Vacaciones anticipadas en la Cámara Alta

Cinco reuniones de la Mesa (7 miembros), máxima actividad del Senado desde mayo

Desde el pasado 25 de junio ni se ha vuelto a convocar la Mesa del Senado, que todavía tiene pendiente el reparto de escaños en el hemiciclo y constituir la Diputación Permanente

Foto: El socialista Manuel Cruz, presidente del Senado de la XIII Legislatura. (Inma Mesa | PSOE)
El socialista Manuel Cruz, presidente del Senado de la XIII Legislatura. (Inma Mesa | PSOE)

Cinco reuniones de la Mesa de la Cámara (presidente, dos vicepresidentes y cuatro secretarios) es el exponente máximo de actividad parlamentaria en el Senado desde que se constituyeron las actuales Cortes el pasado 21 de mayo. Y desde el 25 de junio ni se ha vuelto a convocar ese órgano de dirección, que tendría que ocuparse al menos de calificar las preguntas de los grupos de la oposición dirigidas al Gobierno en funciones desde esa fecha.

La parálisis impuesta en las Cámaras por sus respectivos presidentes, Meritxell Batet y Manuel Cruz, a la espera de que Pedro Sánchez se someta a su intento de investidura como presidente del Gobierno, llega en el Senado al extremo de que ni siquiera están repartidos los escaños.

El PSOE, con mayoría absoluta en la Mesa y en el pleno, presentó su proyecto de distribución de los grupos en el hemiciclo el pasado 25 de junio a la medida de sus posibles socios de legislatura: Podemos, nacionalistas e independentistas. Dos semanas después, la propuesta ni se ha tratado en la Junta de Portavoces ni se ha aprobado definitivamente en la Mesa, porque no se convocan las reuniones pertinentes.

La oposición intenta animar a Cruz a que ponga en marcha el proceso de constitución de los órganos del Senado pendientes, Diputación Permanente y comisiones parlamentarias, pero la respuesta de su presidente ha sido ir posponiendo todo. Primero anunció que para el 2 de julio cumpliría con la previsión reglamentaria de nombrar a los miembros del 'órgano de guardia' de la Cámara y después lo aplazó para el 24 de julio, un día más tarde que el Congreso. Las comisiones seguirán a continuación y fuentes parlamentarias apuntan que incluso quedarían para la semana siguiente.

El Senado está, de hecho, de vacaciones desde el 25 de junio y carece de actividad oficial programada alguna, reuniones de la Mesa incluidas. En el calendario de julio solo figura un acto previsto: la visita del embajador de Turquía, Cihad Erginay, para entrevistarse con el presidente de la Cámara.

Meritxell Batet ha estirado en el Congreso todos los plazos previsibles y habituales para fijar la fecha de investidura de su jefe de filas a partir del 22 de julio, casi tres meses después de las elecciones del 28-A, y aplazar hasta entonces el funcionamiento ordinario de la Cámara. Cruz sigue sus pasos y estira aún más la constitución de los órganos parlamentarios de control del Ejecutivo.

Las Cortes han entrado en julio, periodo oficial de vacaciones, sin que estén nombrados los diputados y senadores miembros de las diputaciones permanentes de ambas Cámaras, que son la instancia 'de guardia' en el Parlamento para cualquier urgencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios