EN 2007 RIBERA YA PROPUSO ESA VICEPRESIDENCIA

La coalición pugna por la guerra verde que viene: Ribera vs. el plan animalista de Iglesias

El ascenso de Ribera no solo diluye a Iglesias sino que realza una de las pocas políticas de izquierdas que se ha quedado el PSOE. Podemos redactará la Ley de Bienestar Animal

Foto: Álvaro Abril y Teresa Ribera, que en 2007 ya formaron parte de un grupo que propuso esa vicepresidencia. (EFE)
Álvaro Abril y Teresa Ribera, que en 2007 ya formaron parte de un grupo que propuso esa vicepresidencia. (EFE)

En noviembre de 2007, un grupo de socialistas expertos en Medio Ambiente se reunió para preparar el programa electoral del sector para las elecciones generales del año siguiente. Uno de los puntos fue la creación de una Vicepresidencia de Sostenibilidad. "El Gobierno socialista creará un ministerio, con rango de vicepresidencia, de Desarrollo Sostenible, asumiendo las competencias de medio ambiente, cambio climático y energía, con una función de coordinación interinstitucional con el fin de que todos los departamentos lleven a cabo políticas coherentes y coordinadas en materia de sostenibilidad".

En ese equipo estaban Teresa Ribera y su hoy jefe de gabinete, Álvaro Abril, pero también Soraya Rodríguez, hoy eurodiputada de Ciudadanos. La creación de una Vicepresidencia de Sostenibilidad era una reclamación recurrente del mundo ecologista. El sector estaba cansado de recibir buenas palabras del Ministerio de Medio Ambiente, un departamento que después era tratado con displicencia por Industria, Fomento, Hacienda y Agricultura. El PSOE plasmaba por primera vez esa vicepresidencia en un documento. Duró poco.

José Blanco, entonces secretario de Organización del PSOE, salió al día siguiente de la publicación a tumbar esa propuesta y un impuesto a los combustibles para financiar la lucha contra el cambio climático que también había salido de la tormenta de ideas. "Es una propuesta que alguien hizo para el programa electoral. Aprovecho para afirmar que no formará parte del programa electoral del Partido Socialista. Es una propuesta que hizo alguna persona, pero no el programa. Ni eso, ni la creación de una nueva vicepresidencia. La composición del Gobierno es competencia exclusiva del presidente. Reconozco que es un papel que tiene autor, pero no es el programa del partido".

Puxeu, Narbona, Espinosa y Ribera, en 2008. (EFE)
Puxeu, Narbona, Espinosa y Ribera, en 2008. (EFE)

El segundo Gobierno de Zapatero no solo no tuvo vicepresidencia ecológica sino que rebajó su tono verde con el fichaje de Elena Espinosa y llevando Medio Ambiente a Agricultura. Cristina Narbona había abierto muchos frentes con su política de Agua y de Costas, y con el fin de la burbuja, el PSOE no quería frenos a las infraestructuras.

Más de 12 años después, Ribera ve cumplida su aspiración. Será la cuarta vicepresidenta, de Transición Ecológica. Con ello, Pedro Sánchez diluye a Pablo Iglesias con otro cargo de su nivel con el que no contaba (también queda difuminada Carmen Calvo, que era la única vicepresidenta en el primer Ejecutivo de Sánchez).

Pero además de la jugada personal contra Iglesias —en Unidas Podemos no sabían que fuese a haber una cuarta vicepresidencia—, es una forma de reivindicar una de las pocas políticas de izquierdas que se ha quedado el PSOE. Los socialistas se han quedado los ministerios de Estado —Exteriores, Defensa, Justicia, Interior...—, que son más importantes pero también menos agradecidos en anuncios y en confrontación con la derecha.

La coalición pugna por la guerra verde que viene: Ribera vs. el plan animalista de Iglesias

Unidas Podemos gestionará una Vicepresidencia Social, Igualdad, Trabajo, Consumo y buscará con eso gran visibilidad, aunque sea con poco presupuesto. El medio ambiente parecía que iba a ser uno de los pocos sectores en los que los de Pablo Iglesias no habían conseguido entrar pese a intentarlo. Pero, al final, Iglesias sí ha logrado rebañar algo. De su vicepresidencia colgará la Dirección General de Bienestar Animal, ahora en Agricultura.

Iglesias tendrá Bienestar Animal, pero el PSOE quiere estar en la guerra cultural verde

Aunque los toros quedarán en Cultura, Podemos va con la idea de redactar una Ley de Bienestar Animal. Taurinos, agricultores, ganaderos y cazadores ya se han puesto en alerta contra el hecho de que sea Podemos quien se encargue de esto. El pacto entre PSOE y Podemos incluye una nueva ley "que garantice una relación respetuosa hacia todos los seres vivos incluyendo la revisión de la fiscalidad de los servicios veterinarios". Incluye estudiar "la posibilidad de establecer un delito de maltrato de animales salvajes en su medio natural" (ahora solo es delito el maltrato de animales domésticos) "y una revisión de las penas al abandono de animales domésticos, y mejoras en el control de los animales domésticos y en el control de la producción de animales de consumo".

Los cazadores y agricultores son un sector muy organizado y con gran capacidad de movilización. En 2008, cuando el Gobierno del PSOE amagó con prohibir la munición con plomo porque contamina el medio ambiente, hasta el rey Juan Carlos, gran cazador, medió para evitarlo. Entonces, colapsaron Madrid en una gran manifestación y lograron poner la reforma en el cajón. Ahora, los cazadores están mimados por Vox y por el PP y en 2016 ya convocaron otra enorme marcha en Madrid.

Con el ascenso de Ribera, el PSOE entra en esa guerra cultural al nivel de Iglesias. "Parece que están poniendo en valor lo que se han quedado, la agenda verde", resumen fuentes próximas a la coalición. Después de años de anunciarlo, el movimiento verde gana elecciones en Europa, y en España, sin un partido ecologista fuerte, sus votos se los disputan PSOE y Podemos, aunque Más País enarboló esa bandera.

En diciembre de 2018, Ribera afirmó que ella prohibiría los toros y la caza: "Me gustan los animales vivos. No entiendo a quien disfruta viéndolos sufrir". Después aclaró que lo raro sería que el ministro de Transición Ecológica dijera lo contrario y que no estaba en los planes del Gobierno prohibir nada. Entonces recibió críticas de los cazadores, que ya velan armas por el nombramiento de Iglesias. En Francia, ya se cobraron la dimisión de Nicolas Hulot, famoso ecologista, como ministro del ramo de Macron.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios