"UNA AGONÍA INSOPORTABLE"

Open Arms suma 15 días a la deriva: la tierra está a la vista; la solución no

Salvini mantiene su cruzada contra la ONG a pesar del acuerdo de varios países europeos, entre ellos España, para acoger a los refugiados que permanecen en el barco

Foto: El barco Open Arms, a escasa distancia de Lampedusa. (Reuters)
El barco Open Arms, a escasa distancia de Lampedusa. (Reuters)

Suma 15 días a la deriva con más de 130 migrantes a bordo. El barco Open Arms de la oenegé barcelonesa Proactiva continúa anclado frente a la costa italiana, a escasas millas de la isla de Lampedusa. "Tierra a la vista y ninguna solución", denuncia la asociación a través de Twitter.

El vicepresidente del país, Matteo Salvini, mantiene su cruzada contra la organización humanitaria española, a pesar del acuerdo de varios países del continente para acoger a los refugiados que permanecen en el barco. Francia, España, Reino Unido. Rumanía, Portugal y Luxemburgo ya se han comprometido a recibirlos.

Última evacuación de emergencia de parte de los inmigrantes, anoche. (EFE)
Última evacuación de emergencia de parte de los inmigrantes, anoche. (EFE)

Pero que el buque llegue a puerto depende del dirigente ultraderechista, también responsable del Ministerio del Interior, y ya ha anunciado que no está dispuesto. Durante las dos semanas que la nave ha permanecido a la deriva, Salvini ha arremetido a través de su cuenta de Twitter y en sus comparecencias públicas contra la ONG. "En 15 días habría ido y vuelto tres veces a España. Es evidentemente un ataque político a Italia", ha asegurado.

El alcalde de Lampedusa, del centroizquierdista Partido Democrático, ha pedido este viernes que se permita el desembarco, para evitar el "ridículo" y "las bajadas con cuentagotas". La Fiscalía tiene la potestad de intervenir si considera que la situación amenaza con complicarse o percibe que se comete un delito al no aplicar la resolución judicial que autorizó el martes la entrada del navío en aguas italianas, según indica el diario 'La Repubblica'.

6 evacuaciones de emergencia

A lo largo de esta "agonía insoportable" -así lo define Open Arms en su Twitter- de dos semanas se han producido seis evacuaciones de parte de los rescatados. La última: la de 3 personas y sus acompañantes "por complicaciones médicas". Horas antes, 5 más habían desembarcado por problemas psicológicos. Varias mujeres, algunas de ellas embarazadas, y un bebé habían sido transportados a Lampedusa días atrás.

El pasado 5 de agosto, con el barco aún a la deriva, el Senado italiano ratificó un decreto gubernamental que endurecía las multas a los buques de rescate que entraran en aguas del país sin permiso, hasta elevar las sanciones a un millón de euros. Este último paso para afianzar la política de "puertos cerrados" de Salvini suponía para el dirigente un triunfo que reforzaba su ya preeminente papel en el ejecutivo formado por la Liga -su partido- y los populistas de izquierdas del Movimiento 5 Estrellas (M5S).

Vista del barco desde la isla de Lampedusa. (Reuters)
Vista del barco desde la isla de Lampedusa. (Reuters)

Sin embargo, la ley -criticada abiertamente por la ministra de Defensa italiana, del M5S- ha sido suspendida por la justicia del país. Un tribunal administrativo aceptó el recurso de Open Arms y paralizó la entrada en vigor del 'Decreto Sicurezza'.

"Estamos solos contra todos. Contra las ONG, los tribunales, Europa y los ministros asustados", tuiteó entonces el titular de Interior, una declaración que plasma la división existente en el ejecutivo bipartito. El empecinamiento del número dos del gobierno ha sido recriminado en una carta abierta por Guiseppe Conte, que ha criticado esta "enésima deslealtad política".

El estancamiento de la situación también mantiene en vilo al Ocean Viking, barco de Médicos Sin Fronteras, que viaja entre Lampedusa y Sicilia con casi 400 rescatados a bordo. Malta desoyó su petición de socorro y Roma no la contestó.

Open Arms, la UE y España

La pasada semana, la oenegé solicitó al gobierno de Pedro Sánchez que intercediera ante la Comisión Europea para encontrar una solución. Miembros del ejecutivo coincidieron entonces en pedir una estrategia coordinada a Bruselas y mantuvieron que debe ser en Italia -al tratarse del puerto seguro más cercano- donde el buque debía atracar.

Italia mantiene su cierre de fronteras a pesar de haber firmado normas internacionales que obligan a los barcos a auxiliar a los náufragos que encuentre

España, que no ha elevado ninguna petición oficial a la Unión para que tome las riendas del asunto -la UE solo ha mantenido contactos informales-, confía en que el compromiso del grupo de seis países en el que se incluye baste para torcer el brazo de Salvini y garantizar un desembarco seguro.

Matteo Salvini, esta semana. (Reuters)
Matteo Salvini, esta semana. (Reuters)

Italia, que ha ratificado la Convención del Derecho del Mar y el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos -que obligan al responsable de un barco nacional a auxiliar a los náufragos que encuentre-, mantiene su polémica política de cierre de fronteras, contraviniendo premeditadamente estas normativas, lo que complica poner fin a la "agonía" del Open Arms.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios