparencia de la CAM, volvió a dispararse el gasto en directivos y sus retribuciones a partir de septiembre y octubre de 2019, cuando echó a andar el Gobierno de coalición, así como en el número de eventuales.

"Si, al final de la investigación, las cabezas de Reyero y Escudero tienen que caer, se hará menos ruido si se envuelve en un recorte para ahorrar"

El recorte de las consejerías, insisten varias fuentes del Gobierno regional, "dejaría sin argumentos a Vox", permitiría disponer de "más presupuesto para afrontar el covid en una época de mucha menor recaudación por la caída de la economía y, sobre todo —aseguran—, lanzaría un mensaje de austeridad en lo peor de la crisis que se avecina".

Además, insisten esas fuentes, el recorte podría coincidir con el final de la investigación que la presidenta ha ordenado sobre el mando único en la pandemia. Los consejeros de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, de Políticas Sociales, Alberto Reyero, y de Justicia e Interior, Enrique López, deben dar cuenta a Ayuso de su actuación. "Y si, al final, la cabeza de los dos primeros cae como precio por mirar hacia adelante y por los choques en la gestión de las residencias, se hará menos ruido si se envuelve en un recorte de consejerías para ahorrar".

Juego de equilibrios

El problema, como siempre en un Gobierno de coalición, son los equilibrios. Lo cierto es que varias fuentes consultadas señalan la Consejería de Vivienda en el PP como la candidata a ser subsumida en otra. Sobre todo por eliminación. El PP cuenta con Sanidad, Urbanismo, Presidencia, Hacienda y Educación, que ahora mismo aparecen como intocables. Solo se crearon dos: Justicia, Víctimas e Interior, para Enrique López, con cargo en el PP nacional, y Vivienda y Administración Local, la cartera de David Pérez, exalcalde de Alcorcón, y a quien Díaz Ayuso quiso recompensar con una consejería que antes estaba dividida entre Transportes (Vivienda) y Presidencia (Administración Local). No hay queja, dicen también las fuentes, sobre su desempeño, pero "en un juego de equilibrios, su consejería parece la sacrificable".

Sin embargo, Pérez es el único consejero vicesecretario del partido y de Organización Territorial, un cargo capital ante las elecciones regionales en el PP de Madrid, que aún sigue con una gestora desde la dimisión de Cifuentes, y se ha trabajado en este tiempo los ayuntamientos regionales desde una cartera que lleva dos de los grandes proyectos, el Plan Vive, de 15.000 viviendas y el Plan Prisma, de inversión en la comunidad, lo que no hace fácil tampoco su eliminación.

Por parte de Ciudadanos, las dos candidatas serían la de Cultura y la de Universidad, Ciencia e Innovación. La primera apenas maneja un presupuesto de 216 millones anuales y podría pasar bajo el paraguas del propio Aguado, que ya tiene Deportes; la segunda, en época poscovid, ganaría peso y varias fuentes afirman que a la presidenta no le importaría que quedara bajo el área de Educación, del PP, a cambio de que Vivienda volviera a Transportes (Cs) y Administración Local lo hiciera a Presidencia y el equilibrio se mantuviera. Además, insisten, y aunque tanto la titular de Cultura, Marta Rivera, como el de Universidad, Eduardo Sicilia, no tienen una especial sintonía con Aguado, lo cierto es que la primera mantiene aún su puesto en la ejecutiva de Inés Arrimadas, una muy buena relación con ella y, por tanto, tiene más fuerza en el partido naranja.

Desde el entorno directo de Aguado, se insiste en que no está sobre la mesa, pero en las distintas consejerías llevan días de desasosiego y cábalas

Sea como fuere, el plan debe hacerse con la complicidad de los dos socios, y desde el entorno directo de Aguado se insiste en que no está sobre la mesa, pero —debajo del vicepresidente— en las distintas consejerías llevan días de desasosiego y cábalas. Lo mismo sucede en consejerías del PP. Da igual el color. La idea del plan de recorte ya se comenta también entre diputados de la Asamblea y ha llegado hasta Cibeles.

Empujaría también a Martínez-Almeida

El gesto de Ayuso —según afirman en el entorno popular del ayuntamiento de la capital, donde también dan por hecho que está en los planes de la comunidad— empujaría al alcalde José Luis Martínez-Almeida a realizar algo similar porque, como imagen, el primer edil no piensa quedarse de brazos cruzados. Y, también, porque le quita el discurso a Javier Ortega Smith: en su primera intervención tras recuperarse del coronavirus, exigió en el pleno del 17 de abril recortar el "gasto innecesario" reduciendo áreas de gobierno y "subvenciones a chiringuitos" para destinarlo a la recuperación poscovid, en un anticipo de lo que será el argumentario de Vox a la vuelta del verano.

Aunque las mismas fuentes aseguran que en alguna ocasión Almeida ya había tranquilizado a su vicealcaldesa con que antes se intentaría recortar de otras partidas, como publicidad o consultorías, lo cierto es que en la alcaldía se da por descontado que un movimiento de Ayuso redimensionando el Gobierno de la comunidad tendría su consecuencia en algunas de las seis concejalías delegadas que no son de gobierno. De ellas, dos son del PP, Vivienda y Turismo, y cuatro de Ciudadanos: Deportes; Emprendimiento, Empleo e Innovación; Coordinación, Transparencia y Participación Ciudadana, e Internacionalización y Cooperación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios