A FINALES DE JULIO FALLECIÓ UN JOVEN

El Puerto Olímpico de Barcelona, un polvorín en medio de la "crisis de seguridad" de Colau

Julio ha sido un mes ‘negro’ en Barcelona: cinco asesinatos, varios intentos de violación, enfrentamientos entre bandas, peleas salvajes en plena calle, incidentes con carteristas en el metro…

Foto: Vista aérea de Barcelona desde el puerto. (iStock)
Vista aérea de Barcelona desde el puerto. (iStock)

4:45 de la madrugada del 28 de julio. Puerto Olímpico de Barcelona. Una discusión entre jóvenes de origen chino y varios hombres de nacionalidad desconocida va subiendo de tono hasta provocar una batalla campal. Mientras se produce la pelea, decenas de personas se concentran alrededor. La escena parece similar a las que se dan cada fin de semana en la zona, pero esta vez termina en tragedia: un joven chino de 25 años recibe una brutal paliza y fallece horas después en el Hospital Clínic. Los más de 20 locales de ocio nocturno que se extienden por el Puerto Olímpico de Barcelona se han convertido en un polvorín difícil de controlar.

Tras tener conocimiento de los hechos, el teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, convocó una reunión de urgencia con los Mossos d’Esquadra para abordar la seguridad en las zonas de fiesta. En la misma línea, el cuerpo acordó reforzar el dispositivo de seguridad en el lugar, para lo que equipos de antidisturbios se encargan ahora de controlar los accesos con cacheos e identificaciones. También se ha anunciado la instalación de cámaras y de sistemas de iluminación en determinados puntos, medidas que responden también a la agresión sexual a una menor a comienzos de julio. Pese a estos cambios, fuentes policiales consideran que la situación a la que se ha llegado resulta insostenible.

El cóctel de turistas, alcohol y delincuentes hace que los incidentes se repitan cada semana. Las fuentes consultadas subrayan además que se trata de un lugar de difícil acceso, lo que complica aún más las operaciones policiales: para cuando llegan al punto en el que se han producido los hechos, los implicados ya han emprendido la huida, problema que se ve agravado por la cercanía de la Ronda Litoral, una de las principales carreteras de la Ciudad Condal. El vecino barrio obrero de La Mina, conocido por el menudeo de droga, es otro de los aspectos que se mencionan a la hora de explicar la degradación de la zona.

El Puerto Olímpico se ha convertido así en uno de los puntos negros de la "crisis de seguridad" en Barcelona. Esa es la expresión que empleó este miércoles el teniente de alcaldía de Seguridad del ayuntamiento a la hora de hablar de los 13 crímenes mortales que se habían producido en Barcelona hasta entonces. Pero desde este viernes, ya son 14. La cifra supera las 10 víctimas que se registraron en todo 2018, mientras que los hechos delictivos han aumentado un 9%. Aunque Battle destacó que los delitos contra las personas han disminuido un 1,27% en el último semestre, fuentes policiales apuntan que, en el caso concreto del Puerto Olímpico, gran parte de los incidentes nunca llegan a registrarse.

Ya en febrero de 2018, la alcaldesa Ada Colau prometió la renovación integral del Puerto Olímpico para 2020, un proyecto que pasa por suprimir todas las discotecas tras el vencimiento de sus licencias para “apostar de forma clara por los usos náuticos, deportivos y de divulgación del mar”. El plan, sin embargo, no va a ser fácil. Los empresarios que se encuentran tras estos negocios ya han prometido presentar batalla, a lo que se suma que para poder "ejercer como autoridad gestora" de la zona, el consistorio necesita que la Generalitat le delegue las competencias.

Por el momento, fuentes policiales indican que el repunte de la delincuencia ya ha provocado una mayor colaboración entre los cuerpos que operan en la ciudad. Los Mossos d'Esquadra lideran las operaciones, pero tanto la Guardia Urbana como la Policía Nacional han participado en varias este verano: la macrooperación contra pisos del Raval, el dispositivo conjunto de seguridad en la zona de ocio nocturno del Front Marítim, el desalojo de los jardines de Sant Pau del Camp del Raval... En el caso de la Policía Nacional, su colaboración con el cuerpo autonómico se centra sobre todo en materia de Extranjería. A falta de que las autoridades tomen nuevas medidas, la "crisis de seguridad" ya ha provocado que los cuerpos estrechen lazos en Barcelona.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios