juicio por la presunta violación en sanfermines

Las redes atacan a la defensa de 'La manada' por hurgar en la vida privada de la joven

Buscan que se viralice la imagen y los nombres de los cinco acusados tras admitir el tribunal un informe de detectives privados sobre la conducta de la joven en fechas posteriores a los hechos

Foto: Concentración en Pamplona con motivo del inicio de la supuesta violación grupal en los Sanfermines de 2016 en apoyo de la presunta víctima. (EC)
Concentración en Pamplona con motivo del inicio de la supuesta violación grupal en los Sanfermines de 2016 en apoyo de la presunta víctima. (EC)

El juicio contra los integrantes de ‘La manada’ por la presunta violación grupal en la primera noche de los Sanfermines de 2016 ha vivido este martes su jornada clave con la declaración de la supuesta víctima. La joven madrileña de 20 años, que en el momento de los hechos tenía 18 años, se ha enfrentado a las insistentes preguntas de las defensas en su intento de demostrar que fueron en todo momento relaciones sexuales consentidas. Hubo muchas preguntas (la joven testificó por espacio de cuatro horas), pero hay una pregunta que ha surgido fuera de la sala de vistas y que está marcando el inicio del proceso judicial: ¿por qué el tribunal no ha admitido todo el material que estaba en los móviles de los cinco sevillanos procesados con anterioridad a la noche de la supuesta violación, y que relacionaban a los acusados con una anterior supuesta agresión sexual, y por el contrario toma en consideración un informe elaborado por detectives privados a petición de la defensa sobre la vida de la joven posterior a los hechos?

Esta decisión está provocando una gran indignación en las redes sociales, que se están movilizando para contraatacar ante la estrategia de la defensa de hurgar en la vida privada de la supuesta víctima tras los hechos para proyectar la imagen de una joven que no presenta ningún trauma. Por WhatsApp y Twitter, por ejemplo, se está difundiendo una imagen que busca hacerse viral con los rostros y los nombres de los cinco acusados para hacer frente a la táctica encaminada a presentarlos como ‘víctimas’. “El juez admite como prueba un informe de un detective privado que se le puso a la víctima por parte de uno de los acusados para que vigilara su vida posterior a los hechos denunciados. Mientras tanto, 'La manada' exige respeto a su intimidad y que no se difundan sus nombres y caras en las redes sociales. Sería una pena que se viralizase esta imagen, ¿verdad?”, refleja el mensaje, acompañado por las imágenes y los nombres de los cinco imputados.

Las redes sociales censuran que se admita un informe sobre la vida de la joven tras los hechos y se rechace el contenido del móvil de los acusados antes de la presunta violación

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra estableció que el juicio, iniciado este lunes, se celebre a puerta cerrada de forma íntegra para proteger “el derecho fundamental a la intimidad” de la denunciante y salvaguardarlos, tanto a ella como a los cinco acusados, de una “indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual” que pertenecen a la esfera personal. En el auto, el tribunal prohibió “la obtención, divulgación o publicación de imágenes” de Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero Domínguez. Por su parte, en relación al quinto acusado, A. M. G., también prohibió que “se hagan públicos los datos relativos a su identidad y circunstancias personales” a petición de su defensa... cuando su nombre ha salido publicado en infinidad de ocasiones durante los 16 meses transcurridos desde los hechos. Ahora, las defensas de todos los acusados persiguen que se preserve la identidad e imagen de todos ellos.

Una de las imágenes compartidas en redes sociales protestando contra 'La manada'.
Una de las imágenes compartidas en redes sociales protestando contra 'La manada'.

En las redes sociales son muchos los mensajes que muestran su indignación por la decisión adoptada por el tribunal en la primera sesión del juicio, relativa a las cuestiones previas, en la que aceptó como prueba la ampliación de un informe realizado por detectives privados sobre la vida que llevó la joven después de la supuesta violación grupal, y que ya había sido aceptado en la instrucción de la causa, pero, por el contrario, rechazó admitir como prueba de cargo la vida llevada a cabo por los acusados antes de la noche del 7 de julio de 2016.

El juez rechazó en un auto fechado en septiembre incorporar como prueba todo el material que estaba en los móviles de los acusados con anterioridad a la noche de la supuesta violación (vídeos y mensajes de WhatsApp) y que les relacionaban con alguna otra supuesta agresión sexual. Este contenido, según expuso de forma contundente, “no guarda relación con los hechos que son objeto de enjuiciamiento”, por lo que “en consecuencia carece de pertinencia”. La acusación volvió a reclamar este lunes al inicio del juicio que se tuviera en cuenta todo este material, que resultaba comprometedor para los cinco acusados, ya que revelaba algunas de las intenciones de los acusados con su viaje a los Sanfermines. ¿Llevamos burundanga? Tengo reinoles tiraditas de precio. Para las violaciones”, reflejaba un mensaje de WhatsApp. Pero el tribunal desestimó esta petición, de modo que únicamente se van a tener en cuenta los archivos y contenidos generados en los teléfonos de los cinco integrantes de ‘La manada’ desde el 7 de julio hasta el momento en que los dispositivos fueron requeridos por la policía tras su detención.

Los detectives privados elaboraron el informe en base a las interacciones en las redes sociales de la joven para cuestionar la existencia de secuelas

Sin embargo, el tribunal sí ha tomado en consideración un informe que da cuenta de la vida de la víctima tras los hechos, con el que la defensa quiere demostrar que no presenta ningún trauma. La defensa de uno de los acusados contrató a un despacho de detectives privados para espiar a la joven madrileña en las semanas posteriores a la presunta violación grupal. El despacho elaboró un informe en base a las interacciones en las redes sociales de la joven para poner de relieve su conducta posterior a la supuesta agresión sexual y tratar de demostrar así que no presenta secuelas psicológicas por los hechos, algo que sí han acreditado los peritos. Ahora, el informe se ha ampliado con un añadido que alude a una publicación con contenido festivo que la joven compartió en redes sociales y que ha sido tomado en consideración este lunes por el tribunal.

“El juez rechaza como prueba los wasaps de 'La manada' pero acepta el informe de un detective privado sobre la vida de la víctima. Esa es la justicia de mierda que tenemos en este país”. El comentario crítico de esta usuaria de Twitter ahonda en la línea de denuncia que está reproduciéndose en esta red social con numerosos mensajes que muestran su sorpresa y malestar por lo que está sucediendo en el inicio del juicio. “¿Tenía que haberse quedado encerrada en su casa llorando de por vida?”, se pregunta de forma crítica otra usuaria.

Algunas asociaciones feministas están poniendo el grito en el cielo porque “se está haciendo el juego a la defensa” de los acusados y se está presentando a la joven como “víctima”. Precisamente, con motivo del inicio del juicio, los colectivos feministas Andrea y Lunes Lilas se concentraron en la plaza del Castillo de Pamplona para reclamar que el juicio de la supuesta violación grupal no siguiera el mismo camino que el “injusto” proceso que tuvo lugar con motivo del asesinato de Nagore Laffage en los Sanfermines de 2008, cuando se “despreciaron los derechos de las mujeres, ya que se concedió credibilidad absoluta al acusado”. Estas entidades no descartan realizar concentraciones ante la Audiencia Provincial de Navarra durante el juicio para protestar por el trato que se está dando a la denunciante.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios