condenados a nueve años de cárcel

Del "yo sí te creo" a las críticas de Catalá al juez: cuatro hitos del caso de La Manada

Los cinco acusados pueden todavía recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, así como las respectivas acusaciones, que consideran que hubo violación y piden condena por agresión sexual

Foto: Los cinco miembros de La Manada.
Los cinco miembros de La Manada.

Dos años y medio después de que una joven madrileña denunciara a cinco hombres por una violación en grupo en los Sanfermines de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha confirmado este miércoles la condena a NUEVE años de prisión para todos ellos por abuso sexual con prevalimiento. El TSJN, sin embargo, no descarta que la pena aumente al estimar uno de los motivos de los recursos, el relativo a la absolución de los inculpados del delito contra la intimidad, que se basa en la grabación parcial de los hechos y dará lugar a una nueva sentencia.

Los cinco acusados, conocidos como La Manada por el grupo de Whatsapp que compartían, pueden todavía recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, así como las respectivas acusaciones, que consideran que hubo violación. De todos modos, la posibilidad de que sean condenados por un delito de agresión sexual resulta cada vez más complicada conforme la vía judicial se agota, lo que supone cerrar la puerta a la pena que pedían miles de personas en la calle y que incluso el exministro de Justicia Rafael Catalá defendió de manera indirecta. En los últimos 29 meses, estos han sido los principales hitos de un caso marcado en todo momento por la polémica.

"Yo sí te creo, hermana"

La Audiencia de Navarra condenó el pasado 26 de abril a los cinco miembros de La Manada a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado con prevalimiento por los hechos ocurridos durante los Sanfermines de 2016, descartando así que hubiera violación alguna a la joven de 18 años. La polémica llegó a tal punto que miles de personas tomaron las calles para protestar contra la resolución, produciéndose manifestaciones en Madrid, Barcelona, Andalucía y otros puntos de la geografía española. De manera paralera, las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo a la víctima bajo la frase de "yo sí te creo, hermana", así como de críticas a los jueces por aceptar el informe elaborado por detectives privados a petición de la defensa en el que se analizaba cómo había sido la vida de la joven tras presentar la denuncia.

El magistrado González

Tras la sentencia, el magistrado de la Audiencia de Navarra Ricardo González se convirtió en blanco de críticas por el voto particular en el que pedía la absolución de La Manada. Aunque durante el procedimiento ya se había pronunciado a favor de la excarcelación provisional de los cinco hombres, no fue hasta hacerse público el fallo en abril cuando su interpretación de los hechos acaparó titulares en los medios de comunicación. "Actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo" y "menor actividad y expresividad en la denunciante" fueron algunas de las expresiones que recogió en su voto particular, en el que analizaba los vídeos de los abusos sexuales que habían sido grabados por uno de los condenados. Según sostuvo el magistrado González, en ninguna de las imágenes se apreciaba en la expresión o movimientos de la víctima "atisbo alguno de oposición, rechazo, disgusto, asco, repugnancia (...) o cualquier otro sentimiento similar", alegando en este sentido que el rostro de la joven mostraba una "innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión".

Las críticas de Catalá

Cuando la situación no parecía poder ir a peor para el magistrado González, el entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, concedió una entrevista a 'Herrera en COPE' en la que arremetió contra el juez: "Todos saben que este juez tiene algún problema singular, me sorprende que el Consejo no actúe", criticó, refiriéndose así al CGPJ. Aunque el ministro no profundizó en ningún momento en cuál era ese supuesto problema, insistió en repetidas ocasiones en que "todos lo saben" y en que tiene "algunos expedientes ya abiertos". "En España tenemos 5.500 jueces magníficos y muy profesionales. Pero como en todas las corporaciones, hay algunas personas con dificultades. Si en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra conocían esta situación, debería haberse actuado preventivamente", denunció Catalá. Pese a la contundencia con la que se pronunció al respecto, el CGPJ emitió posteriormente un comunicado en el que aseguraba que "no hay abierto ningún expediente contra el juez".

Una comisión para revisar el Código Penal

Al margen de sus críticas al magistrado, Catalá también explicó en la entrevista que el Gobierno había pedido que se revisasen los delitos sexuales en el Código Penal tras la sentencia: "Yo soy partidario de que las leyes se adapten a la realidad social. Si hay un desajuste, hay que legislar para cambiarlo". Para dicha revisión se creó una comisión específica que desde el primer momento estuvo marcada por la polémica, ya que en la misma hubo en un principio mayoría de hombres. Tras recomponerla para que estuviera formada por 15 mujeres y 13 hombres, los correspondientes juristas comenzaron a evaluar los delitos sexuales tipificados en el Código Penal, labor que todavía se mantiene y para la que esperan poder cerrar un acuerdo el próximo 13 diciembre. Por el momento, ya ha trascendido que quieren aunar los abusos en un único delito con diferentes agravantes y que abogan por recuperar el término 'violación' de forma expresa en el Código Penal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios