es la portavoz del colectivo de padres de los condenados

La madre de uno de los agresores de Alsasua, cabeza de EH Bildu al Congreso por Navarra

Isabel Pozueta se ha significado por sus duras críticas a la actuación política y judicial tras la paliza a dos guardias civiles: Bildu busca con su elección recuperar el escaño por esta comunidad

Foto: Isabel Pozueta, en una de sus comparecencias como portavoz de Altsasu Gurasoak. (EFE)
Isabel Pozueta, en una de sus comparecencias como portavoz de Altsasu Gurasoak. (EFE)

La portavoz del colectivo que conforman los padres de los ocho jóvenes condenados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) y madre de uno de los penados encabezará la lista de EH Bildu por Navarra para el Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 28 de abril. Isabel Pozueta se ha significado por abanderar las movilizaciones y las protestas sociales por el proceso judicial llevado a cabo contra los agresores y las resoluciones impuestas por la Audiencia Nacional desde la plataforma Altsasu Gurasoak, con fuertes críticas a la actuación política y judicial.

Pozueta, socióloga y sexóloga de profesión, es la madre de Adur Ramírez de Alda, sobre el que ha recaído una de las mayores penas por el caso Alsasua, al ser condenado a 12 años de prisión por un delito de atentado a los agentes de la autoridad en concurso ideal con un delito de lesiones (tres años de cárcel) y tres delitos de lesiones con el agravante de abuso de superioridad y discriminación (tres años por cada uno). La sentencia condenatoria de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ratificada la pasada semana por la Sala de Apelaciones, le considera, junto a Oihan Arnanz y Jokin Unamuno, uno de los cabecillas de la agresión que sufrieron los dos agentes —un teniente y un sargento— y sus mujeres, en la que participó “muy activamente” tanto en el interior como en el exterior del bar Koxka.

Pozueta es la madre de Adur Ramírez de Alda, sobre el que ha recaído una de las mayores penas (12 años), por ser uno de los 'cabecillas' de la paliza

Estos tres jóvenes, que permanecen en prisión preventiva desde noviembre de 2016 después de que la jueza instructora de la causa, Carmen Lamena, rechazara su excarcelación —que sí concedió a los otros acusados detenidos— debido a su “especial liderazgo y protagonismo en los actos violentos”, han sido condenados a las penas más altas: 13 años para Arnanz y 12 para Unamuno.

Pozueta, que en estos dos largos años transcurridos desde la agresión ha tenido gran visibilidad mediática, especialmente con numerosas apariciones en medios de comunicación de corte nacionalista, declaró como testigo a propuesta de la defensa en el juicio por los hechos ocurridos en la madrugada del 15 de octubre de 2016, asegurando que su hijo se encontraba en casa cuando sucedieron los hechos. Según relató, esa madrugada, en plenas ferias de Alsasua, llegó a casa pasadas las 02:00 tras tomar algo junto a su marido y su hermana, y se encontró con su hijo que se disponía a acostarse. Ante este relato, la sentencia de la Sala de lo Penal deja constancia de que, como los hechos sucedieron “mucho después”, sobre las 05:00, es “perfectamente posible” que a “Adur le diera tiempo a acostarse y levantarse de nuevo para acudir” al bar Koxka y “estar presente a la hora en la que ocurrieron los hechos”.

Es más, el fallo da por acreditado que el hijo de la candidata de EH Bildu propinó puñetazos a los dos agentes en el interior y exterior del establecimiento, participando “muy activamente” en la agresión. Asimismo, la sentencia le otorga un papel activo en el movimiento Ospa, que persigue la salida de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra, y que ha organizado diferentes actos en contra de este cuerpo en Alsasua.

La Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional ratificó el pasado jueves la condena de entre dos y 13 años impuesta a los ocho condenados a excepción de la pena establecida para Iñaki Abad, a quien ha reducido la condena de 10 a seis años, al quitarle dos de los cuatro delitos de lesiones por los que fue condenado. La resolución, que rechaza enmarcar los hechos en un delito de terrorismo, si bien mantiene la consideración de agravante por discriminación ideológica, va a ser recurrida por las defensas ante el Tribunal Supremo.

Pozueta ha denunciado que la Audiencia Nacional ha "secuestrado los principios que deben regir la acción del sistema judicial" en el caso Alsasua

En respuesta a este pronunciamiento, el colectivo Altsasu Gurasoak que abandera Pozueta ha arremetido duramente contra la actuación judicial, al denunciar que la sentencia “no es solo una cuestión de desproporción”, sino "un secuestro de los principios que deben regir la acción del sistema judicial”. Con el fallo, según ha censurado, “se vulneran, entre otros, el derecho a la presunción de inocencia, a un juicio justo y a una investigación neutral”. Entre sus críticas, sostiene que se trata de un "juicio político".

La candidata ‘abertzale’, que es también madre de una concejala de EH Bildu en el Ayuntamiento de Alsasua —Haizea Ramírez de Alda Pozueta—, ha venido defendiendo en numerosos foros desde que se produjeron los hechos que la agresión a los dos agentes y sus parejas obedeció a una “trifulca de bar”, a un altercado de madrugada en un bar de copas, argumento que ha desechado la Audiencia Nacional pero que cuenta con el aval de las principales instituciones de Navarra y del País Vasco, que en innumerables ocasiones han salido en defensa de los agresores. EH Bildu considera que Pozueta, con su intensa labor de denuncia de la actuación judicial no solo del caso Alsasua, se ha convertido en “un referente de las libertades civiles”. Pozueta ha sido muy crítica además con los "montajes policiales y mediáticos" sobre la agresión a los guardias civiles y sus parejas, y con la "utilización política" de Alsasua con fines electorales.

Bildu busca aprovechar el protagonismo público de Pozueta por el caso Alsasua para aglutinar el voto nacionalista en Navarra y lograr el escaño perdido

Su labor al frente de la plataforma que lidera las movilizaciones en apoyo a los ocho jóvenes condenados le ha permitido entablar una relación con familiares de los políticos independentistas catalanes presos que estos días están siendo juzgados en el Supremo por el desafío soberanista al Estado, y a quienes ha mostrado su respaldo público.

Con su elección, EH Bildu busca aprovechar el protagonismo mediático de Pozueta por el caso Alsasua para aglutinar el voto nacionalista en Navarra en aras a conseguir el escaño por Navarra que perdió en las elecciones generales de 2015 y 2016. En la Comunidad Foral, EH Bildu concurrirá al Senado en las elecciones del 28-A dentro de una alianza electoral compuesta por las cuatro fuerzas que conforman el Gobierno de Uxue Barkos, pero no así al Congreso, donde estas formaciones no han alcanzado un acuerdo y concurrirán por separado. La coalición ‘abertzale’ ha alcanzado un acuerdo con ERC para concurrir juntos a los comicios, si bien cada uno acudirá con sus listas y posteriormente conformarán un grupo único en las Cortes Generales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios