Hoy, toma de posesión en los ministerios

Los ministros de Unidas Podemos siguen el guion y prometen "lealtad al Rey"

El secretario general de Podemos ha tomado posesión de su cargo como vicepresidente segundo del Gobierno de coalición siguiendo el protocolo habitual

Foto: Toma de posesión en la Zarzuela (EFE)
Toma de posesión en la Zarzuela (EFE)

Los 22 ministros que constituirán el primer Gobierno de coalición de la democracia han prometido sus cargos ante la Constitución en el Palacio de la Zarzuela siguiendo la fórmula habitual. Todos los miembros del Gabinete han respetado la fórmula habitual de promesa o jura de sus cargos, en el que se incluye su compromiso de lealtad al rey y de guardar y hacer guardar la Constitución; también los ministros de Unidas Podemos, que no se han alejado del guion establecido.

[Así han prometido su cargo Pablo Iglesias, Alberto Garzón y el resto de ministros de Podemos]

Ha sido un acto en el que no ha habido símbolos religiosos -ni Biblias ni crucifijos- y que se ha desarrollado con normalidad. Donde ha habido diferencias ha sido a la hora de leer la frase correspondiente a guardar el secreto de las deliberaciones del Consejo de ministros.

Pablo Iglesias durante la toma de posesión de su cargo. (EFE)
Pablo Iglesias durante la toma de posesión de su cargo. (EFE)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ataviado con chaqueta oscura, camisa morada y sin corbata, ha tomado posesión de su cargo como vicepresidente segundo del Gobierno de coalición y ha añadido al final la fórmula "Consejo de ministros y ministras", que también han utilizado otros miembros del nuevo ejecutivo y que ya fue usaba por Carmen Calvo en 2018, aunque no en esta ocasión. Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la de Trabajo, Yolanda Díaz, se han limitado a pronunciar la frase "del Consejo de ministras".

El Rey ha saludado a los miembros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez una vez que han tomado posesión de sus cargos y se ha dirigido a cada uno de ellos con la misma frase: "Enhorabuena y mucha suerte". Felipe VI ha presidido en el Palacio de la Zarzuela el acto de promesa de sus cargos por parte de los vicepresidentes y ministros del Ejecutivo de Sánchez, y después de que todos ellos han prometido sus cargos ha ido saludando uno a uno.

Alberto Garzón, saluda al rey Felipe VI (EFE)
Alberto Garzón, saluda al rey Felipe VI (EFE)

Ha sido en ese saludo cuando les ha trasladado su deseo de que tengan suerte en sus respectivos cometidos y, a continuación, ha posado con todos ellos para los informadores gráficos. Al finalizar ese posado, los ministros han prorrumpido en un aplauso espontáneo -algo que no se había dado hasta ahora en este tipo de acto- y se ha podido ver cómo empezaban a conversar entre ellos y también con Sánchez y con el Rey. Uno de los primeros que ha charlado con el jefe del Estado ha sido el vicepresidente segundo, Iglesias.

El acto de promesa -ningún ministro ha jurado- ha tenido lugar en el Salón de Audiencias de Zarzuela, en presencia del jefe del Gobierno y de las principales autoridades del Estado. El primero en asumir el cargo tras la lectura de los decretos de nombramiento ha sido el nuevo titular de Justicia, Juan Carlos Campo, para que, como es preceptivo, pudiera ejercer como notario mayor del Reino.

Los ministros de Unidas Podemos siguen el guion y prometen "lealtad al Rey"

Iglesias, como vicepresidente segundo, ha sido el tercer miembro en prometer ante el jefe del Estado, después de Carmen Calvo. El líder de Podemos se ha dirigido sonriente hacia la mesa donde estaba el ejemplar de la Constitución y el texto que tenía que leer. Iglesias ha prometido "cumplir fielmente las obligaciones" de su cargo con "lealtad al rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros y Ministras".

El vicepresidente segundo ha hecho una ligera inclinación ante Felipe VI, al igual que posteriormente el nuevo ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, quien, en vez de apoyar la mano derecha sobre la carta magna, la ha puesto al pie del texto de la promesa.Tanto Iglesias como Garzón han ido con americana y sin corbata y han lucido un pin con un triángulo rojo invertido, en alusión a la insignia que los nazis ponían a quienes pertenecían a partidos de izquierda y que en la actualidad se emplea como símbolo antifascista.

La titular de Igualdad, Irene Montero, y la de Trabajo, Yolanda Díaz, se han limitado a pronunciar la frase "del Consejo de Ministras", mientras que Iglesias y varios cargos socialistas han optado hablar de "Consejo de Ministros y Ministras", en un gabinete integrado por once mujeres y doce hombres.

Algunos, como el titular de Agricultura, Luis Planas; el de Ciencia, Pedro Duque, o el nuevo de Universidades, Manuel Castells, propuesto por Unidas Podemos, se han parado ante el rey antes de hacer la promesa y le han hecho una inclinación con la cabeza. La mayoría de los miembros del Gobierno han hecho este gesto de deferencia, aunque en algunos casos, ha sido apenas perceptible.

Una de las debutantes, la ministra de Política Territorial, la canaria Carolina Darias, ha recitado de memoria el texto de la promesa. Duque ha pretendido hacer lo mismo, pero ha leído la parte final y se le ha olvidado decir, en la mención a la Constitución, que es "la norma fundamental del Estado". Tras las promesas, todos los ministros han ido saludado, de uno en uno, a Felipe VI, quienes les ha dado la enhorabuena y les ha deseado suerte. A renglón seguido, el jefe del Estado y el nuevo Gobierno se han hecho la foto de familia, en la que Iglesias se ha situado entre Sánchez y la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera.

"¿Listo?", ha apuntado el monarca para dar por concluida la fotografía, la primera del nuevo gobierno de coalición al completo, que mañana, martes, celebrará su primera reunión en el Palacio de la Moncloa. En un gesto inusual, los ministros han prorrumpido en un aplauso espontáneo al terminar el posado.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Mientras los medios abandonaban la sala, se ha visto a Iglesias charlar de forma distendida con don Felipe, mientras Sánchez estaba algo más retirado en otro de los corrillos que se han formado al término del acto. Debido a que se trata del segundo gobierno más numeroso de la democracia, se ha tenido que ampliar algo más la tarima para hacerse la foto de grupo en el Salón de Audiencias.

Como ya hiciera Sánchez cuando prometió el cargo de presidente por primera vez en junio de 2018 tras ganar la moción de censura, todos los ministros han prescindido de la Biblia y el crucifijo, una opción que la Casa del Rey ofrece desde que comenzó el reinado de Felipe VI. El ejemplar de la carta magna, un facsímil del original publicado en 1980, ha estado abierto, como es habitual, por el artículo 100, que se refiere al nombramiento y separación de sus cargos de los miembros del Gobierno.

De la ceremonia han sido testigos la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la del Senado, Pilar Llop; el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios