Diligencias de la Fiscalía en el Supremo

Pisos en Suiza y terrenos en Marruecos: el rastro del blanqueo que salpica al emérito

El Ministerio Público se ha fijado en la compraventa de propiedades con la sospecha de que estas adquisiciones pudieron servir de pantalla a un lavado de fondos de origen irregular

Foto: Fotografía de archivo del rey Juan Carlos. (Reuters)
Fotografía de archivo del rey Juan Carlos. (Reuters)

El paso dado por la Fiscalía General del Estado que deja en manos de los fiscales del Supremo diligencias de investigación sobre las comisiones del AVE a La Meca se basa en la sospecha de la existencia de un presunto blanqueo de capitales posterior al año 2014, fecha de la abdicación del rey Juan Carlos. El Ministerio Público se ha fijado en la compraventa de propiedades con la sospecha de que estas adquisiciones pudieron servir de pantalla a un lavado de fondos de origen irregular. Entre los activos que se consideran sensibles se encuentran varios terrenos en Marruecos y casas en Suiza, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

La existencia de estas propiedades no es nueva. Ya en la grabación realizada por el comisario Villarejo que sirvió para abrir una pieza en España que después se archivó, la amiga íntima de Juan Carlos Corinna su Sayn-Wittgenstein indicaba que estaba viviendo una "pesadilla" porque el Rey había colocado diversas propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España a su nombre cuando, en realidad, no eran de su propiedad. "Entonces, sin decírmelo, me lo ponen y después dicen: 'Esta no quiere devolverle la cosa'. Pero si lo hago, es 'money laundering'. Es blanqueo", decía en uno de los fragmentos de los audios que fueron difundidos por 'OkDiario' y 'El Español'. "Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas, pero si lo hago vulnero la ley y puedo ir a la cárcel", añadía.

Pisos en Suiza y terrenos en Marruecos: el rastro del blanqueo que salpica al emérito

La investigación iniciada por el fiscal suizo Yves Bertossa ha ido, en los últimos meses, examinando movimientos y cambios de manos en estas propiedades. Además de las de Marruecos, unos terrenos en Marrakech supuestamente procedentes de una donación, se encuentran bajo sospecha viviendas en Suiza que, según los datos transmitidos por el helvético, se habrían adquirido con parte de esos 100 millones de dólares regalados en 2008 al Rey emérito por Arabia Saudí.

El rastro del dinero conducía en primer lugar a la fundación panameña Lucum y de esta a una cuenta en el banco Mirabaud que, para la Fiscalía, resulta clave para la investigación. El depósito recibió el 8 de agosto de 2008 esos 100 millones —65 millones de euros—. En junio de 2012, cerró la cuenta y transfirió el dinero a Corinna Larsen a nombre de la sociedad Solare Investors Corporation en el banco Gonet y Cie en Nassau. Según publicó 'El País', el dinero se destinó a adquirir y reformar dos apartamentos en la estación de esquí suiza de Villars-sur-Ollon y a una vivienda de lujo en el norte de Londres, que también se reformó. El resto quedó ingresado en otra cuenta, en esta ocasión en Estados Unidos.

Pisos en Suiza y terrenos en Marruecos: el rastro del blanqueo que salpica al emérito

El Ministerio Público trata ahora de determinar si alguna de las adquisiciones, ventas o cambios de propiedad tuvo lugar después de 2014. Según anunció el departamento que dirige Dolores Delgado este lunes, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha asumido la investigación derivada de las diligencias que mantenía abiertas Anticorrupción por las comisiones irregulares cobradas tras detectar que una de las personas involucradas en los hechos investigados era el Rey emérito. En una nota, el Ministerio Público ha concretado que la investigación asumida se centra en la fase II de la construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad, el llamado 'AVE del desierto', que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y que precisaría la práctica de diligencias con la duda de si le ampara la inviolabilidad o no.

Estudia, en concreto, si se debe delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos que ocurren con posterioridad al mes de junio de 2014, momento en que el Rey emérito dejó de estar protegido por la inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución española reconoce al jefe del Estado. "Resulta preciso, pues, la práctica de nuevas diligencias que afectan directamente al Rey emérito, quien —como es sabido— se encuentra aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo", especificaba. Entre las diligencias señaladas, se encuentra la solicitud de todos los datos relacionados con el depósito del Mirabaud, con la sospecha de que el monarca es el beneficiario último de los fondos a nombre de Lucum.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios