DEROGAR LA REFORMA LABORAL COMO PRIORIDAD

Yolanda Díaz ficha para Trabajo al dirigente de CCOO y diputado gallego Manuel Lago

Especializado en mercado de trabajo, durante la época del bipartito en la Xunta de Galicia fue el director financiero de la Corporación de Radio y Televisión de Galicia (CRTVG)

Foto: Manuel Lago junto Yolanda Díaz y Antón Gómez-Reino durante la presentación del programa de Galicia en Común en la campaña de las generales. (EFE)
Manuel Lago junto Yolanda Díaz y Antón Gómez-Reino durante la presentación del programa de Galicia en Común en la campaña de las generales. (EFE)

El dirigente de CCOO, economista y portavoz del Grupo Común da Esquerda en el Parlamento gallego, Manuel Lago, formará parte del equipo de la ministra Yolanda Díaz (Unidas Podemos) en el Gobierno de coalición, a quien este jueves confirmaban desde Moncloa como responsable de la cartera de Trabajo. Lago es miembro del gabinete confederal de CCOO desde 2013 -antes ya coordinó el gabinete económico del sindicato en Galicia- y profesor de estructura económica social en la Universidade da Coruña. Especializado en política industrial y mercado de trabajo, durante la época del bipartito en la Xunta de Galicia que formaron PSOE y BNG entre 2005 y 2009 fue el director financiero de la Corporación de Radio y Televisión de Galicia (CRTVG).

El ministerio de Trabajo contará solamente con una secretaría de Estado, una vez que no contará con las competencias de Seguridad Social y Migraciones de las que ha sido desgajado en la nueva estructura de Gobierno. Ambas competencias se mantendrán así bajo el control de los socialistas. Con la toma de posesión de Yolanda Díaz, que se producirá el lunes junto a la del resto de miembros del Gobierno, será el diputado Antón Gómez-Reino el que se sitúe al frente de la portavocía de la confluencia gallega de Unidas Podemos. Funciones que ya ejerció durante el debate de investidura.

El resto de ministros de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición con el PSOE serán Irene Montero (Igualdad), Alberto Garzón (Consumo) y Manuel Castells (Universidad). Carteras todas ellas que dependerán de la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030 que dirigirá Pablo Iglesias. Esta vicepresidencia contará así con dos secretarías de Estado, una dirigida por el responsable económico de Podemos (Derechos Sociales), Nacho Álvarez, y otra por la diputada Ione Belarra (Agenda 2030).

El jefe de gabinete de Iglesias será el que fuera jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) Julio Rodríguez, y contará también en su equipo para coordinar la agenda internacional con el diplomático Santiago Jiménez, que actualmente era subdirector de la Oficina de Información Diplomática (OID). La vicepresidencia morada se suma a otras que recaerán bajo el control de miembros del PSOE: Carmen Calvo, como vicepresidenta primera y ministra de Relaciones con las Cortes, con competencias en Memoria Democrática; Nadia Calviño, que ascenderá y ocupará la vicepresidencia tercera, encargada de Economía y Transformación Digital, y finalmente Teresa Ribera, al frente de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Se tratará del primer Gobierno con cuatro vicepresidencias desde la vuelta de la democracia, engordando así un organigrama en el segundo escalafón del Ejecutivo que diluye el protagonismo de Iglesias. El malestar en las filas de Unidas Podemos es patente por la creación de una cuarta vicepresidencia, vinculándola precisamente al temor de que el líder morado haga sombra al presidente del Gobierno.

La derogación de los aspectos considerados "más lesivos" de la reforma laboral será una de las prioridades de la cartera que dirigirá Díaz. Entre estos aspectos se destacan cuestiones como el despido por absentismo causado por bajas por enfermedad o la recuperación de la ultraactividad de los convenios colectivos y la primacía del convenio sectorial sobre el de empresa. No habrá, sin embargo, un decreto derogatorio de la legislación del mercado de trabajo que introdujo el PP en 2012, sino una nueva ley que sustituya a la anterior, por lo que los pasos no serán inmediatos. Prioridades para socialistas y morados que, sin embargo, dependerán de los ritmos parlamentarios y las necesarias negociaciones con el resto de grupos. La Cámara está más fragmentada que nunca y construir mayorías no será sencillo.

El nuevo Gobierno se ha marcado también el objetivo de subir el Salario Mínimo Interprofesional a través de un incremento progresivo para que al final de la legislatura alcance el 60% del salario medio, situándolo entre los 1.000 y los 1.200 euros, según las estimaciones. Para ello, se creará una comisión asesora del Ministerio de Trabajo dando cabida a sindicatos y patronal, además de profesionales y expertos en la materia.

Dentro de este diálogo social el programa de Gobierno incluye asimismo modificaciones en la contratación laboral. Entre estos últimos destaca el acuerdo para reducir los contratos temporales, reforzando el principio de causalidad, limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa y reducir la dualidad favoreciendo el uso del contrato fijo discontinuo para actividades cíclicas y estacionales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios