elecciones andalucía 2018

Casado ve a Moreno como ministro del PP: "Pero antes serás presidente de la Junta"

El líder del PP e Inés Arrimadas convierten la provincia de Málaga en escenario fundamental de la batalla para ser la segunda fuerza política tras los comicios del 2-D

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del PP de Andalucía Juanma Moreno. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del PP de Andalucía Juanma Moreno. (EFE)

¿’Hackaton’? ¿Cómo, cómo? ¿Habrá dicho ‘jaquetona’, como tildó Luz Sánchez-Mellado a Susana Díaz? Por aquí solo se ve a chicos y chicas que visten vaqueros desgastados y con caras de que les gusta mucho la política. A Celia Villalobos también le gusta: “¿’Hackaton’? Yo creía que era una jaca grande”. Y aclara: “Pues no me gusta eso de jaquetona que le dijeron a la presidenta. Las mujeres tenemos que defendernos entre nosotras”. Esto es el Polo Digital de Málaga y nadie juega al ‘Candy Crash’.

[Consulte el especial Elecciones Andalucía]

Los veinteañeros están muy pegados a su pantalla. Algunos que les llevan 10 o 20 años o más acaban de aprender lo que significa 'hackaton', una palabra que mezcla ‘hacker’ y maratón. Se ve llegar, a lo lejos, pero que muy lejos todavía, a Pablo Casado. Comienza la campaña. Son las siete de la tarde y quedan cinco horas para pedir el voto.

Casado ve a Moreno como ministro del PP: "Pero antes serás presidente de la Junta"

‘Hackaton’ es un encuentro de programadores informáticos que prometen dar ideas para mejorar Andalucía. Con sus ‘apps’ buscan recetas para desterrar al PSOE del Palacio de San Telmo. Se trata de ‘salvar al soldado Juanma’, al que le quedan poco más de dos semanas de liderato en el maillot de la oposición… si se confirmara la ‘triple’ cocina de la encuesta del CIS andaluz. El PP le ve como presidente: “¡Vamos, que nos vamos!”, grita él mismo, muy optimista, en una señal de autoconvencimiento de que puede ganar y gobernar.

El candidato del PP a la Junta lleva un chaleco azul con su nombre y primer apellido detrás. Ni rastro de Bonilla. “Juanma Moreno presidente”, para que quede claro por si todavía alguien piensa que es el acto de otro partido político. Moreno y Casado manejan los mandos de la 'play' con un bólido (cada uno el suyo). Chocan contra el muro. No les pasa nada. Esto es un juego virtual.

La alerta de la SS

En este ‘Hackaton’ hay 70 personas que buscan ideas: en Sanidad, en Educación, en Igualdad territorial. Antonio de la Cruz, que tiene 21 años y estudia Derecho en la UMA, ha creado una 'app' llamada Itax para lograr una mejor trazabilidad fiscal. Otros han creado otra aplicación denominada Simedia que sirve para elegir médico.

Casado empieza a hablar a las 20:23. Habla 22 minutos y ya le tiene buscado empleo a Juanma Moreno. No descarta que sea ministro. “En un futuro lo puede ser, pero antes serás presidente de la Junta de Andalucía”. Habla del chófer de la cocaína, que Andalucía ya no puede aguantar “más paro y corrupción y alerta de la SS, de Sánchez y Susana (Díaz).

Juanma tiene calculado que el primer cuarto de hora de intervención apenas será de calentamiento, que lo bueno vendrá a las 21:00, cuando los informativos de televisión conectarán con él en directo. En ese momento eleva el tono, el volumen y algunos militantes se emocionan. Y eso que aún quedan tres horas para pedir el voto. Y algunos periodistas no pueden entrar para verle en directo. Lo ven por plasma. Al menos no es en diferido.

Díaz Pacheco solo está pendiente del ‘happy flower’. Se la ha quitado la actitud soberbia y altiva. Ahora dice que es feliz

En la tercera semana de enero, augura, tomará posesión como presidente de la Junta. Sobre la “señora Díaz Pacheco” (decir Susana está prohibido), la jefa en funciones de San Telmo, se pregunta cómo es posible que ahora solo esté pendiente del ‘happy flower’. “Se le ha quitado la actitud soberbia y altiva”. Ahora dice que es feliz. “¿Porque tenemos un millón de parados?”, se pregunta. Dice que hay que “pasar página” en la historia de Andalucía.

Al otro lado de la ciudad, en los Baños del Carmen, Ciudadanos organiza su acto. Sí, claro que está Juan Marín, candidato a la Junta, y Javier Imbroda, número uno de la lista al Parlamento de Andalucía por la provincia de Málaga, pero quien está y seguirá por aquí es Inés Arrimadas, la candidata moral de Cs en esta comunidad autónoma. Los camareros pasan platos.

Arrimadas: "No es utopía que dé la suma"

“Málaga es importante para Andalucía y también para Ciudadanos. Tenemos mucha implantación aquí y hemos hecho muy buen trabajo”. Hasta aquí una declaración estándar de Arrimadas. “No es ninguna utopía que se dé la suma entre Ciudadanos y PP y pueda haber un cambio. He visto los datos del CIS e igual lo vi en Cataluña. A nosotros nos daban 12 escaños menos de los que al final sacamos. Yo lo noto en la calle”.

Militantes y cargos del partido naranja se hacen fotos con Arrimadas. Todos la llaman Inés. Falta poco para que le griten lo de “¡presidenta!, ¡presidenta!” de la Junta. Juan Marín (incluso) lo entendería. “¿Has visto a mi mujer?”, le pregunta Marín a un miembro de Ciudadanos. Las croquetas de bacalao están muy ricas.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios