donald trUmp también acudirá

Pedro Sánchez irá al Foro de Davos después de los siete años de ausencia de Rajoy

Moncloa vuelve a sacar pecho ante los mercados tras años de crisis. Sánchez sigue marcando agenda internacional. Zapatero eludió la cita en 2011 al temer una encerrona

Foto: Pedro Sánchez en Bruselas. (EFE)
Pedro Sánchez en Bruselas. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto acudir en enero al Foro Económico Mundial de Davos, la principal cita económica y de los mercados, según fuentes conocedoras del acto. Un presidente español volverá así a la ciudad suiza ocho años después de que Zapatero fuera en 2010 a intentar, sin éxito, calmar a los inversores. Rajoy no compareció durante sus mandatos alegando siempre distintos motivos de agenda. Sánchez sigue marcando agenda internacional y vende la recuperación y su política expansiva. Donald Trump también ha anunciado su presencia.

El 28 de enero de 2010, cuando los inversores ya dudaban abiertamente sobre el futuro de la economía española, Zapatero acudió a Davos a intentar calmar al mercado: "Somos un país serio y vamos a cumplir nuestros compromisos". No fue solo la economía lo que le hizo tragar saliva. Una de sus conferencias comenzó con retraso porque era el único participante que no hablaba inglés y hubo que buscar un intérprete. Además, participó en una mesa junto al entonces primer ministro griego, George Papandreou, una foto que todos los dirigentes intentaron evitar porque Grecia era entonces sinónimo de noticias pésimas.

En octubre, Sánchez recibió al fundador del Foro de Davos y se gestó el regreso de un presidente

La prima de riesgo, que entonces rondaba los 100 puntos básicos, apenas notó la intervención de Zapatero. Menos de cuatro meses después, el 12 de mayo de ese año, Zapatero fue al Congreso y anunció el primer recorte masivo de la crisis. "Me cueste lo que me cueste", fue la frase que quedó para la historia. En la siguiente edición de la cita de Davos, zapatero ya no compareció. La prima de riesgo estaba en 250 puntos básicos, España copaba las portadas de la prensa internacional y el Gobierno temió sufrir una encerrona.

En 2012 había un nuevo Gobierno para ir a la cita pero Rajoy no era muy de estas cosas. Tampoco habla inglés y además odia los helicópteros (el aeropuerto más cercano está a dos horas y muchos VIP llegan en este medio de transporte). Aunque llegó a estar anunciado, cada año apareció un problema de agenda distinto —una convención del PP, plenos en el Congreso...— que oficialmente imposibilitaron su presencia. El designado para ahuyentar primero el rescate y vender la recuperación los siguientes años fue Luis de Guindos, que sí habla inglés de forma fluida. También acudieron José Manuel Soria o Ana Botella (que pasó otro mal trago porque no se dignó a completar la página en la que la organización le pedía su currículum).

Felipe VI participó en 2018 en el Foro de Davos. (EFE)
Felipe VI participó en 2018 en el Foro de Davos. (EFE)

En enero de 2018 fue el rey Felipe VI el que acudió a la cita, aunque la preocupación exterior entonces era Cataluña tras el otoño del 'procés'. "Las desavenencias y disputas políticas deben discutirse en el marco de la Constitución, que no es algo ornamental, sino el pilar fundamental de nuestra coexistencia democrática y se merece el mayor respeto".

El próximo año, el presidente de Gobierno vuelve a la cita, que se celebra entre el 22 y el 25 de enero. El pasado dos de octubre, Sánchez recibió en Moncloa al fundador del Foro Davos, Klaus Schwab, y se comenzó a gestar el regreso de un presidente del Gobierno. Sánchez habla inglés y es economista, un perfil que ha cultivado en foros con 'The Economist' o en un foro de Reuters en Nueva York.

Al contrario que Rajoy, Sánchez se ha volcado en la agenda exterior (en parte para compensar la debilidad de su grupo parlamentario). Ha multiplicado la agenda internacional y los viajes al exterior incluso si la oposición le ridiculiza por el uso y abuso del Falcon. En enero ya hay un viaje más agendado. Sánchez venderá previsiblemente en Davos su receta económica a la portuguesa: subida del salario mínimo y de las pensiones y compromiso —al menos formal— con los objetivos de déficit.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios