EN EL JUICIO DEL 'PROCÉS'

Jané admite a regañadientes que el 1-O influyó en su renuncia como 'conseller'

Tras toda una serie de circunloquios, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le paró los pies para que no se fuera por las ramas. "Vamos a intentar no olvidar que esto es un interrogatorio"

Foto: El 'exconseller' de Interior, Jordi Jané, en su declaración ante el Tribunal Supremo
El 'exconseller' de Interior, Jordi Jané, en su declaración ante el Tribunal Supremo

El 'exconseller' de Interior, Jordi Jané, llegó al Supremo con el objetivo de perjudicar lo menos posible a los acusados. El político de CiU fue designado por el 'expresident' Artur Mas en junio de 2015 y cesó de su cargo el 14 de julio de 2017, ya con el referéndum a la vuelta de la esquina. A los pocos minutos de comenzar el interrogatorio, Vox lanzó la pregunta clave: "¿Tiene algo que ver su cese con la inminente celebración del referéndum del 1 de octubre?", quiso saber el abogado. "Hubo un cúmulo de circunstancias, no una sola", trató de defenderse Jané. La cuestión quedó así en el aire hasta que poco después el propio 'exconseller' expuso una idea esclarecedora: "Yo siempre había defendido y defiendo la necesidad del diálogo, del acuerdo, para buscar soluciones". Cuando Puigdemont optó por la unilateralidad, Jané se bajó del carro.

El político era consciente de que iba a tener que responder esa pregunta y se presentó en el juicio del 'procés' con una respuesta preparada. Dijo que "la dedicación como conseller de Interior es muy intensa", recordó que era profesor de la Pompeu Fabra y que su labor en el Govern le obligó a dejar este trabajo, insistió en que en verano de 2017 ya había cumplido varios de los objetivos que se propuso al acceder al cargo... Toda una serie de circunloquios ante las que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le paró los pies para que no se fuera por las ramas. "Vamos a intentar no olvidar que esto es un acto procesal de interrogatorio, que se articula en preguntas y respuestas", zanjó el magistrado.

El abogado de Vox olió la sangre y preguntó de nuevo por su cese. "Había una cierta sensación de que podía producirse un cambio de Gobierno. En ese contexto, y cumplidas por mi parte las finalidades que me había propuesto al ser nombrado, consideré oportuno plantear mi voluntad de no continuar", argumentó Jané. En la misma línea, aseguró que cuando abandonó el Govern seguía "convencido" de que "se llegaría a algún tipo de solución acordada", pero en otros momentos de la declaración se mostró menos claro en este sentido. "Ante la eventualidad de que en un futuro pudiera o no darse un contexto de acuerdo, y especialmente al considerar que había finalizado ya una etapa en mi dedicación como 'conseller' de Interior, sobre todo tras la celebración de la Junta de Seguridad, yo comunico mi intención de no continuar en el gobierno".

Jané obligó así a jueces y acusaciones a leer entre líneas. De forma sutil, indicó que el verano de 2017 marcó un antes y un después en el ejecutivo, subrayando para ello el cese el del 'conseller' de Empresa, Jordi Baiget, que abandonó el cargo el 3 de julio. "Siempre he tenido con él una relación muy estrecha y de amistad", explicó. No quiso echar piedras sobre la bancada de las defensas, pero en sus respuestas dejó claro que solo hablaba por el Govern al que sirvió: "En el gobierno del que yo formé parte siempre se hablaba de una solución acordada. Este era el objetivo planteado por el gobierno. Buscar por la vía del diálogo una solución acordada". Sobre si denfendió ante Puigdemont que la unilateralidad no era el camino, Jané volvió a las andadas y no dio una respuesta clara: "No me planteaba esa vía. La vía que estaba encima de la mesa era llegar, por todos los medios, a una solución acordada".

Tras pasar de puntillas por el asunto clave, Jané elevó el tono para defender a los Mossos d'Esquadra. "La dependencia funcional de los Mossos de jueces y fiscales se tenía perfectamente clara en el Govern, nunca nadie la discutió", afirmó tajante. Llegados a ese punto y ya a preguntas de la Fiscalía, el 'exconseller' aprovechó la declaración para salir en defensa de su sucesor, Joaquim Forn, a quien conoce desde hace "muchísimos años". Según explicó, el acusado no introdujo ningún cambio en el cuerpo autonómico, echando así por tierra la idea de que los policías catalanes jugaron un papel fundamental en el 'procés'.

Ante semejante ejercicio de funambulismo, solo el abogado de Forn, Xavier Melero, se atrevió a plantearle preguntas: "¿Durante el periodo de su gestión se inició la tramitación de sendos expedientes de adquisición de armamento por parte de los Mossos d'Esquadra?", quiso saber el letrado, incidiendo así en la idea de que el cuerpo autonómico nunca buscó incrementar su arsenal ante un hipotético enfrentamiento con el Estado. "Creo que fue en octubre de 2016 que firmé una petición dirigida al ministerio de Interior en el que figuran las armas o munición que precisan los Mossos. Ese expediente se tramita y un més después, en noviembre de 2016, recibí la oportuna respuesta en la que me decían que habían informado favorablemente", aseguró el 'exconseller'. El testigo había sido propuesto por Vox, pero el que salió mejor parado tras su declaración fue Forn.

"No se hablaba sobre la vía unilateral"

Tras el receso para comer, llegó el turno del 'exconseller' Jordi Baiget. Al poco de comenzar su declaración, siguió los pasos de Jané y aseguró que mientras estuvo en el Govern no se hablaba de un posible referéndum unilateral. El abogado de Vox se centró entonces en los motivos que provocaron su cese, cuestión ante la que quedó claro que su relación con el 'president' saltó por los aires en el verano de 2017: "A mí me cesó el presidente de la Generalitat aduciendo falta de confianza. Es lo que me dijo y es lo que yo puedo decir", explicó el testigo.

Las acusaciones pusieron el foco en una entrevista que concedió a 'El Punt Avui' antes de su cese, declaraciones que él mismo vinculó a su salida del Govern. "El Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podremos hacer el referéndum. ¿Se aprobará una norma legal catalana para que se pueda hacer? Sí, pero en el minuto uno vendrá la suspensión", aseguró Baiget a este medio. La respuesta de Puigdemont no se hizo esperar: el 'exconseller' fue cesado por "falta de confianza".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios