Es noticia
Menú
El País Vasco crea un fondo de capital riesgo para anclar a empresas estratégicas
  1. España
estará dotado con hasta 250 millones de euros

El País Vasco crea un fondo de capital riesgo para anclar a empresas estratégicas

Este fondo destinado a proyectos industriales estratégicos se une a la sociedad de capital desarrollo creada para entrar en el accionariado de grandes firmas para favorecer su arraigo vasco

Foto: Iñigo Urkullu presenta los nuevos instrumentos financieros del Gobierno vasco para ayudar a las grandes empresas. (EC)
Iñigo Urkullu presenta los nuevos instrumentos financieros del Gobierno vasco para ayudar a las grandes empresas. (EC)

El Gobierno vasco va a poner en marcha una nueva entidad de capital riesgo con una aportación de 125 millones de euros ampliable hasta los 250 para invertir en empresas tractoras vascas que tienen "necesidad de expansión y transformación mediante innovación e internacionalización". Este fondo se une a la sociedad de capital desarrollo Socade creada para entrar en el capital de las grandes compañías vascas para favorecer su arraigo en el País Vasco y que estará dotada de 100 millones.

Estas dos herramientas de financiación de capital forman parten de la reorientación de la política financiera que ha llevado a cabo el Gobierno vasco para favorecer el desarrollo de proyectos industriales estratégicos y que ya se ha plasmado en la entrada del Ejecutivo de Vitoria en el capital de CAF con la adquisición del 1,24% de las acciones de la empresa de construcción de ferrocarriles guipuzcoana.

El nuevo fondo de capital riesgo está destinado a apoyar a empresas con facturaciones anuales de 50 a 250 millones de euros y Ebitda de diez millones

Este nuevo fondo público-privado está dirigido a invertir en empresas con facturaciones anuales de 50 a 250 millones de euros y Ebitda de diez millones de euros o mayor. Los aportaciones que realizarán las entidades se situarán entre dos y diez millones de euros, siendo la inversión máxima el 10% del coste de la inversión a realizar por la compañía, y que podrá ser mediante capital, deuda convertible o préstamos participativos.

Se trata de un instrumento financiero público-privado de capital riesgo con “amplia mayoría privada” -el capital público rondará el 10%- del que podrán beneficiarse alrededor de un centenar de compañías vascas y que está previsto opere a pleno rendimiento el próximo año. La dotación inicial será de 125 millones de euros aunque ampliable hasta el doble. El Gobierno vasco y las tres diputaciones forales participan como inversores iniciales dentro de un fondo que ya tiene confirmados como socios a Kutxabank, Bankoa, MCC, Lagun Aro e Itzarri. También se han interesado Banco Sabadell, Banco Santander, BBVA, Caja Rural de Navarra, Caixabank, Elkarkidetza y Geroa, si bien su entrada está pendiente de su aprobación en sus correspondientes órganos de gobierno, según ha informado el Gobierno de Vitoria.

Foto: La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu. (EFE)

El Ejecutivo vasco también busca la participación en una posterior fase del Banco Europeo de Inversiones (BEI) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO), para lo cual ya se han mantenido contactos. El objetivo de rentabilidad previsto es del 7-8% con este nuevo instrumento financiero que establece un periodo de inversión de 5 a 8 años y un vencimiento de 15 años.

La puesta en marcha de esta nueva entidad de capital riesgo para favorecer la transformación y expansión de grupos empresariales tractores discurrirá en paralelo a otro fondo íntegramente público gestionado por la Sociedad de Capital de Desarrollo Socade para participar en el capital de grandes empresas de cara a favorecer su arraigo y permanencia en el País Vasco e influir en su desarrollo. El Gobierno vasco comprometerá una aportación de 100 millones de euros durante esta legislatura dentro de una estrategia que se inició el 28 de diciembre del pasado año con la compra de 425.870 acciones de CAF que se encontraban en manos de Kutxabank por valor de 15 millones de euros.

La compra de 425.870 acciones de CAF por valor de 15 millones fue el primer paso de una política que derivará en más adquisiciones a futuro

Entonces, el Ejecutivo de Vitoria defendió que esta operación constituía el primer paso de una reorientación de la política industrial que derivará a futuro en más adquisiciones de acciones de grandes empresas vascas para “dar un espaldarazo” a la industria local. En la consecución de este objetivo se enmarcan estos dos instrumentos financieros que han sido presentados esta mañana en Vitoria por el propio lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha estado acompañado de los consejeros de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, y de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, en un solemne acto.

placeholder Arantxa Tapia, Iñigo Urkullu y Pedro Azpiazu en la presentación de los nuevos instrumentos financieros. (EC)
Arantxa Tapia, Iñigo Urkullu y Pedro Azpiazu en la presentación de los nuevos instrumentos financieros. (EC)

El presidente vasco ha destacado que esta reordenación de los instrumentos financieros supone “poner la política fiscal al servicio del crecimiento y la solidaridad” con vistas a generar “empleo y riqueza en el país”. A este respecto, ha puesto en valor la colaboración público-privada “al servicio de la economía productiva" y que, en este caso, va a posibilitar "nuevas oportunidades para mejorar la financiación" de la empresa. "El Gobierno vasco demanda confianza y ofrece confianza. Lo hacemos de forma compartida. Vamos a seguir ofreciendo capital, garantías y préstamos a través de mecanismos de colaboración con las instituciones financieras para que fluya el crédito a las empresas, se generen nuevos proyectos y se facilite la inversión productiva", ha resaltado Urkullu.

Entre las novedades, la reordenación de la política financiera contempla igualmente la creación de un Foro de Financiación y Participaciones Empresariales que servirá de marco de coordinación y debate sobre financiación y para la búsqueda de sinergias con otros inversores en las participaciones en empresas. En todo caso, el Consejo Vasco de Promoción Económica seguirá ejerciendo de ente coordinador de la política financiera y crédito público entre el Gobierno vasco y las tres diputaciones.

El Gobierno vasco va a poner en marcha una nueva entidad de capital riesgo con una aportación de 125 millones de euros ampliable hasta los 250 para invertir en empresas tractoras vascas que tienen "necesidad de expansión y transformación mediante innovación e internacionalización". Este fondo se une a la sociedad de capital desarrollo Socade creada para entrar en el capital de las grandes compañías vascas para favorecer su arraigo en el País Vasco y que estará dotada de 100 millones.

Capital riesgo Vitoria Inversores Iñigo Urkullu
El redactor recomienda