sin debate sobre su renovación

Rajoy 'renombra' mañana a Félix Sanz y asegura cinco años la continuidad en el CNI

El Gobierno prepara para mañana el "renombramiento" del director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, para otros cinco años

Foto: El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán
El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán

El Gobierno, con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría al frente, prepara el renombramiento del director del Centro Nacional de Inteligencia, el general Félix Sanz Roldán, en el Consejo de Ministros de mañana, al día siguiente en que termine su mandato de 5 años. Fue nombrado en 2009 por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. En el Gobierno no ha habido debate sobre su continuidad ni el PSOE ha transmitido queja alguna.

“Estaríamos locos si cambiáramos ahora al responsable de los servicios de inteligencia” es la explicación que han transmitido desde la Moncloa a los dirigentes del PP que han preguntado por la posibilidad o conveniencia de reemplazar a Sanz Roldán por un alto cargo afín al partido. En algunos medios habían sonado a principios de año los nombres de dos secretarios de Estado como aspirantes al puesto.

Las alusiones a la importancia del trabajo que realiza el responsable del CNI no se refieren sólo a los últimos acontecimientos que han puesto a prueba el funcionamiento del centro en los últimos dos años y medio, sino a la previsible continuidad de los mismos: operaciones de inteligencia en el exterior, prevención ante el terrorismo islamista, el fin definitivo de las actividades de ETA o la vigilancia de los movimientos internos contra el sistema democrático.

Nada más llegar al poder Mariano Rajoy prefirió mantener a Sanz Roldán al frente del CNI, aunque puso a los servicios de inteligencia bajo la dependencia directa de Presidencia del Gobierno (Sáenz de Santamaría) y sin vinculación jerárquica con el Ministerio de Defensa.

Sanz Roldán y Sáenz de Santamaría. (EFE)
Sanz Roldán y Sáenz de Santamaría. (EFE)

El general, que fue jefe de Estado Mayor de la Defensa cuando José Bono estuvo al frente del correspondiente Ministerio (2004-2008), llegó en julio de 2009 a la dirección de los servicios de inteligencia reclamado por Zapatero para poner orden y pacificar el centro después de los escándalos de la etapa de Alberto Saiz. Conseguido el objetivo, Rajoy no quiso hacer cambios. Pero la normativa vigente fija que el mandato es de 5 años, motivo por el que el Ejecutivo tiene que nombrarlo de nuevo.

La renovación se da por hecho en fuentes gubernamentales desde hace meses, aunque Sáenz de Santamaría se ha limitado a comentar que el próximo Consejo de Ministros lo tendrá que decidir en su próxima reunión. El propio Sanz Roldán esbozó algunos planes y retos del CNI para el próximo curso, como “un mayor despliegue exterior” de los servicios secretos, el refuerzo de la enseñanza en el centro con una nueva dirección o un nuevo sistema de “inteligencia humana”. Aunque lo hizo con la misma coletilla añadida de que no sabe si seguirá en el cargo. Al respecto repite el viejo aforismo del soldado: “Ni pedir ni rehusar”.

En la oposición también dan por hecho que no habrá cambios en el CNI. La vicepresidenta del Gobierno se ha reunido esta semana en el Congreso con los portavoces parlamentarios para explicarles el uso y destino de los fondos reservados de su departamento. Lo mismo que tiene que hacer ahora Félix Sanz para contar a los seis diputados elegidos por la Cámara cómo gasta esa partida presupuestaria, en su caso de 19 millones de euros.

Será su última misión pública de este mandato. Como le ocurre desde que dejó el puesto de Jemad en 2008, a los 63 años, después le vuelven a llamar o a renombrar.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios