SESIÓN CONSTITUTIVA DE LAS CORTES

"Por España" o "por los presos políticos": los diputados acatan con su cuña publicitaria

El líder de los populares, Pablo Casado, ha avanzado que su grupo presentará un recurso de amparo, primero ante la Mesa del Congreso y después ante el Tribunal Constitucional

Foto: El diputado del BNG en el Congreso de los Diputados, Néstor Rego, hace referencia al autor gallego Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, mostrando su obra 'Sempre en Galiza'. (EFE)
El diputado del BNG en el Congreso de los Diputados, Néstor Rego, hace referencia al autor gallego Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, mostrando su obra 'Sempre en Galiza'. (EFE)

Del "por España, sí juro" de los diputados de Vox al "por la libertad de los presos políticos, por imperativo legal" que emplearon los independentistas añadiendo distintos matices como “hasta la constitución de la república catalana”, pasando también por la fórmula "por la democracia y los derechos sociales, sí prometo" que utlizaron algunos representantes de Unidas Podemos o el euskera empleado por EH Bildu. El juramento o promesa de la Constitución por los diputados en la sesión constitutiva de las Cortes ha vuelto a convertirse en un espectáculo con diferentes y variopintas fórmulas, más cercanas a una cuña publicitaria que a un acatamiento propiamente dicho.

Una ceremonia poco solemne que, como hace seis meses atrás, ha reflejado no solo la espectacularización del Congreso, sino también la creciente polarización y el triunfo de ruido sobre la palabra. Eso sí, en esta ocasión no ha habido interrupciones reseñables o pataleos en los escaños, más allá de algún que otro pequeño abucheo. También se han colado las risas en el hemiciclo por la excesiva teatralización de algunos diputados de Vox. Además del uso del euskera, los diputados de Junts per Cat acataron en catalán, con una de las fórmulas más extensas: "Con lealtad al mandato democrático del 1-O, por fidelidad al pueblo de Catalunya, por la libertat de los presos políticos y el retorno de los exiliados y por imperativo legal lo prometo". También el diputado del BNG, Néstor Rego, lo hizo en gallego, mostrando la obra 'Sempre en Galiza' de Castelao y prometiendo "por imperativo legal" con el compromiso de "defender Galicia, la democracia y la soberanía".

El intento de los populares para que se cumpliese la resolución de la Cámara aprobada en 1989, en tiempos del socialista Félix Pons, que declaraba inválidos los juramentos "no ajustados a derecho" ha sido en vano. Su propuesta pasaba porque se respetase la fórmula original que figura en el reglamento: el "sí, juro" o "sí, prometo" sin más adornos de los primeros 10 años de democracia. La portavoz Cayetana Álvarez de Toledo volvió a pedir la palabra antes de inciarse los acatamientos para incidir en esta cuestión. "No se va a hacer una aplicación arbitraria de las normas, sino jurídica", le respondió la recién reelegida presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Una posición garantista que reprochó posteriormente Pablo Casado, anunciando que presentará un recurso de amparo, primero ante la Mesa y después ante el Tribunal Constitucional.

El líder de Vox, Santiago Abascal, calificó estos acatamientos como "un acto de conjura contra la Constitución", pidiendo que estos diputados no adquiriesen la condición de diputados y, en caso contrario, planteó la posibilidad de denunciar a los miembros del órgano rector por "posible prevaricación". Por último, la líder naranja Inés Arrimadas se sumó a estos reproches hacia Batet por permitir que hubiese referencias a "presos políticos". Batet zanjó el debate citando parte de las sentencias del TC al respecto y recordando que solo recae en la decisión de la presidencia juzgar si estas fórmulas de acotamiento son acordes o no a reglamento.

Batet ya avanzaba antes de comenzar la sesión que los acatamientos de los diputados al jurar o prometer su cargo se han "ejercido por las diferentes presidencias de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, aceptando aquellas que no implicaran condición, reserva ni limitación del acatamiento a la Constitución". En su primera intervención añadió que "la presidencia es ejercida de acuerdo a reglamento y toda la normativa vigente para garantizar que los derechos fundamentales se puedan ejercer" de forma "flexible", citando al Tribunal Constitucional.

El pasado 21 de mayo, cuando se constituyó el Congreso de la anterior legislatura, se formó tal barullo en el hemiciclo que no permitió discernir qué decían exactamente muchos de ellos. Independentistas, nacionalistas, diputados de Unidas Podemos y de Vox fueron más allá del tradicional 'si, prometo' o 'sí, juro' y las protestas con abucheos y pataleos en los escaños, sumadas a que los diputados no usaban micrófono, hicieron inaudible en la Cámara buena parte de la ceremonia.

El acta de los taquígrafos que se envió a la Mesa del Congreso mostraba cómo algunos de los actamientos fueron ininteligibles ni se pudieron escuchar. "Protestas y pataleos", resumía el acta. El PP amenazó entonces con acudir al Constitucional si aquellos diputados cuyo acatamiento no fuese claro no volvían a realizarlo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios