PRIMERA COMPARECENCIA TRAS EL ACUERDO

Ferraz niega que la consulta pactada con ERC sea un referéndum de autodeterminación

Ábalos señala que discutir sobre las propuestas de cada parte no significa "compartirlas". El PSOE sí se abre a cambios legislativos para encajar la consulta porque la política "no es un corsé"

Foto: Pedro Sánchez y su equipo, en la reunión de la ejecutiva federal de este 3 de enero en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez y su equipo, en la reunión de la ejecutiva federal de este 3 de enero en Ferraz. (EFE)

"Una consulta no es un referéndum de autodeterminación". El PSOE sale al paso de la fuerte controversia de su pacto con ERC y, sobre todo, del último pasaje del mismo, el que recoge la posibilidad de una "validación democrática" de los acuerdos a los que llegue esa mesa bilateral entre gobiernos que comenzará a funcionar quince días después de que se haya formado el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Los socialistas niegan que vayan a sobrepasar la Constitución o que vayan a tolerar una consulta sobre la independencia de Cataluña, si bien se abren a cambios en la legislación porque la política "no es un corsé", sino "algo dinámico".

Este 3 de enero, víspera del arranque del debate de investidura que hará presumiblemente presidente a Sánchez el próximo martes, la ejecutiva federal del PSOE validó el acuerdo de coalición con Unidas Podemos y también el resto de alianzas tejidas con diversas formaciones para propiciar la elección del candidato. También la entente con ERC. La reunión de la dirección duró poco más de una hora y se inició con el aplauso de sus miembros al secretario general, y a su término compareció el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos. Era la primera rueda de prensa en la sede federal en casi dos meses y la primera en la que la cúpula del partido respondía a preguntas de los periodistas sobre los acuerdos alcanzados. Sánchez no se explicó ante los medios: se reserva, manifestó el dirigente, para el debate en el Congreso.

El número tres defendió, frente a las críticas de la derecha —e incluso del PRC, su hasta ahora socio, que ayer jueves sin embargo se desmarcó tras conocer el contenido de lo suscrito con ERC—, que el PSOE seguirá sin aceptar una consulta separatista en Cataluña y, por tanto, no cambiará sus principios. La aclaración era pertinente dada la redacción del pacto con los de Oriol Junqueras [aquí en PDF]: "Las medidas en que se materialicen los acuerdos [tejidos en la mesa entre gobiernos] serán sometidas en su caso a validación democrática a través de consulta a la ciudadanía de Cataluña, de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político". Además, las partes se comprometen a hablar y discutir sobre las propuestas de cada uno sin veto a los contenidos, y ERC ya ha adelantado que a esa llevará, espera que conjuntamente con sus socios de JxCAT, su reivindicación del ejercicio del derecho de autodeterminación.

El número tres remarca que el PSOE mantiene su posición contraria a la autodeterminación y a favor de la integridad y unidad del país


Ábalos subrayó, a preguntas de los periodistas, que una consulta "no es un referéndum de autodeterminación". "Estamos dispuestos a debatir cualquier iniciativa, pero eso no significa admitir cualquier iniciativa. Discutirlas, conocer las razones, debatir no significa compartir. Por eso hablamos de acuerdos. Seguimos manteniendo nuestra posición, que es hartamente conocida. Ellos mantienen la suya, ellos tienen su derecho, y nosotros tenemos legítimamente la nuestra, que es mantener la integridad territorial de España. No estamos a favor de la autodeterminación". Las dos partes, los dos gobiernos, por tanto, habrán de encontrar el "punto" de consenso, como en la Transición se halló para construir la Constitución, recordó.

"No dividir" Cataluña

Para los socialistas, no está en riesgo la integridad del país en ningún caso tras el acuerdo alcanzado con ERC. Ese mensaje también iba para el PRC, que aporta un diputado, José María Mazón, que hasta ayer mismo iba a votar a favor del candidato. Ábalos manifestó su "respeto" a la formación de Miguel Ángel Revilla pese al "cambio muy drástico" de posición y pese a la interlocución "muy de detalle y muy fluida" que existía. El PRC giró al voto en contra porque el pacto con ERC es "inasumible". "Si el argumento que se plantea es la unidad de España —replicó Ábalos desde Ferraz—, pues ya estamos nosotros para defenderla".

"Cuando uno habla del ordenamiento jurídico es el vigente en el momento en que se produzca ese hecho", asegura sobre posibles cambios legales

El texto habla de una consulta conforme a los "mecanismos" legales existentes o que "puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político". Ese es un matiz clave, por el que fue preguntado Ábalos. ¿Significa que el PSOE se abre a cambios legislativos o en la Constitución para encajar esa consulta? "La política no es un corsé. La política es algo dinámica. Las realidades políticas se van construyendo a partir del parlamentarismo, donde participan todos los grupos parlamentarios, y donde para sacar cualquier medida hacen falta mayorías, en unos casos simples y en otros cualificadas, según lo que vayamos a abordar. El parlamentarismo va a estar presente en todo momento. Cuando uno habla del ordenamiento jurídico es el vigente en el momento en que se produzca ese hecho", respondió. Con ello, el PSOE abre la puerta a reformas de mayor o menor calado que posibiliten ese pronunciamiento de la ciudadanía catalana.

Ferraz niega que la consulta pactada con ERC sea un referéndum de autodeterminación

Esa consulta se ajustará, en consecuencia, al ordenamiento jurídico vigente cuando se convoque... si es que se convoca, claro está, porque antes tiene que haber un acuerdo en esa mesa bilateral entre gobiernos. "No cabe nada que no esté dentro de la Constitución y dentro de la legalidad, por supuesto. Eso está clarísimo y lo dice el texto, que remite al marco legal en el que se sitúa esa consulta", explicó Ábalos, que recordó que lo que se busca son consensos que susciten la "mayor adhesión" de la sociedad catalana. Se persigue "no dividir" Cataluña, "no seguir trabajando en esa dirección".

"Ordenamiento jurídico" es más "expansivo"

¿Y por qué solo se manifestarán los catalanes? El secretario de Organización recordó que, por ejemplo, las reformas de los estatutos de autonomía son votadas por los ciudadanos de esa comunidad, pero claro está que si fuera una modificación de la Constitución, entonces se trataría de un referéndum en toda España. "No son las cuestiones de soberanía nacional, no hay ningún problema con la soberanía nacional. Nuestra posición es conocida —remachó—. No estamos en ese ámbito de decisión. Lo que intentamos es mejorar las relaciones y contribuir a un futuro que nos permita seguir como hasta ahora, participando de un proyecto común, cada uno con su pretensión de futuro". "No apoyamos una consulta sobre la independencia de Cataluña", concluyó, después de haber criticado a la oposición por su "propaganda" contra el Gobierno, intentando hacer ver que los socialistas apoyan un referéndum de autodeterminación.

El PSOE reconoce que no tiene garantizado el apoyo de ERC a los PGE, pero avisa de que la mesa de diálogo puede no avanzar si no hay estabilidad

También se ha reprochado a Sánchez que en el pacto con ERC no aparezca mentada la Constitución. De hecho, Marta Vilalta, secretaria general adjunta de los republicanos, portavoz del partido y miembro del equipo negociador (en el que, por el PSOE, también se sentaba Ábalos, además de Adriana Lastra y el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa), aseguraba este viernes en Catalunya Ràdio que las dos partes habían identificado que el marco legal "es el ordenamiento jurídico democrático, y esto va mucho más allá de la Constitución". Para Ábalos, hablar del "ordenamiento jurídico es más inclusivo", puesto que "incorpora" la Carta Magna y "todas las normas del sistema jurídico". "Es más expansivo", alegó, reprochando su "obstruccionismo" a las fuerzas que están "manoseando" la Constitución como si fuera de su propiedad. "No estamos planteando nada que quede por fuera de lo que los procedimientos legales establecen", insistió.

Ferraz niega que la consulta pactada con ERC sea un referéndum de autodeterminación

Lo que no está claro es el futuro de la mesa de diálogo ni qué conclusiones producirá. Ábalos, cuando era preguntado por la consulta, puso durante toda su comparecencia la cautela de que llegará si hay acuerdos. Cosa nada segura. Pero los socialistas desean que ese foro de nueva creación tenga "éxito", y para ello tienen "voluntad y determinación". Asimismo, llamó a aprovechar esta "oportunidad" para encauzar el problema. El secretario de Organización criticó la actitud del PP, que tendió a "esconderse" detrás del Poder Judicial, sin abrir vías de negociación. Pudo haberse "esforzado" por evitar que todo acabase en los tribunales, sostuvo, en otro claro cambio de paso del Ejecutivo y del PSOE.

Comisión de seguimiento parlamentario

Lo que no amarra Sánchez con ERC es, explícitamente, el apoyo a las medidas sociales que pondrá en marcha el Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos. Ni siquiera está claro que los republicanos avalen unos nuevos Presupuestos. Ábalos explicó que el acuerdo con ellos es solo de investidura, y no "un pacto de gobierno", y eso explica que no esté garantizado que los de Junqueras faciliten unas nuevas cuentas. No obstante, el dirigente sí deslizó que la única manera de que siga caminando la mesa entre gobiernos sobre el "conflicto" en Cataluña es que el Ejecutivo de Sánchez siga en pie. "Todo tendrá que tener un encaje presupuestario porque si no el proceso de diálogo quedaría debilitado", aseguró.

El PSOE defiende el diálogo bilateral con el Govern, que está permitido por la legalidad. "Otra cosa es que no se haya practicado", apunta Ábalos

No obstante, los dos partidos han acordado constituir una comisión de seguimiento parlamentario donde discutirán su colaboración en temas sociales, como la derogación de la 'ley mordaza' o de la reforma laboral del PP. Pero, hoy por hoy, no hay ningún otro documento pactado ni ninguna medida más acordada. El ministro negó que el nuevo Gabinete sea "rehén" de ERC. "Somos rehenes de la mayoría del Parlamento. Tan rehenes somos de unos como de otros. Así funciona el juego parlamentario". Admitió que el PSOE no quería ese escenario, pero las urnas del 10-N arrojaron ese resultado, en el que hasta las formaciones minoritarias (incluidas por ejemplo Teruel Existe, Nueva Canarias o Compromís) tienen "mucha relevancia" en un Congreso más "plural que nunca".

Ferraz niega que la consulta pactada con ERC sea un referéndum de autodeterminación

Ábalos también defendió la fórmula de la bilateralidad, porque esa fórmula forma parte del ordenamiento jurídico. "Otra cosa es que no se haya practicado". También se le preguntó por sus declaraciones en las que dijo percibir que ERC había abandonado la vía unilateral, que suscitaron un gran malestar en ERC. El número tres quiso ser mucho más prudente esta vez. No iba a hablar por nadie. Pero "es evidente que cuando uno se pone a negociar no está imponiendo nada".

La ejecutiva siguió algo más mientras Ábalos comparecía en Ferraz. Luego, el número tres y la vicesecretaria general, Adriana Lastra, partieron hacia el Congreso para firmar los acuerdos de investidura con Compromís, Nueva Canarias y Teruel Existe. Tres votos necesarios que hacen que la cuenta de apoyos de Sánchez ascienda a 166. Faltan aún por decidirse Coalición Canaria y BNG.

Ábalos justifica el secretismo de estas semanas por los "excesivos detractores" del acuerdo

Pedro Sánchez no compareció antes de su debate de investidura, que arranca este sábado a las 9:00 en el Congreso. Lo hizo en su lugar su número tres, José Luis Ábalos. Cuando se le preguntó a este por qué no daba el presidente en funciones las explicaciones, el secretario de Organización subrayó que el líder las dará en la sede de la soberanía popular, "qué mejor escenario y qué mayor solemnidad". 

Y si el PSOE no ha dado cuentas previamente de la negociación con Unidas Podemos y con ERC es porque no había "nada" que se pudiera contar antes, puesto que no había acuerdo. Si los socialistas querían ser "efectivos" y garantizar una investidura y el desbloqueo del país, "la mejor forma" era obrar así, con total discreción. Un acuerdo que supone un "giro audaz" tiene "excesivos detractores" que pretenden "dinamitarlo", por lo que había que resguardarlo. No estaban negociando para "divertimento del público", sino para conseguir que España tenga un nuevo Ejecutivo, y cuanto antes. 

Ábalos sostuvo que otras "decisiones importantes" en la historia democráctica se han tomado también con "mucha discreción". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
81 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios