Hacienda: Cristiano hurga en la división interna en Hacienda para intentar esquivar el banquillo. Noticias de España
TRIBUTÓ solo al 4% sus derechos de imagen

Cristiano hurga en la división interna en Hacienda para intentar esquivar el banquillo

La defensa del futbolista esgrime la inconsistencia del informe jurídico de la Agencia Tributaria para acusarle de delito fiscal. Un folio firmado por el director llevó el caso a Fiscalía

Foto: Cristiano Ronaldo. (EFE)
Cristiano Ronaldo. (EFE)

La defensa de Cristiano Ronaldo ha pasado al ataque en el caso que se sigue contra él en un juzgado de Pozuelo de Alarcón por delito fiscal. El futbolista, que está abocado a ir a juicio tras el precedente de Xabi Alonso, intenta ahora exprimir las diferencias internas que su caso suscitó en la Agencia Tributaria. Como prueba, señala el informe jurídico que sirvió para denunciar su caso a Fiscalía y que es de un solo folio y no un documento completo, como ocurre en otros casos. Para la defensa, del exmagistrado José Antonio Choclán, esto prueba que fue una decisión de última hora sin fundamento jurídico.

El caso de Cristiano Ronaldo fue un parto en la Agencia Tributaria. Cuando se acercaba la prescripción del primer ejercicio denunciado, el fisco estaba dividido sobre si aquello era un delito fiscal castigado con años de cárcel o una mera discrepancia técnica. Como publicó este diario, la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) y la propia inspectora del caso se inclinaban por lo segundo, pero al final se impuso el criterio de Caridad Gómez Mourelo, jefa de la sección de delitos económicos. La tesis de esta es que en los últimos años Hacienda ha denunciado en vía penal a empresarios por fraudes apenas superiores a los 120.000 euros (el umbral para el delito fiscal) y que no podía dejar pasar un caso en que se cifra el fraude en 14,8 millones.

El informe de un folio para denunciar a CR.
El informe de un folio para denunciar a CR.

Al final, el caso fue a la Fiscalía, de allí al juzgado de Pozuelo donde, después de nueve meses de instrucción, está casi listo para ir a juicio. Si Cristiano tenía esperanzas de eludir el banquillo, el caso de Xabi Alonso le ha supuesto un jarro de agua fría. El tolosarra vio su caso archivado pero la Abogacía del Estado recurrió y la Audiencia Provincial ha mandado reabrirlo, por lo que será juzgado por fraude fiscal. "Ciertamente existen argumentos poderosos para sostener que los hechos investigados no sean constitutivos de delito, y el informe inicial de la Fiscalía junto con el auto impugnado son buena muestra de tales argumentos. Sin embargo, no resulta diáfano y patente que no exista delito, única situación en la que procedería el sobreseimiento de las actuaciones. Deberá ser el órgano de enjuiciamiento, una vez practicada la prueba que aporten las partes, quien resuelva definitivamente la controversia, por lo que el proceso debe proseguir siendo improcedente el sobreseimiento de las actuaciones", concluye la Audiencia para revocar el archivo.

Ante eso, la defensa de Cristiano ha decidido hurgar en la división interna que el caso suscitó en la Agencia Tributaria. La defensa ha presentado el informe del servicio jurídico de la Agencia Tributaria preceptivo para denunciar un caso a la Fiscalía. Fuentes de la defensa explican que al verlo en el expediente les pareció insólito, que ese informe es fundamental pero en este caso es solo un folio y va firmado por el director del servicio jurídico, algo que en opinión de estas fuentes evidencia la división en la Agencia. El texto, de un folio, se limita a señalar que "se aprecia la existencia de indicios de los mencionados delitos" y que "debe procederse a su denuncia". Va firmado por Diego Loma-Osorio Lerena, director del servicio jurídico, y es solo una frase.

El caso es único y no hay precedentes. Aunque muchos futbolistas están llegando a condenas de conformidad (Modric, Falcao, Carvalho, Di María, Alexis...) el de Cristiano es distinto porque estaba acogido a la Ley Beckham. Esto le permitía no tributar en España por los derechos de imagen generados en el exterior. Eso derivó en un chollo fiscal. Cristiano ingresó 138 millones por estos conceptos entre 2011 y 2014 y solo tributó en España al 4%. El futbolista alega que incluso pagó de más porque el 92% de sus ingresos eran de fuera. Con los 14,8 millones que le reclama Hacienda, habría tributado al 10% (aún muy lejos de los porcentajes que paga un trabajador por IRPF).

El problema para Cristiano es que tres de los ejercicios por los que le acusan son posteriores a 2012, cuando el Código Penal cambió para castigar con más dureza los fraudes fiscales superiores a 600.000 euros, en los que incurre Cristiano por esas cantidades. Así que de no negociar una condena de conformidad, algo a lo que de momento el futbolista se ha negado, iría a juicio y se enfrentaría a una condena que conlleva cárcel. Messi fue condenado por el Supremo, pero eludió la prisión porque los delitos eran anteriores a esos años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios