el concurso público se ralentiza

La Mesa admite a tres aspirantes a dirigir RTVE que no justifican titulación superior

La admisión de un exdiputado del PP que no acreditaba licenciatura arrastra a otros dos candidatos, contra el criterio de los expertos y de los profesionales de la casa. Se postulan 95 personas

Foto: La administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, el pasado 25 de septiembre en el Congreso. (EFE)
La administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, el pasado 25 de septiembre en el Congreso. (EFE)

Al final serán 95. 95 aspirantes, 73 hombres y 22 mujeres, para formar parte del consejo de administración de Radiotelevisión Española. El número ya se sabía que sería alto. Pero la polémica ha venido con los tres últimos admitidos. Tres candidatos que no acreditaron estar en posesión de una licenciatura, como pedían las normas del concurso público, pero que sin embargo han pasado la criba. Contra el criterio de los expertos y para enfado de los profesionales de la casa.

La (segunda) renovación de RTVE promete ser complicada y más larga de lo previsto. Congreso y Senado activaron el procedimiento de concurso público para elegir a los diez integrantes de la cúpula de la corporación en julio, mientras se culminaba la elección, no sin dificultades, de una administradora provisional única, Rosa María Mateo, aupada sin consenso por el PSOE y sus socios de la moción de censura y con la oposición de PP y Ciudadanos.

Se presentaron un total de 103 aspirantes. En un primer momento pasaron el corte 17 candidatos, y quedaron excluidos todos los demás por no presentar la documentación requerida. Pero se abrió un plazo de subsanación de errores. Y entonces la lista creció hasta las 92 personas.

El pasado 11 de septiembre, las Mesas conjuntas de Congreso y Senado admitieron el recurso del exconsejero de RTVE José Manuel Peñalosa. Él fue miembro de la cúspide de la casa hasta el pasado julio y senador (1989-1993) y diputado del PP (1993-1999). Los órganos rectores de las Cámaras aprobaron su impugnación porque los letrados señalaban que su falta de estudios superiores se podía suplir por su experiencia en RTVE. Sin embargo, las bases del concurso dejaban claro que uno de los requisitos para todos los candidatos era "estar en posesión del título de doctor, licenciado, grado o título equivalente".

Las Mesas de Congreso y Senado dejaron pasar a Peñalosa siguiendo el informe de los letrados: su experiencia de gestión suplía la falta de título


Aquella decisión disgustó a los miembros del comité de expertos, el órgano que ha de cribar las candidaturas hasta dejar un listado final de 20 personas, de entra las que los grupos habrán de elegir a los 10 finalistas. Diez de los 17 integrantes del comité suscribieron una queja en la que mostraron su rechazo por la admisión de la ficha de Peñalosa, al no reunir los requisitos exigidos. Los firmantes, aun "respetando profundamente la legitimidad de las Cámaras", sí querían expresar su disconformidad por la toma en consideración del recurso del exdiputado del PP porque la ausencia de una titulación superior "no puede ser compensada por ningún otro mérito alegado".

Queja de los expertos

"Creemos que pasar por alto la falta de esta condición en el caso de algún candidato particular, independientemente de sus méritos, supone un agravio comparativo con respecto a otros muchos candidatos potenciales", subrayaba el documento, adelantado por EFE. Los expertos subrayaban que la decisión de las Mesas complicaba su trabajo, al favorecer la entrada de más impugnaciones y ayudaba a "desprestigiar" su labor. Algo nada accesorio teniendo en cuenta que este primer concurso marcará la pauta de los siguientes. "Queremos salvaguardar nuestra responsabilidad, nuestra autonomía y nuestra coherencia", indicaban.

Los socialistas denuncian que el PP "cambia las reglas a mitad de partido" y creen que supone un "agravio" para potenciales aspirantes no licenciados

La decisión sobre Peñalosa arrastró a otros dos candidatos. La Mesa de la Comisión Mixta de Control de RTVE aceptó el pasado jueves, con los votos de PP y la abstención de Ciudadanos, a dos aspirantes inicialmente descartados por la misma razón: no acreditar estar en posesión de un título superior. La cuenta subía a 95 personas.

Los dos nuevos admitidos eran Óscar Pierre Prats, consejero elegido por la extinta CiU en 2012 y que acabó su mandato el pasado julio, y Miguel María Delgado, que no habían recurrido su exclusión. Ahora, el BOE debe publicar la lista definitiva de esos 95 candidatos a fin de que los expertos puedan evaluar sus currículos. Estos se han dividido en tres grupos de trabajo para estudiar, cada uno de ellos, unos 30 proyectos de gestión de los aspirantes. El volumen de expedientes hará que el examen del comité presidido por Diego Carcedo esté listo a finales de octubre o principios de noviembre.

La Mesa admite a tres aspirantes a dirigir RTVE que no justifican titulación superior

Los socialistas no quisieron participar en la votación del pasado jueves porque lo consideran "un error gravísimo", "un agravio para aquellas personas que pudiendo tener también el requisito de la experiencia en gestión de una empresa o de una institución publica, no se han presentado al concurso porque no tenían la licenciatura". El PP, reprobó el portavoz en la comisión, el diputado José Miguel Camacho, supone "modificar las reglas del juego a mitad de partido". El parlamentario añadía que si no se hubiera admitido a Peñalosa por ser quien es (exdiputado y exsenador popular), "la decisión de las Mesas no se habría aprobado nunca". Camacho también defendió a la ex directora general de RTVE Carmen Caffarel, a quien el consejo de Telemadrid intenta expulsar por formar parte del comité de expertos para elegir al nuevo consejo de la radiotelevisión estatal.

La Mesa admite a tres aspirantes a dirigir RTVE que no justifican titulación superior

La decisión fue contestada por el consejo de informativos de TVE. El órgano que representa a la redacción "reclama un escrupuloso respeto al concurso público abierto". "Un respeto que exigimos especialmente a los partidos políticos, a los que mostramos nuestra más profunda preocupación por la decisión, tomada en la Mesa del Congreso, de admitir tres candidaturas que no cumplen con los requisitos establecidos para el concurso. No sólo se pone así en entredicho el papel del comité de expertos. También se amenaza la culminación del proceso de una manera limpia y rápida". El consejo cree que a partir de esta decisión "se podrían producir maniobras dilatorias y deslegitimadoras que se utilizarían para justificar futuros atentados contra la independencia editorial de la corporación".

Defensa de la nueva dirección frente a la "campaña de acoso y desprestigio"

El consejo de informativos aprovechó su comunicado de esta semana para "denunciar una desleal campaña de acoso y desprestigio del servicio público" que prestan los profesionales de la información de TVE "por parte de un pequeño grupo de exdirectivos y exresponsables editoriales", que ahora disparan contra el equipo montado por Rosa María Mateo desde agosto. "Una campaña basada fundamentalmente en mentiras sobre supuestas manipulaciones y censuras que este consejo ha comprobado no se corresponden con la realidad". 

 

El órgano que representa a la redacción de la tele califica de "bulo" que se dijera que no se emitieron los abucheos a Pedro Sánchez en Doñana, o que no se divulgaran las grabaciones que afectan a la ministra Dolores Delgado. Y puntualiza que tres de los 13 miembros del consejo renunciaron a su condición de representantes de los periodistas al asumir responsabilidades editoriales. "Estamos así ante una reacción inapropiada y fuera de lugar por parte de quienes ostentaron altas responsabilidades, y no ante denuncias serias, contrastadas y documentadas de malas prácticas profesionales". 

El consejo añade que "sigue vigilando el cumplimiento de los principios deontológicos", y está estudiando de hecho ocho coberturas por si se hubieran violado esos principios. Pero no dará pábulo a "falacias y mentiras" propagadas "dentro y fuera de TVE". 

El órgano ha sido "especialmente vigilante con la renovación de responsables editoriales que se ha llevado a cabo en las últimas semanas", y no ha encontrado, dice, "ninguna amenaza a dicha independencia". "Más bien al contrario: algunos responsables de uno de los periodos más negros del periodismo en TVE han sido cesados, tal y como había reclamado este consejo en diversas ocasiones". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios