entrevista con la ministra de defensa

El Gobierno matiza: "No se sacará a Franco del Valle de los Caídos de forma inmediata"

Margarita Robles avanza que no habrá banderas a media asta en los cuarteles en Semana Santa y apunta que se trasladará a los presos tras la instrucción y se les retornará a Madrid para el juicio

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)
La ministra de Defensa, Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)

Tres semanas al frente de Defensa. Margarita Robles (León, 10 de noviembre de 1956) acaba de aterrizar en el edificio del paseo de la Castellana que aloja la sede del ministerio. En estos pocos días ha conformado su equipo completo, renovando en sus cargos a muchos responsables 'clave'. Ya como ministra, no ha perdido la claridad que la caracterizaba en sus anteriores etapas. Desde su cargo de magistrada del Tribunal Supremo a la arena política de la mano de Pedro Sánchez, pasa ahora a liderar el devenir de la Defensa Nacional. En esta entrevista concedida a El Confidencial, se muestra taxativa en los temas prioritarios que marcan la agenda del nuevo Ejecutivo. Aclara cuál será la postura del Gobierno socialista respeto a la memoria histórica y la presencia del cuerpo de Francisco Franco en el Valle de los Caídos. No se trasladarán sus restos ya, aunque sí se intentará sacar del Valle el cuerpo del dictador antes de que acabe la legislatura.

"Queremos que el Valle de los Caídos deje de ser un monumento que simbolice la división entre españoles y que sea un monumento que sirva para cerrar heridas y que sirva para la reconciliación. En cuanto al traslado de los restos de Franco, se hará, pero se hará en el momento oportuno, valorando todas las circunstancias concurrentes. Tiene poco sentido que los restos de Franco continúen allí enterrados en ese contexto pero, sin embargo, el traslado ya se verá cuándo se hace. No hay decisión todavía tomada sobre el momento en que se va a realizar ese traslado. No va a ser una cosa inmediata. Se intentará que sea en esta legislatura pero no hay todavía decisión de cuándo", indica.

Tampoco soslaya la opinión sobre la decisión del tribunal de La Manada de dejar en libertad provisional a los cinco condenados. "Hay que ser respetuoso desde el Ejecutivo con las decisiones de otros poderes del Estado, pero aquí voy a dar una opinión puramente personal", dice para agregar que la crítica a las decisiones judiciales es perfectamente lícita. "Quiero decir que jurídicamente no comparto la decisión del tribunal. Creo que hay una sentencia que es verdad que no es firme pero que tiene una pena privativa de libertad importante y, en estas condiciones, hubiera sido más prudente, precisamente para evitar que se pueda eludir la acción de la Justicia, que se continuara en situación de prisión provisional".

"Estoy en el ministerio en el que quería estar, en las circunstancias en las que quería estar", deja caer en clara respuesta a las informaciones que han apuntado a su deseo de liderar Interior. También defiende a capa y espada la decisión de promover la moción de censura que aupó a Sánchez a la presidencia de la nación: "La sentencia de la Gürtel tenía unas connotaciones políticas muy importantes, no teníamos más remedio que hacerlo", dice.

Margarita Robles, en un momento de la entrevista con El Confidencial. (Carmen Castellón).
Margarita Robles, en un momento de la entrevista con El Confidencial. (Carmen Castellón).

Desde su nueva responsabilidad, avanza cambios en algunas cuestiones. Por ejemplo, durante esta etapa, no volverá a ondear durante la Semana Santa la bandera a media asta en cuarteles militares y en el Ministerio de Defensa:

PREGUNTA. ¿Se va a continuar con esa tradición?

RESPUESTA. Pues no, no se va a continuar con esa tradición por una razón. España no es un país confesional y en la medida en que no lo es y desde el respeto más profundo que yo tengo a las convicciones religiosas de todo el mundo, yo creo que no se deben mezclar los aspectos religiosos con los aspectos institucionales o los aspectos del Ejército. Me gusta decir esa frase que me parece que es muy gráfica y que es una frase evangélica: 'A César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios'. Por tanto, dejemos que las Fuerzas Armadas cumplan su misión con el heroísmo con el que lo están haciendo y dejemos que la religión entre en la vida privada y en las creencias de cada uno.

Presos de ida y vuelta

Sobre otro de los temas más 'calientes' del recién estrenado mandato del PSOE, el acercamiento de los políticos presos por la causa sobre el 'procés' a cárceles catalanas, insiste en la línea marcada por el presidente —"el fin de la instrucción"— para un desplazamiento y avanza que el Ejecutivo se plantea desplazarles unos meses durante la fase intermedia del procedimiento para retornarles a Madrid a tiempo para el juicio. "Tienen que jugar los principios básicos que inspiran nuestra normativa penitenciaria que es la mayor cercanía de las personas privadas de libertad a su entorno familiar y a su entorno de defensa", asegura.

"Vamos a ver, de aquí a que llegue el juicio oral se están adelantando muchas cuestiones. No sabemos, por ejemplo cuánto tiempo va a continuar la situación de prisión provisional... aquí todo el mundo está dando por hecho de que no se les va a dejar libres. Cuando llegue el momento del juicio oral, ya lo veremos, veremos si continúan en situación de prisión provisional, veremos cuándo se hace el señalamiento...", concreta.

Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)
Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)

Niega de forma rotunda que el paso a cárceles catalanas pueda conllevar beneficios penitenciarios. "Para criticar al Gobierno socialista se han mezclado conceptos diferentes. Aquí estamos hablando de personas que están en situación de prisión provisional. No estamos hablando de penados: la concesión de permisos de salida corresponde a la autoridad penitenciaria cuando se trata de penados con sentencia", aclara.

Crítica con la actitud de su antecesora en el traspaso, expresó durante sus declaraciones su "sorpresa" ante la actitud de la anterior titular de la cartera, María Dolores de Cospedal. "No se me hizo ni la más mínima mención a un posible traspaso de poderes ni sobre explicarme cuáles eran las materias relevantes que había sobre la mesa. Mi contacto con ella fue exclusivamente el formal de entregar la cartera de ministra y absolutamente nada más. Hubiera sido de cortesía que la ministra me informara".

Así se ha vivido desde el Aquarius la llegada al puerto de Valencia

Defensora de la decisión de acoger al Aquarius en el puerto de Valencia. "Más allá del aspecto humanitario (...) creo que políticamente ha sido una decisión muy acertada porque el tema de la migración está sobre la mesa y la Unión Europea no se puede poner de perfil". "Ha sido un aldabonazo", un toque de atención para advertir que existe "un problema, un problema grave". "A ver cómo abordamos un problema que no puede resolver un país solo", agrega.

Respecto a la política impuesta por el presidente norteamericano Donald Trump de separación de las familias migrantes, la ministra se refiera a una imagen, para ella la representación gráfica de lo sucedido en EEUU. "Una periodista de la CNN explica la noticia y se pone a llorar: el reto de la convivencia hace que las decisiones políticas que evidentemente hay que tomar deben hacerse con responsabilidad pero no pueden pasar por la deshumanización de la política". "Cuando la política deja de ser humana ya no es política", concluye.

Aclara que el Gobierno ha llegado para quedarse dos años: "Estaremos hasta 2020 por un sentido de la responsabilidad", dice aludiendo a la inmovilidad en la que sus antecesores sumieron al país. "Durante dos años este país ha estado prácticamente paralizado", insiste mientras lanza una indirecta a Ciudadanos al asegurar que cuando oye mencionar comicios anticipados, siente que la solicitud se realiza desde "el interés político".

Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)
Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)

Política de Defensa

Margarita Robles pide tiempo para anunciar proyectos o asumir compromisos sobre el departamento. Sí defiende sus primeros pasos al garantizar la continuidad absoluta de todos los responsables operativos de las Fuerzas Armadas, más el de los servicios de inteligencia. "Funcionan perfectamente y es lo más razonable, lógico y positivo para los intereses de España", repite sobre el hecho de que el jefe de Estado Mayor de la Defensa, los demás altos mandos de los Ejércitos y del secretario de Estado-director del Centro Nacional de Inteligencia sigan en sus puestos ajenos a los cambios políticos que trajo la moción de censura.

No le gusta a la ministra que le recuerden que se ha convertido en el Narcís Serra de Pedro Sánchez al tomar el mando de las FAS y el control total sobre el Centro Nacional de Inteligencia. También niega que se trate de una cuestión de lucha por el poder, o de contrapoder dentro del Ejecutivo. "Es razonable que el CNI deje la vicepresidencia y vuelva a esta casa para evitar la imagen de que se puede hacer un uso partidista del centro, que no digo que se haya hecho, pero así se disipa cualquier duda. Además, el debate sobre la naturaleza militar o civil del centro ya no tiene sentido porque tiene una personalidad propia", comenta Robles.

La ministra reitera que lleva en el servicio público desde los 23 años y que no llega al Ministerio de Defensa con CNI incluido por ambición alguna de poder, sino para "velar por los derechos y libertades de los españoles".

Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)
Margarita Robles, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)


Sobre las necesidades de las Fuerzas Armadas, la jueza insiste en que no está en condiciones de asegurar las inversiones anunciadas por el equipo anterior en los planes especiales de modernización de armamento que considera "virtuales", ni puede fijarse cifras de recuperación de gasto en Defensa. Prefiere hablar de las "lamentables" condiciones en que encontró el acuartelamiento de la Brigada Guadarrama en El Goloso (Madrid) y comprometerse en mejorar la "calidad de vida" de los militares, la conciliación familiar o la incorporación de las mujeres a los Ejércitos.

La ministra admite que España tendrá que cumplir con los objetivos fijados por la OTAN para el aumento del presupuesto en defensa, pero "en la medida de lo posible" y siendo consciente de que el 2% exigido (el doble de la inversión actual) será "muy difícil" alcanzarlo en mucho tiempo aunque "lo iremos incrementando". Robles sí tiene claro que el nuevo Gobierno garantizará el cumplimiento de las obligaciones con todas las operaciones militares en el exterior, las de la coalición internacional en Irak, las de la Unión Europa, las de la OTAN y las de la ONU.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios