El concurso público sigue parado

La parálisis de las Cortes garantiza a Sánchez el control de RTVE otra temporada

Después de un año bajo la dirección de una administradora única nombrada por el presidente del Gobierno, RTVE sigue sin consejo de administración y con el control parlamentario aplazado

Foto: Sede de RTVE en Torrespaña. (RTVE)
Sede de RTVE en Torrespaña. (RTVE)

Después de un año bajo la dirección de una administradora única nombrada por Pedro Sánchez, RTVE se prepara para arrancar otra temporada sin consejo de administración ni intervención de las Cortes. El concurso público puesto en marcha la pasada legislatura (julio de 2018) para elegir presidente y consejeros está aún pendiente de recursos, la Mesa del Congreso no se ha pronunciado sobre la viabilidad del mismo y las comisiones de nombramientos y la mixta de control Congreso-Senado están sin constituir, igual que todas las demás.

El equipo de Rosa María Mateo hace y deshace en nombramientos, contrataciones, gasto y programación hasta el verano de 2020 sin prever cambio alguno en la dirección 'provisional' designada en julio pasado, según reconocen fuentes de la propia corporación.

La anomalía de una empresa pública que funciona sin un consejo de administración, que en el caso específico de Radio Televisión Española debe ser elegido por las Cortes, amenaza con prolongarse 'sine die'. Se trata de un ente público que maneja un presupuesto de 343 millones de euros recibidos de las arcas del Estado y que tiene una plantilla de 6.458 trabajadores que no deja de crecer en los últimos meses.


Los letrados del Congreso dictaminaron en el cambio de legislatura que el concurso público puesto en marcha en la anterior etapa para elegir a los responsables de la corporación podía ser retomado por la nueva Cámara en el punto en que se paró: la preselección de 20 aspirantes para que los grupos parlamentarios elijan a los 10 consejeros.

La nueva presidenta del Congreso, Meritxell Batet, fue informada en el relevo de la constitución de la Cámara, en mayo, y desde entonces no se ha vuelto a tratar el asunto, según reconocen fuentes parlamentarias. Los tres meses que se ha tomado Pedro Sánchez para someterse a la sesión de investidura y el retraso acumulado en la puesta en marcha real de las Cortes también han impedido que los grupos de la oposición tomen iniciativas para pedir el final de la interinidad en RTVE. Solo Ciudadanos se adelantó a pedir la dimisión de Mateo a raíz del escándalo de la entrevista a Arnaldo Otegi mientras el PP pedía explicaciones a la administradora.

Si se repiten las elecciones, RTVE sumaría 10 meses sin control parlamentario y año y medio sin consejo de administración

La comisión parlamentaria que debe controlar la corporación no está ni siquiera constituida (como todas las demás), por la decisión de Batet y del presidente del Senado, Manuel Cruz, de retrasar la apertura de los órganos legislativos con el fin de favorecer los planes de Sánchez. Ambos se han saltado los plazos establecidos en el reglamento hasta dejar para finales de julio la elección de los miembros de las comisiones. A continuación, diputados y senadores se irán de vacaciones y no entrarán en materia hasta septiembre.

El concurso está en el aire, en cualquier caso, por quedar pendiente de los recursos anunciados y presentados en los tribunales por varios aspirantes 'suspendidos' en la preselección. Tampoco está clara la voluntad de la nueva Cámara de seguir con un procedimiento que requiere el examen de los 20 candidatos en comisión y un acuerdo entre los grupos para elegir a 10 consejeros, seis por el Congreso y cuatro por el Senado. Además, está el obstáculo de que no pueden cumplir con el requisito legal de que el nuevo consejo sea paritario porque solo cuatro mujeres pasaron la primera criba y es otra posible vía de recurso para su paralización.

Medios parlamentarios no descartan que la nueva mayoría de izquierdas e independentistas de la Cámara, si Sánchez saca adelante su investidura este verano, prefiera partir de cero y prolongar mientras la etapa de interinidad en RTVE, con Mateo o con otro administrador, hasta cambiar la normativa. Y si se decide a aprovechar los trámites heredados (elección del comité de expertos y fase de preselección), salvar los recursos y buscar mayorías de consenso en el Congreso, los trabajos se dilatarían durante el otoño.

En cualquier caso, la continuidad de los actuales responsables de la corporación, de administradora para abajo, está asegurada, según temen en la oposición y confirman con sus decisiones los altos cargos de la empresa. Si hay repetición de elecciones en noviembre, no habrá ningún cambio porque el Gobierno seguirá en funciones, las Cortes quedarían disueltas en septiembre a la vuelta de sus vacaciones y las nuevas Cámaras se constituirían en vísperas de Navidad. RTVE sumaría 10 meses sin control parlamentario y año y medio sin consejo de administración.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios