CAMBIO RADICAL EN LA ESTRATEGIA DE CASADO

Millones de llamadas y visitas a indecisos: el PP fía la campaña a un 'call center' secreto

Casado importa el modelo de Juanma Moreno, que da más peso a un sistema de llamadas que a las encuestas. Escepticismo entre los expertos sobre el nuevo método

Foto: Pablo Casado, en un mitin. (EFE)
Pablo Casado, en un mitin. (EFE)

El PP está haciendo en su campaña electoral todo lo contrario a lo que hizo en las generales de abril. No solo ha cambiado el tono, los temas en los que pone el énfasis y hasta la imagen del candidato, sino que la sala de máquinas de Génova ha sufrido cambios. El PP estrena un 'call center' secreto con el que planea realizar casi dos millones de llamadas a partir de las cuales montar visitas puerta a puerta para convencer a los que se muestran indecisos. La estrategia ya la aplicó en Andalucía, donde logró un mal resultado pero que le permitió llegar al Gobierno de la Junta.

Ya hay consenso en que la campaña electoral del PP para las elecciones generales de abril fue un desastre. Al inicio de campaña, los populares se enredaron con Ciudadanos y Vox, y en ocasiones se dedicaban a copiar descaradamente los mensajes y vídeos de estos últimos. La cúpula del partido creía que sobraban complejos y economía y faltaba ideología. Expulsó a la vieja guardia del partido y la sustituyó por fichajes como Juan José Cortes o Adolfo Suárez Illana.

Cuando le recomendaban moderación para no ahuyentar el voto, la fórmula que dio las mayorías a Aznar y Rajoy, la cúpula ignoraba el aviso

Cuando le recomendaban moderación para no ahuyentar el voto, la fórmula que dio las mayorías a Aznar y Rajoy, la cúpula ignoraba el aviso. Así, cuando Pablo Casado iba a presentar el programa económico, improvisó que Pedro Sánchez tenía las manos manchadas de sangre.

Después de eso, y de conseguir solo 66 diputados, Casado ha comenzado a leer en sus discursos. Ante la Junta Directiva Nacional del 23 de septiembre, estrenó el teleprónter para no salirse del guion del día. Casado es muy buen orador, pero al no atenerse al guion podía salirse del mensaje de campaña que el PP tenía diseñado para ese día. Además, ha recuperado a pesos pesados del ala económica del PP como Elvira Rodríguez y arrinconado a los fichajes de abril.

En la gestión interna también hay novedades. Casado ha importado un sistema masivo de llamadas a votantes que ya usó el PP en Andalucía. Según fuentes del sector, el PP planea realizar casi dos millones de llamadas —supuestamente sin filtrar—. Pero el sistema no busca solo conocer la opinión de los votantes, sino que en caso de topar con un indeciso, hay voluntarios del PP instruidos para rellamarle y, llegado el caso, ir a visitarle y convencerle.

Ese fue un sistema que usó ya Juanma Moreno en las elecciones de diciembre de 2018 en Andalucía. Entonces, el partido hizo 1,2 millones de llamadas y 1.200 visitas. El responsable de la campaña, el consultor Aleix Sanmartín, fue el ideólogo de la operación 'caballo de Troya'. El PP obtuvo 26 escaños, un 20% del voto, el peor resultado en años. Pero sumó mayoría junto con Vox y Cs. Casado ha fichado a Sanmartín como gurú para la campaña nacional y ha importado el sistema de las llamadas.

Con esta campaña, el PP da mucho menos peso a las encuestas en la gestión de la campaña. El PP se acerca a los 100 escaños en la mayoría de los sondeos, aunque el auge de Vox en las encuestas durante la semana de fuego y furia de Cataluña frena esa expectativa. Hay sondeos internos que dan a Vox el triple de escaños que Ciudadanos, aunque los expertos auguran que bajará si se tranquiliza la situación en Cataluña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios