pactos después de las andaluzas

Casado confía en su 'sintonía' con Rivera y Abascal para que el PP gobierne la Junta

En el caso de Ciudadanos, en el PP apuntan que su jefe es consciente de la factura que tendría que pagar en las elecciones siguientes si permite la continuidad del PSOE en el poder

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del PP a la Junta, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del PP a la Junta, Juanma Moreno. (EFE)

Pablo Casado confía en sus buenas relaciones personales con Albert Rivera y con Santiago Abascal (excompañero en el PP) para facilitar la investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía, aunque sea después de unas largas negociaciones. Fuentes de la dirección del Partido Popular se muestran así de optimistas sobre sus posibilidades de alcanzar el Gobierno autonómico andaluz después una primera conversación de su jefe con el presidente de Ciudadanos, que ya ha podido dar sus frutos al relativizar Juan Marín su pretensión de ser él candidato a la sucesión de Susana Díaz.

Casado confía en su 'sintonía' con Rivera y Abascal para que el PP gobierne la Junta

Pesa a las diferencias en los intereses electorales nacionales a medio plazo y de proyecto político con CS y Vox, en el Partido Popular dan por hecho que llevarán a Moreno al Palacio de San Telmo pese a haber obtenido, con 26 escaños, los peores resultados electorales de su historia. Javier Arenas, después de ganar con 50, se quedó como jefe de la oposición en 2012. La teoría manejada en la sede de Génova es que por muchas vueltas que le den los riveristas y los partidarios de Abascal, sus votantes nunca les perdonarían que permitieran la continuidad de los socialistas en la Junta de Andalucía.

En el caso concreto de Ciudadanos, medios del PP apuntan que Rivera es consciente de la factura que tendría que pagar en las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo, y después en las generales, si facilitara al PSOE mantenerse en su antiguo feudo después del batacazo sufrido en las urnas. Ni siquiera esperan en el equipo de Casado que Cs se apunte a un bloqueo de la investidura de Moreno que amenace con una repetición de los comicios.

El presidente del PP en Andalucía lo expresó con toda claridad ante el comité ejecutivo nacional reunido en Madrid, al comentar que si los de Rivera actúan con "ombliguismo" o "tacticismo electoral", lo pagarán muy caro en menos de seis meses, en los comicios locales. En la dirección nacional descartan que Ciudadanos les pueda hacer ese "favor" de dar oxígeno al PSOE porque entonces tendrían la campaña hecha a favor de la unidad del centro derecha y la concentración del voto frente a la formación de Pedro Sánchez en las próximas citas con las urnas.

El candidato de Cs, Juan Marín, también prometió durante toda la campaña andaluza ese "cambio" que todos los partidos dicen que ha triunfado. En su caso, era una renuncia a sostener otra vez a Susana Díaz después de apoyarla en el Gobierno durante casi cuatro años.

Fuentes del PP consideran que la "sintonía" en las negociaciones será decisiva en los próximos días y apuntan que Casado, recién llegado a la máxima responsabilidad al frente de su partido, no tiene ningún problema personal con Rivera y tampoco con Abascal. Ha evitado siempre caer en la descalificación directa del jefe de Ciudadanos y evita en público colgar a su excompañero de partido hoy al frente de Vox el cartel de la extrema derecha.

El sucesor de Rajoy pretende seguir los pasos de José María Aznar en 1990. Primero aunar a todas las fuerzas del centro dereha para ir ganando parcelas de poder y después acometer lo que califica como "la refundación orgánica" que supere la actual división.

Pese a la euforia oficial desatada ante la perspectiva de llegar a la Junta de Andalucía, fuentes del PP reconocen que tienen por delante la tarea más difícil: convencer a sus antiguos votantes hoy en Ciudadanos o ahora tentados por Vox para que vuelvan al PP o sigan fieles a sus siglas. La dispersión en tres sería letal en comunidades y ayuntamientos donde el PSOE o Podemos tienen candidatos o gobernantes consolidados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios