EN FEBRERO DECLARARÁ TAMBIÉN SANZ ROLDÁN

Corinna irá como testigo de Villarejo al juicio de Sanz Roldán contra el policía por injurias

La justicia considera pertinente la declaración de la examante del rey después de que Villarejo declarase que el CNI la había amenazado. La vista, el siete de febrero

Foto: Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)
Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)

Corinna zu Sayn-Wittgenstein sigue teniendo reservado un papel destacado en los tribunales españoles. La aristócrata y examante del rey Juan Carlos no solo ha declarado como testigo para la fiscalía Anticorrupción sino que está citada el próximo 7 de febrero como testigo en uno de los juicios con más morbo de la temporada: el del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sánz Roldán contra el excomisario José Manuel Villarejo por injurias. La justicia aceptó que Corinna declare por videoconferencia como pidió el policía hoy en prisión y además de ella testificarán Sanz Roldán y la jefa de gabinete de la ministra de Defensa, entre otros.

La guerra del CNI contra Villarejo llegó a los juzgados en 2018. Después de que Villarejo dijera que el CNI pagaba un prostíbulo cerca del Congreso para espiar a políticos y que Sanz Roldán había amenazado a Corinna, el general Félix Sanz Roldán presentó una querella contra injurias y calumnia contra el policía, hoy en prisión preventiva e investigado en varias causas.

La fiscalía pide dos años de cárcel para Villarejo por este caso: uno por denuncia falsa y otro por calumnias. La abogacía del Estado, que representa a Sanz Roldán, consideró en su escrito que las manifestaciones de Villarejo "exceden el derecho a la crítica".

La justicia ha considerado pertinente la declaración de Corinna. Esta se hará por videoconferencia desde Londres

La justicia ha fijado que el juicio para el 7 de febrero de 2020 y ha aceptado una de las pruebas estrella de la defensa. La justicia ha considerado pertinente la declaración de Corinna. Esta se hará por videoconferencia desde Londres. La aristócrata no quiere pisar España y aunque en un principio se planteó que declarase ante la Fiscalía Anticorrupción por la investigación de las comisiones del AVE a La Meca por videoconferencia al final la Fiscalía se desplazó a la catedral británica. Corinna ha contratado al penalista José Antonio Choclán, exmagistrado de la Audiencia Nacional, para sus asuntos legales en España. Según unas cintas de Villarejo, Corinna afirmó que en 2012 Sanz Roldán la visitó en Londres y la amenazó.

Otro de los testigos admitidos es Esperanza Casteleiro, una de las personas que aspiró a dirigir el CNI tras la jubilación de Sanz Roldán el pasado julio aunque al final no ocupó el cargo. Casteleiro fue número dos del CNI entre 2004 y 2008 y hoy es jefa de gabinete de la ministra de Defensa, Margarita Robles. También declarará como testigo propuesto por la defensa el comisario José Luis Olivera, policía hoy jubilado que dirigió la UDEF entre 2006 y 2012 y considerado próximo a Villarejo.

El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)
El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)

La justicia, en cambio, no ha considerado pertinente que declaren Eugenio Pino, exdirector adjunto de la policía, ni Francisco Martínez, exsecretario de Estado de Seguridad, "por no tener conocimiento directo de los hechos imputados". Tampoco serán llamados varios de los periodistas propuestos. Sanz Roldán también declarará.

La denuncia de la Fiscalía contra Villarejo podría asemejarse a la que en su momento interpuso la Abogacía en nombre del CNI contra el joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias después de que este acusara en dos entrevistas en sendos medios de comunicación al centro de inteligencia de pinchar teléfonos sin orden judicial. La Audiencia Provincial de Madrid archivó el caso al entender que el CNI no podía considerarse objeto de injurias o calumnias por no ser una persona física aunque en el caso de Villarejo la acusación procede del propio Sanz Roldán.

La declaración jurada

La ex amiga del padre de Felipe VI ya avanzó, en una declaración ante notario que consta en el procedimiento, su versión sobre los hechos que van a juzgarse. Respaldó a Villarejo e indicó sus afirmaciones eran correctas y basadas en una conversación que mantuvo con él en 2015. "No viajaré a España para testificar en persona, en parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse, dada la conducta pasada y presente del general Roldán", avisaba ya entonces.

Indicaba también que a lo largo de su relación con el emérito recibió "información y documentos relativos a negociaciones financieras y empresariales del rey emérito y otras personas de la Casa Real". "El director del CNI "intentó recuperar esos documentos y otra correspondencia personal y evidencia de la relación", decía. Tras mencionar el viaje a Botsuana de abril de 2012 —en el que, aseguraba, ya no mantenía relación sentimental con el rey y que se hizo como regalo para su hijo— explicaba que Sanz Roldán filtró detalles de la visita. Después de aquello, comenzó a ser percibida como "persona non grata" para la Familia Real y se enteró de que estaba siendo seguida por agentes del CNI. "La sensación de ser una ciudadana amenazada por un jefe de Estado y el jefe de sus servicios secretos empezó a hacerme tener mucho miedo", explicaba.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios