cs había paralizado la proclamación de silvia clemente

Un matemático, IP repetidas... Los votos de la discordia de Cs en Castilla y León

Sigue el terremoto: Francisco Igea denunció irregularidades y la dirección del partido ha decidido nombrarle candidato a CyL tras declarar nulos los votos de más registrados en las primarias

Foto: Silvia Clemente, junto al secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (d), momentos antes de anunciar su candidatura. (EFE)
Silvia Clemente, junto al secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (d), momentos antes de anunciar su candidatura. (EFE)

Un total de 82 votos han sembrado la discordia en las primarias para proclamar candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta de Castilla y León; 82 votos que enarbolaban desde el equipo de Francisco Igea —perdedor inicialmente por la pírrica diferencia de 35 votos frente a la expopular y expresidenta de las Cortes de Castilla y León Silvia Clemente— sin pronunciar la palabra pucherazo pero dejando claro a quien quiesiera oírlo que "algo no ha sido normal" en esta inesperada lucha en las urnas entre el que era cabeza del partido naranja, hasta la fecha, y la 'paracaidista' Clemente.

Esta misma mañana, la dirección del partido decretaba nulos un total de 82 votos que beneficiaban a Clemente y otorgaban la victoria a Francisco Igea.

Ciudadanos había recibido la denuncia del doctor Igea en su Comisión de Garantías, que decidió cautelarmente frenar la proclamación de Clemente. La militancia y los votantes potenciales de la formación naranja no han dan crédito ante lo que ha sucedido en Castilla y León desde que Clemente apareciese en escena; una situación que salpica de lleno a la dirección nacional, que tomó partido abiertamente por la política segoviana en detrimento de su delfín local.

Comida de fraternidad y primeras dudas

Los militantes castellanoleoneses de Cs votaron en la mañana del sábado por su candidato de primarias para optar a la presidencia de la Junta regional. Ganó, inicialmente, Silvia Clemente. Por poco: solo 35 votos de diferencia sobre Francisco Igea. El médico —que hasta hace poco era también diputado nacional por Valladolid y que ahora se había quedado descolgado en puestos públicos del partido naranja— reconocía la derrota: “Ha sido una decisión de todos; ha sido una decisión muy ajustada, pero es una decisión que tenemos que respetar”, sentenciaba mirando a cámara en un vídeo colgado en su cuenta de Twitter tras darse a conocer el resultado de las primarias.

Instantes después, Igea compartía comida con militantes cercanos y allegados. Intercambiaban impresiones, hasta que se dieron cuenta de que el número de votos no se correspondía con el sumatorio de sufragios recibidos por los tres candidatos en liza: 1.013 frente a 1.094. Los dichosos 82 votos de marras.

"Vimos el acta de votaciones y pensamos que se habían equivocado. Eso siempre puede pasar. Y no le dimos más importancia", dice Igea a El Confidencial. Mientras celebraban el 'almuerzo de la derrota', el médico asegura que empezaron a llegar a su móviles "mensajes de militantes que afirmaban haberse bajado las certificaciones de voto y que presentaban un patrón un poco raro".

Francisco Igea, durante el último acto de la campaña de primarias de su partido.
Francisco Igea, durante el último acto de la campaña de primarias de su partido.

La mecha ya estaba prendida: el equipo de Igea procedió a bajar de la plataforma de internet del partido todos los comprobantes de voto; los de los tres candidatos. "Vimos algo chocante, ante lo que procedemos a comprobar y comparar con otras primarias celebradas similares". En los trabajos, participó un matemático para despejar dudas sobre los 82 votos de la discordia.

"Le dimos vueltas durante toda la tarde del sábado y decidimos que no podíamos callar lo que habíamos visto. Hay información estadística llamativa sobre grupos de votos y queremos que nos expliquen qué ha pasado. Hemos obtenido información de los certificados de votos y hay diferencias llamativas".

Igea deja claro, sin embargo, detalles que le hacen pensar en irregularidades en las votaciones: "Cuando se accede a los certificados de votación, los votos no aparecen ordenados. Al capturar toda la información, esta sí que se ordena cronológicamente y aparecen votos emitidos consecutivamente, grupos de votos. Que podrían ser de la misma IP —dirección de ordenador—. Podríamos presuponer que son de la misma IP", sentencia el político vallisoletano.

Los nuevos naranjas

La irrupción de la expopular Clemente en la carrera por las primarias de Ciudadanos fue un terremoto en toda regla. El movimiento sísmico solo fue superado por las formas exhibidas por la histórica militante del PP al anunciar su decisión. Clemente no dejó títere con cabeza en la formación de Pablo Casado, aunque el centro de sus mayores críticas fue el candidato de Génova a relevar a Juan Vicente Herrera en la región, Alfonso Fernández Mañueco. Tras su anuncio, una polvareda ha perseguido a Clemente. La última, el envío al ámbito penal de las ayudas que la que fuera consejera de Agricultura y Ganadería dio a la empresa de su esposo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios