la ministra de Defensa hereda el equipo anterior

Robles mantiene al director del CNI Sanz Roldán y a los jefes de Estado Mayor

La nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado en sus puestos a todos los jefes de estado mayor nombrados por su antecesora, María Dolores de Cospedal

Foto: La ministra de Defensa Margarita Robles, saluda al Director del CNI Félix Sanz Roldán. (EFE)
La ministra de Defensa Margarita Robles, saluda al Director del CNI Félix Sanz Roldán. (EFE)

La nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado en sus puestos a todos los jefes de estado mayor nombrados por su antecesora, María Dolores de Cospedal, hace 14 meses. En la misma línea de continuidad institucional, la responsable del departamento comunica que el secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, seguirá en el cargo dado que le queda un año de mandato.

Después de la llegada al poder de Pedro Sánchez, con una moción de censura y una legislatura en marcha, Robles se hizo con el control de los servicios de inteligencia que dependían de Presidencia del Gobierno desde hace 9 años, pero ha preferido no tocar nada, ni en el CNI ni en la dirección operativa de los Ejércitos. Sanz Roldán llegó al cargo en 2009, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno. En 2014 fue renovado por otros cinco años cuando ya estaba en La Moncloa Mariano Rajoy y la entonces vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, había asumido el control sobre el CNI después de colocarlo en la estructura del Gobierno con dependencia directa y única de Presidencia.

Hace 9 años que el exjefe de Estado Mayor de la Defensa, nombrado en su día por José Bono, fue llamado por Rodríguez Zapatero para poner orden en el centro después de la conflictiva etapa de filtraciones y rebeliones internas de su antecesor, Alberto Saiz. El CNI dependía de la vicepresidenta entonces, María Teresa Fernández de la Vega, pero orgánicamente también participaba en la gestión el Ministerio de Defensa de Carme Chacón.

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)
El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)

El nombramiento de Sanz Roldán como 'pacificador' de los servicios de Inteligencia fue consultado, o al menos comunicado previamente, al entonces jefe de la oposición, Mariano Rajoy. Y el general tomó posesión del cargo en el Ministerio de Defensa, dado el vínculo organizativo con ese departamento.

Dos años después, con la llegada del PP al poder, no hubo cambio en el principal responsable del CNI. Soraya Sáenz de Santamaría volvió a renovar su confianza en Félix Sanz en 2014 con otro mandato de cinco años que no caduca hasta julio del próximo año.

Robles mantiene al director del CNI Sanz Roldán y a los jefes de Estado Mayor

Ahora se da la circunstancia de que el secretario de Estado director del centro es el único que no tiene que dejar el puesto cuando acaben los relevos en Presidencia del Gobierno y los demás ministerios. Para cambiarlo, Robles tendría que haberlo destituido primero.

En el caso del Ministerio de Defensa, los jefes de Estado Mayor son nombrados cuando entra un titular nuevo al principio de cada legislatura, por lo que suelen estar cuatro años en el cargo salvo adelanto de los comicios, y si cambia el ministro siguen de todas formas al frente. Es lo que ha hecho la ministra, cuando un partido ha relevado a otro sin pasar por las urnas.

Desde los tiempos de Pedro Morenés (2011), incluso se distancian los nombramientos de los jefes de los Ejércitos de los del político entrante para dejar claro que son ascensos claramente profesionales. La única excepción de los últimos años fue la destitución y relevo en la primera tacada de nombramientos del último Jemad de la etapa del PSOE, José Julio Rodríguez, conocido como 'Julito el rojo' por sus compañeros y que luego se pasó a las filas de Pablo Iglesias.

El confirmado jefe operativo de las Fuerzas Armadas, el general Fernando Alejandre, solo llevaba en el puesto desde marzo del pasado año porque María Dolores de Cospedal se tomó casi cinco meses para elegir entre la decena de altos mandos de Tierra con los requisitos requeridos para el mando. Entonces relevó al almirante general Fernando García Sánchez, quien llevaba como Jemad desde diciembre de 2011.

Los responsables de Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general de Ejército Francisco Javier Varela; de la Armada, el almirante general Teodoro López Calderón, y del Ejército del Aire, el general del Aire Javier Salto, también llevaban 14 meses en sus puestos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios