UN CAMBIO CONTROVERTIDO

Page agita al PSOE con su airada crítica a la reforma urgente del Código Penal

El presidente castellanomanchego carga duramente contra el líder socialista. No recibe respaldos públicos y sí críticas privadas de sus compañeros. Sánchez mantiene su reunión con Torra

Foto: El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este 23 de enero en la feria Fitur de Madrid. (EFE)
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este 23 de enero en la feria Fitur de Madrid. (EFE)

El PSOE ya no es el mismo partido que hace años. La dialéctica Ferraz-barones ya no se repite. Ni prende la llama con facilidad. Ni hay contestación sonora al líder. Ni grandes cuitas internas. Ni ruido. El modelo de partido cambió en 2017, con las primarias en las que Pedro Sánchez arrolló a Susana Díaz, y la dirección federal se empoderó como nunca. Y tras llegar a la Moncloa y vencer en dos generales consecutivas y en las autonómicas, municipales y europeas, la figura del secretario general y presidente del Gobierno es intocable. Las terminales del PSOE, y parte de la cúpula, son apenas espectadores, convidados de piedra de los movimientos del líder, porque la información sensible no sale del núcleo duro. Sánchez controla el partido, de eso no hay duda.

Tras semanas de quietud total, se desató una pequeña lluvia interna. El presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, cargó durísimamente contra el jefe del Ejecutivo por su diálogo —"veneno" lo llamó— con Cataluña. "Con los derechos de los españoles no se mercadea, y con el Código Penal no se puede mercadear. No es una cuestión negociable". Era su reacción a la reforma del Código Penal que el Gobierno quiere impulsar y llevar "pronto" al Congreso, porque considera necesario acompasar la legislación española a la europea.

Pero Page no fue secundado públicamente por ningún otro barón socialista. Tampoco buscaba apoyos ni pidió "permiso", decían en su entorno. Lo que sí despertó el dirigente regional fueron críticas, en privado, de algunos de sus compañeros, molestos con sus "exabruptos" contra Sánchez. El jefe del Ejecutivo no tiene previsto modificar su hoja de ruta porque entiende que su obligación es buscar una salida para el "conflicto político" en Cataluña, y desde ese punto de vista enmarca su próxima entrevista con el líder del Govern, Quim Torra, que aún siguen encajando sus respectivos gabinetes. Para la Moncloa, Torra sigue siendo el 'president', puesto que el Tribunal Supremo, aunque ha avalado a la Junta Electoral Central en su decisión de retirarle su escaño como diputado en el Parlament.

Page sorprendió por su total contundencia y claridad. Es cierto que ha sido el barón del PSOE más beligerante contra el entendimiento de Sánchez con ERC. Nunca le gustó y por eso apremió a PP y Ciudadanos a facilitar la investidura del vencedor de las elecciones. Llegó a afirmar que no quería "vaselina" para Reyes, sino tener "un buen 2020 y tener la conciencia tranquila". Una vez conocido el pacto con ERC, lanzó un aviso al presidente: no valen ni "consultas por separado" ni negociar un referéndum de autodeterminación, aunque dijo tener confianza en lo afirmado por Ferraz, que nunca se rebasaría el marco de la Constitución.

El barón socialista afirma que "con el Código Penal no se mercadea" y que "no es negociable" porque requiere de "alto consenso social"


Pero este jueves lanzó dos misiles contra Sánchez. El Código Penal, dijo, "no es negociable" porque "es una cuestión simple y llanamente de alto consenso social que además no pueden decidir aquellos que aún hoy siguen diciendo que si pueden volverán a hacer lo mismo". Se refería Page a las declaraciones de Oriol Junqueras, líder de ERC, el sábado pasado en 'El País', cuando afirmó que la "lección" que los republicanos habían extraído del otoño de 2017, cuando se produjo la ruptura unilateral, es que el independentismo lo volvería a intentar. Mensaje del presidente manchego, por tanto, hilado con este otro: el Gobierno regional está dispuesto a ir a los tribunales si Hacienda no abona el pago de la mensualidad del IVA de 2017 que le corresponde a la comunidad, y que ascendería a 130 millones de euros. El Ejecutivo central ya manifestó esta semana que no puede proceder a transferir ese dinero a las comunidades porque el ejercicio de 2017 se liquidó en 2019, y la solución que había programado, incluida en el proyecto de Presupuestos del año pasado, no salió adelante al ser tumbadas las cuentas en el Congreso.

"Alucinante"

"Estamos inaugurando un ciclo en el que parece que se quiere ir menos a los tribunales y hablar más, aunque a veces de lo que se hable sea veneno —dijo, refiriéndose al diálogo con Cataluña—. Pues ya me gustaría que se arregle hablando, porque si no vamos a tener que ir a los tribunales, cuando otros que están en los tribunales [los condenados por el 'procés'] incluso van a poder opinar sobre el Código Penal que les afecta, lo cual no deja de ser absolutamente increíble y paradójico. Es algo alucinante".

Fuentes próximas al presidente castellanomanchego explicaron que este decidió mandar ambos recados, y hacerlo además en el curso de una intervención sin preguntas, porque la reforma del Código Penal lleva "tres días sonando, y en vez de aclararse es cada vez más lo que parece". O sea, que el Gobierno de Sánchez quiere rebajar la pena por el delito de sedición para "resolver la papeleta a Junqueras". Y eso, subrayan, "no tiene ni medio pase".

"No avisamos de nuestras opiniones ni buscamos adhesiones 'a posteriori'. Es cumplir lo que dijimos que íbamos a hacer", dicen en el entorno de Page


"No avisamos previamente de nuestras opiniones ni buscamos adhesiones 'a posteriori'. No tratamos de liderar nada dentro del PSOE —agregan desde el círculo de Page—. Se trata de cumplir con aquello que dijimos que íbamos a hacer. Es mantener la coherencia y la credibilidad en el discurso. ¿Qué habríamos dicho en el partido si se hubiera dado el caso de que el PP gobernara y hubiera pactado con Vox que sus dirigentes condenados en firme por corrupción fueran sacados de la cárcel? Nosotros gustaremos más o gustaremos menos dentro, pero gustaremos a los que nos votan. Desde luego, no vamos a perder nunca unas elecciones por hacer algo que dijimos que no haríamos". El equipo del barón manchego siempre hace valer los números: salió reelegido el pasado mayo, en este caso por mayoría absoluta, igual que el extremeño Guillermo Fernández Vara. Este, sin embargo, sí se mantiene alineado con Ferraz.

Page agita al PSOE con su airada crítica a la reforma urgente del Código Penal

Las palabras de Page no gustaron ni en la cúpula federal ni en los territorios. "Me da igual este personaje", resumía un miembro de la dirección. "De Page no opino y de la reforma creo que hay que homogeneizar los códigos penales dentro de la Unión Europea", señalaba un presidente autonómico. "No procede mucho su valoración, pero supongo que él tiene su propia idiosincrasia en su tierra y tiene que decir cosas para su electorado más españolista. Nosotros tenemos en Valencia otra realidad social y lo que está haciendo Pedro se ve bien", valoran por su parte fuentes del entorno del 'president' valenciano, Ximo Puig. En Euskadi, desde el círculo de su secretaria general, Idoia Mendia, advierten del surgimiento de una "corriente de fondo" que está surgiendo en la España central, en Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha, que "agita el miedo a partidos similares a Teruel Existe y que reclama al PSOE más compromiso y por supuesto distanciarse de los independentistas". En Murcia evitan valorar las declaraciones de Page y subrayan su "plena confianza" en el Gobierno "y en Pedro en particular".

Page agita al PSOE con su airada crítica a la reforma urgente del Código Penal

Andalucía se mantiene también alineada con Ferraz. Díaz ya no intenta ejercer de contrapoder porque se halla muy debilitada y su supervivencia al frente de la federación del PSOE más poderosa depende del oxígeno que le proporcione Sánchez. Fuentes próximas a la expresidenta de la Junta advertían de que, aunque no hay una posición común, sí calificaban de "exabruptos" y de "barbaridad" las palabras de Page. "Hay que fiarse de quienes tienen conocimiento técnico y creen que es lo mejor. Este además no es el momento ni sus formas son las adecuadas".

A vueltas con el IVA

En la cúpula de Díaz se remitían a las declaraciones de este mismo jueves del ministro de Justicia, el andaluz Juan Carlos Campo: hay que reformar "sin asustarse" el Código Penal, porque las figuras de la sedición y la rebelión, tal y como están actualmente diseñadas, "son más propias de ataques a la soberanía en el siglo XIX", cuando se pensaba en ataques "con tanques en la calle". Hoy la soberanía de un país es atacada, señaló, "de otras maneras" y eso hace necesario "un detalle" del Código que dé una respuesta proporcional a esas actuaciones, agregó, informa Europa Press.

En el PSOE se rechazan las palabras de Page: son "exabruptos", "barbaridad", "no procede esa valoración", "se debe defender internamente"...

Otros dirigentes socialistas mostraban su malestar con Page por el hecho de haber reiterado en público sus críticas. "Las posiciones se tienen que defender internamente", decía una presidenta autonómica. "Pero ¿dónde? ¿Dónde hacemos las críticas si no convocan siquiera el comité federal?", respondieron desde el Gobierno castellanomanchego. La ejecutiva avaló por unanimidad el pacto con Unidas Podemos y la alianza con ERC justo antes de la investidura de Sánchez, pero aún no hay fecha para una reunión del máximo escalón de poder del PSOE, aunque se espera que sea en unas semanas.

El barón más próximo a Page es el presidente de Aragón, Javier Lambán. En su entorno sí confirman la desazón por la reforma planteada por el Gobierno, pero poco más. El jefe del Ejecutivo regional, que visita este viernes la feria Fitur en Madrid, no tiene previsto hacer declaraciones que puedan interpretarse como un respaldo a su compañero de partido. El domingo, además, coincidirá con Sánchez en Teruel, ya que el presidente se desplazará hasta la zona afectada por el temporal 'Gloria'. En el Gobierno autonómico, no obstante, se comparte la inquietud por la devolución del IVA de diciembre de 2017. Se confía en una "solución" negociada con Hacienda, pero al tiempo se advierte de la posibilidad de ir a los tribunales para reclamar ese dinero (en su caso, unos 800 millones) y "defender los intereses de la comunidad". "Estamos muy a gusto y muy cómodos, aunque estemos solos. Percibimos el nivel de apoyo cuando vamos por la calle", replican a su vez fuentes próximas a Page.

Que el Parlament "decida"

El Ejecutivo de Sánchez y Ferraz, mientras, dieron señales de que la reforma del Código Penal seguirá hacia adelante. La vicesecretaria general, Adriana Lastra, en TVE, precisó que entiende que la propuesta llegará "a instancias del Gobierno y por tanto será un proyecto de ley que se apruebe en Consejo de Ministros y vaya a la Cámara". "El Gobierno y el PSOE está convencido de que hay que hacer esta reforma, que es una reforma amplia [porque incluirá también que el consentimiento de la mujer sea clave en los delitos sexuales y las agresiones medioambientales], y que tenemos que hacerlo pronto", señaló. Es decir, que los socialistas tramitarán esta revisión de la legislación penal con premura, aunque no esté aún decidido el cauce. Si vía proyecto de ley, lo que supone pedir informes al Consejo General del Poder Judicial —de mayoría conservadora—, al Consejo de Estado o al Consejo Fiscal, que pueden demorarse, o bien vía proposición de ley de los grupos, que no precisa de todos esos dictámenes y es un camino, 'a priori', más directo.

Los gabinetes de Sánchez y Torra "siguen trabajando en la organización" del encuentro porque para la Moncloa él sigue siendo el 'president'

Dado que el PP se opone frontalmente a un cambio en el Código Penal en el sentido en el que piensa el Ejecutivo, Sánchez tendría que sacar la reforma, que al ser una ley orgánica requiere de mayoría absoluta (176 síes), con ERC y Bildu. Y los republicanos son necesarios para que el proyecto de Presupuestos de 2020 prospere. Que las cuentas sean aprobadas es vital para la estabilidad del Gobierno.

Page agita al PSOE con su airada crítica a la reforma urgente del Código Penal

Sánchez mantiene, además, su intención de reunirse con Torra a principios de febrero. Fuentes de la Moncloa confirmaron que los gabinetes de los dos presidentes "siguen trabajando en la organización" del encuentro entre ambos en Barcelona. "Ahora corresponde al Parlament de Catalunya tomar las decisiones oportunas, tal y como en su momento determinó la Junta Electoral Central", abundaron. Es decir, en el Ejecutivo entienden que nada ha cambiado. La JEC precisamente requirió este jueves, tras el aval del Supremo, requerir al presidente de la Cámara autonómica, Roger Torrent, a que "de forma inmediata" dé cumplimiento a su acuerdo del pasado 3 de enero y despoje a Torra de su condición de diputado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios