ACTO DE PRECAMPAÑA EN LAS PALMAS

Sánchez ensaya una llamada al voto útil de la izquierda y pide una "victoria rotunda"

El presidente advierte de que no solo basta con ganar para asegurar los gobiernos frente a "las tres derechas". Se mofa del PP por buscar la "fusión con la ultraderecha" que le fija su estrategia

Foto: Pedro Sánchez, durante la clausura de la conferencia municipal organizada por el PSOE grancanario, este 19 de enero en Las Palmas. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la clausura de la conferencia municipal organizada por el PSOE grancanario, este 19 de enero en Las Palmas. (EFE)

Desde hace casi un año Pedro Sánchez lleva manifestando su convicción de que el PSOE ganará en las municipales y europeas del 26 de mayo. Antes incluso de que llegara a La Moncloa. Más de medio año después de acceder al Ejecutivo, el secretario general y su equipo sí ven más posible que nunca cumplir ese sueño. Aunque quieren ir un paso más allá. El presidente pide una "victoria rotunda" del PSOE para frenar a "las tres derechas". Aún quedan cuatro meses para que arranque la precampaña electoral, pero ese mensaje es un preludio de lo que con seguridad llegará después: una llamada al voto útil de la izquierda, más fragmentada esta última semana por la ruptura de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, cofundadores de Podemos hace cinco años.

El líder socialista sigue aprovechando los fines de semana para recorrer los territorios y mitinear con los candidatos regionales y locales. El sábado y domingo pasados se desplazó a Barcelona y a Burgos, y ahora le toca Las Palmas, para clausurar la conferencia municipal de su partido, y Murcia. El presidente esbozó en la capital grancanaria un discurso corto, en buena medida replicado de los dos anteriores, pero en el que introducía dos elementos diferenciales al hilo de lo ocurrido esta semana. Primero, una alusión a la convención nacional del PP que se celebra este fin de semana en Madrid, y en la que ya no se sabe, ironizó, si los conservadores buscan "fundarse o refundarse", porque lo que sí hacen es "fundirse con la ultraderecha", que es la que le marca "el paso y la hoja de ruta". Y dos, la crisis de Podemos, que puede hundir las expectativas de los socialistas de reeditar el gran poder local y regional que consiguieron hace casi cuatro años.

Sánchez ni mentó a la formación morada ni a Pablo Iglesias, su aliado preferente. Ya no suele hacerlo en sus mítines porque el PSOE ya no ve peligro alguno de sorpaso, riesgo que tampoco aprecian las encuestas. El partido siente que su posición de liderazgo en la izquierda no admite ya discusión, y la batalla en ese espectro la tiene ganada, cosa que no le ocurre al PP, que tiene que darse codazos con Ciudadanos y que ahora sufre la competencia por su derecha con Vox. Pero aunque todos los sondeos sitúan a los socialistas como primera fuerza, Sánchez necesita una ventaja muy clara, consolidarse para que su formación mantenga su cuota de poder. Las elecciones andaluzas del 2-D fueron un mazazo, pero ahora aspira a que la movilización de la izquierda, asustada por el advenimiento de un tripartito de derechas, sea la clave de los próximos comicios.

"No solo nos va a bastar con ser primera fuerza. Tenemos que garantizar una victoria rotunda que nos permita gobernar contra las tres derechas", dice


Lo que ofrece Sánchez a sus votantes es "futuro", una España "en positivo". Este sábado, en Las Palmas, volvió a citar al excanciller socialdemócrata alemán Willy Brandt, que afirmó que las sociedades "ancladas en el pasado nunca conquistarán el futuro". "Nosotros tenemos que apelar en campaña a la movilización de todos", apremió, recordando la obra de su partido en sus años de gobierno: la construcción del Estado del bienestar, las leyes de igualdad, el matrimonio homosexual, la ampliación de derechos...

140 años en la "conquista de derechos"

Nada habría sido "posible", dijo, si "millones y millones de hombres y mujeres" no hubieran votado por el PSOE para que pusiera en marcha esos avances. Porque su partido, recordó, cumplirá en mayo "140 años de historia sirviendo a las gentes del conjunto del país, a España". A los que "identifican patriotismo con gritar '¡viva España!" les advierte de que "ser patriota es trabajar todos los días para que la gente viva mejor en España". "¡Esa es la diferencia! Hemos hecho más por la justicia social en siete meses que en siete años del PP".

Sánchez ensaya una llamada al voto útil de la izquierda y pide una "victoria rotunda"

Precisamente por eso Sánchez apeló a la "movilización de hombres y mujeres". "Nos estamos jugando mucho —avisó—. Los mayores, por la España que somos frente a la España que fuimos. Y los jóvenes, por la España que somos, que tenemos que defender, y la que queremos ser. Todo eso tiene que producirse el próximo 26 de mayo". Y así entraba en la parte final de su discurso: "No me cabe duda de que seremos primera fuerza política, pero no solo nos va a bastar con ser primera fuerza. Tenemos que garantizar una victoria rotunda que nos permita gobernar contra las tres derechas que lo único que están ofreciendo de futuro es el pasado. ¡Mucho ánimo y mucha fuerza!", animó a sus compañeros canarios.

Sánchez remarca que el PP ya ni quiere "llegar" a las conquistas sociales, porque ahora prefiere dar pasos atrás, "volver a su peor pasado", a Aznar

Y es que aun mejorando resultados, el PSOE puede perder gobiernos, como temen sus dirigentes, por la caída de Podemos. Lo dijo a las claras este sábado en RAC1 el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. "La división de las izquierdas divide a las izquierdas" y "si a Podemos le va mal, al PSOE se le complica la vida, es evidente", sentenció, informa EFE.

Sánchez ensaya una llamada al voto útil de la izquierda y pide una "victoria rotunda"

Sánchez subrayó en Las Palmas que, a fin de cuentas, "la historia del PSOE no es sino la conquista de derechos", de "libertades", de la "consolidación de la democracia". "La derecha", en cambio, "siempre ha llegado tarde". Puso varios ejemplos: "Llegaron tarde al aborto, al matrimonio homosexual, a la Constitución española, al Título VIII", al proponer políticas "recentralizadoras" como la devolución de competencias. "Ese es el problema. Llegaban tarde, a rastras y mal. Pero llegaban. Pero este nuevo PP no quiere ni llegar. Es que quieren volver atrás. Ese es el cambio en el PP, volver a su peor pasado", proclamó entre los aplausos de los socialistas canarios, líderados por su secretario general y candidato a la presidencia del Ejecutivo del archipiélago, Ángel Víctor Torres.

Sánchez ensaya una llamada al voto útil de la izquierda y pide una "victoria rotunda"

Mientras Sánchez hablaba en Las Palmas, el expresidente José María Aznar intervenía en la convención del PP. El jefe del Ejecutivo ironizó con el propósito de ese cónclave, que coincide con el 30 aniversario de la refundación de los populares. "No sabemos si se reúnen para fundarse o para refundarse. Por lo pronto lo que hacen es fundirse con la ultraderecha, que es quien les marca el paso y la hoja de ruta". Sánchez, de nuevo, arremetía contra Pablo Casado por buscar esa convergencia con Vox. Retomó además otra de sus afirmaciones recurrentes de los últimos días: "Nadie que se dice europeísta se apoya en partidos que quieren destruir Europa".

Sánchez, por último, glosó los avances contenidos en sus Presupuestos Generales del Estado para 2019, aún de incierta tramitación. De nuevo, volvió a apelar a "todos los grupos" para que se sienten a negociar. "No tienen opción de votar no", aseguró tajante. Solo les cabe, a su juicio, o apoyarlos o abstenerse para que continúen su camino en las Cortes, pues contienen mejoras que redundarán en la vida de los ciudadanos. Mañana domingo en Murcia y el lunes, en la reunión de la ejecutiva federal a la que acudirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, los socialistas tendrán ocasión de seguir incidiendo en ese mensaje.

También el presidente remarcó que el PSOE nunca arriará la bandera del feminismo. Agradeció al regidor de Sevilla, el socialista Juan Espadas, sentado en primera fila, que hubiera dedicado una calle de su ciudad a Ana Orantes, la mujer que fue quemada por su marido dos semanas después de denunciarlo ante las cámaras de televisión. "Mientras haya alcaldes y alcaldesas socialistas, siempre habrá gobiernos feministas que defiendan la igualdad de género entre hombres y mujeres". Esa proclama no dejará de estar presente en la precampaña, dado el combate de Vox a las políticas de igualdad y la asunción de parte de su discurso por el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios