PARA SUSTRAER DOCUMENTOS SENSIBLES DEL PP

El chófer de Bárcenas asegura que un policía cercano a Cospedal le pidió unirse a Kitchen

Sergio Ríos declaró también ante el juez que no tiene constancia de que el hombre vestido de cura que asaltó la casa del extesorero del PP en octubre de 2013 formase parte de la operación

Foto: l que fuera chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, a la salida de la Audiencia Nacional. (EFE)
l que fuera chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, a la salida de la Audiencia Nacional. (EFE)

El antiguo chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, aseguró este martes en la Audiencia Nacional que fue Andrés Gómez Gordo, inspector jefe de la Policía Nacional y hombre cercano a María Dolores de Cospedal, quien le pidió unirse a Kitchen en 2013, la operación diseñada ese mismo año por Interior para sustraer documentos sensibles al extesorero del PP.

En una declaración que se alargó durante más de tres horas, Ríos respondió a todas las preguntas sobre esta maniobra en la que también participó el comisario jubilado José Manuel Villarejo, tras lo que la Fiscalía Anticorrupción solicitó una serie de medidas cautelares que el magistrado ha confirmado: comparecencia en sede judicial mensualmente, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España.

La relación entre el inspector jefe Andrés Gómez Gordo y Kitchen no es una novedad para el ministerio público. El policía también consta como investigado en la pieza y este mismo miércoles ha tenido que declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón. Aunque Gómez Gordo sigue en la actualidad en la Policía Nacional, a lo largo de su carrera ha dejado el cuerpo en dos ocasiones para realizar trabajos cercanos al PP: la primera vez como vigilante del proyecto de la Ciudad de la Justicia de Esperanza Aguirre y la segunda como miembro del equipo de seguridad de María Dolores de Cospedal, entonces presidenta de Castilla la Mancha.

Según explican fuentes jurídicas a El Confidencial, el policía conoció a Sergio Ríos durante el primero de los puestos, cuando el chófer de Bárcenas todavía conducía para Francisco Granados, entonces consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid. Años después, en 2013, con Ríos ya conduciendo para el extesorero, Gómez Gordo le volvió a contactar para que robara una serie de documentos sensibles a Bárcenas.

Con la figura de Gómez Gordo cobrando fuerza en la investigación, el nombre de Cospedal vuelve a aparecer en un caso relacionado con Villarejo. La exsecretaria general del PP y expresidenta de Castilla la Mancha tuvo que poner fin a su carrera política por la crisis abierta con los audios del comisario en noviembre, cuando salieron a la luz los trabajos que encargaba al expolicía. Aunque las grabaciones en las que se escucha a Cospedal no abordan Kitchen, el propio Luis Bárcenas declaró el pasado diciembre que los documentos que le sustrajeron en dicha operación versaban sobre la financiación de una de sus campañas electorales. Esta hipótesis se ve ahora reforzada con la declaración del propio Ríos en la que vincula su participación en el operativo con un hombre de confianza de Cospedal, una línea de investigación que tendrá que esperar al resto de declaraciones.

Durante su comparecencia, el magistrado preguntó también al chófer por lo ocurrido en octubre de 2013, cuando se produjo un asalto en casa del extesorero del PP. Con Bárcenas ya entre rejas y la operación Kitchen en marcha, un individuo vestido de cura irrumpió en su domicilio madrileño y, tras maniatar a su mujer Rosalía Iglesias y al hijo de ambos, Guillermo, exigió, arma en mano, que le entregaran documentación y 'pendrives' que decía guardaba el 'popular' en su vivienda. El sujeto fue reducido y se consideró la iniciativa de un desequilibrado, pero el caso cobró una dimensión distinta en los últimos meses a la luz de la operación Kitchen. Sergio Ríos, sin embargo, aseguró durante su declaración de este martes que él no tiene constancia de que el asalto estuviera relacionado con la operación Kitchen, explican a El Confidencial fuentes jurídicas.

Además del chófer de Bárcenas, a lo largo de esta semana el Juzgado de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional tomará declaración a varias personas relacionadas con la operación Kitchen: este mismo miércoles por la mañana han comparecido como testigos el extesorero del PP y su mujer, Rosalía Iglesias, tras los que este jueves declararán como investigados el propio Villarejo, el exdirector adjunto operativo de la Policía Nacional Eugenio Pino y el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño. En lo que se refiere a la declaración de hoy del inspector jefe Andrés Gómez Gordo, que podría resultar clave para aclarar la implicación de altos cargos del PP en la operación, por el momento no ha trascendido ninguna información sobre su declaración pero como medida cautelar se le ha prohibido salir de España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios