EL PSOE OFRECIÓ EL MINISTERIO EL MIÉRCOLES

"Pablo cambió las reglas a mitad del partido": la pelea por Igualdad descarriló el pacto

Tras la mediación de María Jesús Montero y Alberto Garzón, el PSOE ofreció a Podemos Igualdad, la niña de sus ojos, para desbloquear el acuerdo. Iglesias subió entonces la apuesta

Foto: Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado 19 de septiembre en el Congreso. (EFE)
Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado 19 de septiembre en el Congreso. (EFE)

La clave ha estado en Igualdad. La "niña bonita" del PSOE, el primero de los adjetivos que Pedro Sánchez usa para definir a su Gobierno, la competencia que más ocupa a la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha marcado el tramo final de las conversaciones y ha sido fundamental para que el acuerdo descarrilara. Según fuentes de la negociación, el miércoles, sobre las cuatro de la tarde, el PSOE accedió a que Unidas Podemos se hiciera con esa cartera. Se suponía que iba a ser la cesión final. Pero una vez hecha la oferta, Pablo Iglesias pidió volver a abrir la negociación.

Desde el principio, Podemos aceptó que no pediría ministerios de Estado. El PSOE nunca iba a soltar Defensa, Interior, Justicia y Exteriores e Iglesias lo aceptaba. Eso quedó claro hace semanas aunque después poco se avanzó. Solo en los últimos días, y tras la renuncia del jefe de la formación morada a ser ministro, comenzó la negociación. Los borradores que la noche del miércoles desveló Ferraz y fuentes de ambos bandos permiten reconstruir cómo Igualdad fue fundamental.

Podemos deseaba dirigir un "ministerio de verdad". El PSOE ofreció una vicepresidencia para Montero y tres departamentos: Vivienda, Sanidad e Igualdad


Después de que Unidas Podemos se abstuviera en la primera votación de la investidura de Sánchez, el núcleo duro del PSOE se reunió en el Congreso y de allí salió el movimiento de hacer una nueva oferta. Podemos esperaba algún ministerio "de verdad". Según la documentación difundida por el PSOE —cuando la negociación aparentemente estallaba—, los socialistas ofrecían una vicepresidencia social para Irene Montero y tres ministerios.

La duda de IU

Podemos quería que alguno de esos ministerios fuesen de peso político y sobre las cuatro de la tarde del miércoles, tras la mediación entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el líder de IU, Alberto Garzón, entró Igualdad en el combo. Hasta ese momento, Igualdad era uno de los grandes objetivos de Podemos. Y la cesión, inesperada en las filas moradas, debía terminar de cuadrar el círculo.

Igualdad era uno de los grandes objetivos de Podemos. Y la cesión, inesperada para los morados, debía terminar de cuadrar el círculo. No fue así

Pero unas horas después, Podemos reclamó nuevas competencias. "Pablo ha cambiado las reglas a mitad de partido. Así no se puede negociar". "Después de que se les diera Igualdad han filtrado que no lo tenían", se dolían fuentes socialistas. La última oferta de Ferraz, según dio a conocer la sede federal, era una vicepresidencia para Irene Montero más tres ministerios: Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo, e Igualdad. Además, Irene Montero presidiría una comisión delegada para coordinar las políticas de otros ministerios con competencias sociales.

"Pablo cambió las reglas a mitad del partido": la pelea por Igualdad descarriló el pacto

Con esa propuesta, Sánchez dejaba a Calvo sin Igualdad y aspiraba a cerrar el acuerdo. La estrategia negociadora de Iglesias, que con su renuncia a ser ministro, había ganado "el relato" sobre quién cedía más para buscar el acuerdo, ha causado discrepancias con IU. El partido que lidera Alberto Garzón y que tiene seis de los 42 diputados del grupo confederal, convocó a su cúpula para decidir su voto y el resultado se vio este jueves: abstención.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios