Cristiano Ronaldo se rinde: planea aceptar el delito y pagar a Hacienda para evitar el juicio
  1. España
UN EVENTUAL ACUERDO LIBRARÍA A LOS ASESOREs

Cristiano Ronaldo se rinde: planea aceptar el delito y pagar a Hacienda para evitar el juicio

La defensa del delantero se plantea una conformidad que no conlleve ingreso en prisión. Las declaraciones de sus testigos apoyando a Hacienda, clave para intentar evitar el banquillo

Foto: Cristiano Ronaldo en un partido con el Real Madrid. (EFE)
Cristiano Ronaldo en un partido con el Real Madrid. (EFE)

Cristiano Ronaldo y su defensa están a punto de entregar la cuchara. Están asumiendo que lo mejor en el pleito que mantiene con Hacienda es asumir los delitos fiscales de los que se le acusan y buscar un acuerdo que le evite el juicio y no conlleve el ingreso en prisión. El delantero mantiene que lo hizo todo bien, que nunca tuvo ánimo de defraudar y que solo hay una discrepancia técnica con Hacienda que no puede ser delito. Pero incluso teniendo armas para defenderlo, se encamina hacia el banquillo con una petición que superaría con mucho los ocho años y medio que Hacienda pide para Xabi Alonso. Ante ese escenario, y tras las declaraciones el viernes de sus testigos clave que apoyaron la actuación de Hacienda, lo mejor es buscar un pacto.

Cuenta un fiscalista que representa a futbolistas que entrar en la vía penal contra Hacienda es negociar con alguien que empieza poniendo la pistola sobre la mesa. Cuando la Agencia Tributaria envía un caso a la fiscalía y esta al juzgado, el caso se encamina hacia una petición de cárcel y con publicidad y pena de banquillo. Al comenzar hace unos años a denunciar a futbolistas por el fraude en los derechos de imagen, Hacienda no las tenía todas consigo. Era un tema que hasta entonces se había llevado en vía administrativa (donde puedes tener un contencioso y acabar pagando pero nunca hay delito y así lo hizo con Juan Román Riquelme o futbolistas del Barcelona en los 90).

Un fiscalista cuenta que llegar a la vía penal con Hacienda es negociar con alguien que pone el revólver encima de la mesa antes de empezar

Pero llegó el caso Messi y todo cambió. El futbolista argentino peleó con uñas y dientes y llegó al Supremo, pero perdió. El Alto Tribunal criticó incluso que no hubieran ido contra los asesores fiscales del delantero porque los habría condenado. Messi fue condenado a 21 meses, que no conlleva ingreso en prisión, pero porque sus delitos eran anteriores a una reforma penal de 2012 que endurecía las penas para grandes fraudes (por eso se la pudo jugar a ir a juicio). Después de eso, la inmensa mayoría han optado por pactar: Di María, Falcao, Coentrao, Carvalho, Alexis, Marcelo, Modric... Solo Xabi Alonso —y quizá Eto'o— están dispuestos a ir a juicio. El tolosarra tiene a su favor que la fiscalía de Madrid no vio delito en un primer momento, que el juez del caso llegó a archivarlo y que nunca usó paraísos fiscales sino una sociedad en Madeira, en la UE. Ahí hay partido.

Ya solo quedaba Cristiano. El portugués, según gente que le ha tratado, nunca tuvo la intención de defraudar. Además estaba acogido a la Ley Beckham, que no solo le permitía tributar al 24% sino que le permitía tributar fuera de España por los ingresos del extranjero. La norma no estaba muy clara y los asesores del portugués, especialmente el mercantilista Carlos Ossorio de Castro, creó una estructura fiscal que a través de Islas Vírgenes llegaba a Irlanda. Era similar a las de otros futbolistas representados por Jorge Mendes y que han pactado.

En diciembre de 2014, cuando ya conocía la investigación a Messi, el portugués regularizó ante Hacienda su situación con un pago de 5,57 millones. Había ingresado entre 2011 y 2014 un total de 135,42 millones de euros por patrocinios de ​Nike, Coca-Cola, Emirates, Castrol, Herbalife, Clear, Tag Heuer, Konami, Giorgio Armani y Banco Espírito Santo. Consideró que de ellos solo 22,73 (un 16,4% del total) tenían origen español. Así que el tipo efectivo pagado en España era de solo el 4%. La razón es que Cristiano tiene un alcance mundial y esas marcas usan sus anuncios en todo el mundo de forma que el 92% de su impacto publicitario está en el exterior. Al regularizar antes de que le abrieran una inspección, Cristiano se acogía a la "excusa absolutoria". Esa previsión legal establece que "quedará exento de responsabilidad penal el que regularice su situación tributaria [...] antes de que se le haya notificado". Pero añade que esa regularización tiene que ser "completa y veraz".

Foto: Chitín del Valle asistió a la vista judicial de CR7 (i). Chitín del Valle junto a Florentino en una junta de ACS (d).

Hacienda comenzó entonces a revisar los contratos de patrocinio y decidió que ese pago no incluía todos los ingresos de fuente española. La duda es si un anuncio grabado en Madrid pero que va a ser emitido en medio mundo tiene que tributar en España. Hacienda enumeró los anuncios y decidió que Cristiano había defraudado 14,8 millones en cuatro ejercicios. Son tres delitos agravados por ser posteriores a 2012 y uno normal. El delantero y sus asesores mostraban su extrañeza: ¿delito una discrepancia técnica sobre una serie de contratos? Muchos fiscalistas les dan la razón. Pero eso da igual. Así estaban las cosas, ya en el juzgado de lo penal de Pozuelo de Alarcón. Cuando el caso llegó a juicio, Ronaldo llegó a enfrentarse a sus asesores. "¿Cuándo he dicho yo que había que pagar menos impuestos, cuándo?", cuenta que llegó a espetar en una reunión.

La reacción de Cristiano y de su defensa fue de negación. En julio declaró ante la juez que estaba allí por ser quien era y que quería volver a Inglaterra ante el acoso que sufría en España. Además, dejó pasar el plazo de dos meses para tener la superatenuante. El mensaje de su entorno era que Cristiano no hincaba la rodilla: que lo había hecho todo bien. Entonces llegó un movimiento que desveló grietas en la defensa. El futbolista cambió de abogados: dejó a Baker McKenzie y fichó a José Antonio Choclán, exmagistrado de la Audiencia Nacional y experto en llegar a acuerdos.

Cristiano puede negociar para rebajar la cuota e incluso que le dejen fuera un ejercicio, el de 2014

Choclán ha intentado buscar grietas en la Agencia Tributaria, disensiones internas que apoyasen su tesis. La Agencia Tributaria denunció a Cristiano en junio después de mucho debate interno. En primer lugar, esgrimió la inconsistencia del informe jurídico de la Agencia Tributaria para acusarle de delito fiscal. Se trata de un solo folio firmado por el director que llevó el caso a Fiscalía. El texto, de un folio, se limita a señalar que "se aprecia la existencia de indicios de los mencionados delitos" y que "debe procederse a su denuncia". Va firmado por Diego Loma-Osorio Lerena, director del servicio jurídico, y es solo una frase.

Su segundo movimiento fue llamar a Néstor Carmona, director de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) y a dos de sus inspectores. La defensa usaba un manual de tributario de estos que interpretaba que avalaba sus tesis. Era su as en la partida. Si conseguían que altos cargos de Hacienda renegasen de la denuncia penal, la defensa tendría mucho ganado. Si ni en Hacienda se ponen de acuerdo cómo va a ser delito, podrían esgrimir: en caso de duda hay que aplicar lo más favorable al acusado. Así ha ganado Javier Merino, exmarido de Mar Flores su acusación penal por delito fiscal.

placeholder Un pacto libraría a los asesores como Jorge Mendes. (EFE)
Un pacto libraría a los asesores como Jorge Mendes. (EFE)

Declararon el viernes como testigos, con obligación de decir la verdad. Y a propuesta de la defensa, no de la fiscalía ni de la Abogacía del Estado. Pero la declaración de Carmona de sus subordinados se torció para los intereses del futbolista. Los tres declararon durante más de tres horas dando una clase de derecho tributario y apoyando la clasificación que hizo Hacienda de los contratos. No entraron en si era delito o no, sino en si Hacienda había hecho bien al considerar que los anuncios rodados en España —por ejemplo— tenían una fuente española. Que tres testigos de la defensa se pusieran de parte de Hacienda fue demasiado. Si antes de eso el caso ya se encaminaba a un juicio —y más con el precedente de Xabi Alonso—, ahora ya es inevitable.

Se abrían ante Cristiano dos escenarios. El primero es ir a juicio y afrontar una petición de pena de cárcel que podría rondar los 15 años con multas que sumen más de 50 millones y en caso de ser condenado conllevaría ingreso en prisión. El segundo es buscar la conformidad que no ha buscado en este tiempo. En esos casos, a cambio de aceptar haber cometido un delito y una pena inferior a dos años, el acusado paga y la fiscalía y la abogacía piden que se suspenda el ingreso en prisión, algo prácticamente automático al no tener antecedentes. El sistema ha sido criticado pero Hacienda así cobra y se evita ir a un juicio que se puede demorar años y en el que también tiene mucho que perder.

La defensa de Ronaldo ha ofrecido cinco millones, muy lejos de lo que Hacienda considera aceptale tras acusarle de defraudar 14,8 millones

Así que el caso se encamina a un acuerdo de conformidad. Eso no implica que Cristiano no puede arañar la cuota defraudad para rebajarla. Puede intentar demostrar que Hacienda ha clasificado mal alguno de los contratos e incluso pelear que le quiten algún ejercicio fiscal y que en vez de cuatro delitos sean tres. Algunas de las cantidades pueden volver a la vía administrativa. Ronaldo ya ofreció 3,5 millones (más 1,5 en concepto de multa e intereses) pero eso queda lejos de las cantidades que maneja Hacienda.

Un eventual acuerdo dejaría fuera también a los asesores fiscales. En el caso están imputados el supergente Jorge Mendes, el fiscalista Carlos Ossorio y el sobrino y mano derecha de Mendes, Luis Correia. Además, la Audiencia Provincial tiene que decidir sobre la imputación de un socio de Garrigues, Diego Rodríguez Titos. Hay otros asesores que han participado en todo el procedimiento, como Pablo Tejerizo, de King & Wood Malleson. Julio Senn, fundador de Senn Ferrero, tiene que declarar el próximo seis de abril. Él entregó las declaraciones de la renta con los datos que le dieron. Jorge Mendes ya estuvo imputado en el caso de Falcao, pero cuando el delantero colombiano llegó a una conformidad como autor del delito, el sistema lo aceptó y dejó fuera al agente.

Xabi Alonso Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda