medidas antiacoso

Paradas antiacoso en el bus nocturno para evitar que más mujeres sean agredidas

Bilbao, Vigo y Terrassa ya han implementado este tipo de medidas para dar mayor seguridad a las mujeres cuando vuelven a casa. Otras ciudades como Zaragoza estudian implantarlas

Foto: Una mujer espera el autobús sentada en una marquesina.
Una mujer espera el autobús sentada en una marquesina.

Es de noche, ella es mujer y vuelve a casa tras salir de fiesta. El relato de ser acosada, perseguida y sentirse insegura se repite prácticamente cada noche en las calles españolas. Vistazos constantes alrededor, miradas de reojo para comprobar que nadie la sigue o aligerar el paso porque alguien acaba de silbarla al bajar del autobús. ¿Se puede evitar? Por ahora no. Pero hasta que se consigan revertir las cifras de acoso, ya son varias las ciudades que se han propuesto evitar que sean más mujeres las agredidas cuando vuelven a casa por la noche al bajar del autobús. O, al menos, intentar evitar que sientan pavor a ese camino hasta su propia cama después de salir de fiesta.

El sistema es sencillo. Una mujer coge el autobús, por ejemplo, a las cuatro de la mañana, avisa al conductor del lugar en el que quiere bajarse, aunque no sea una de las paradas programadas en la línea del nocturno. Se trata de fijar paradas intermedias o a demanda, dentro de la ruta oficial, que permitan a las mujeres aproximarse lo máximo posible a su punto de destino y tener que caminar el menor tiempo solas, explican a El Confidencial fuentes de la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, que acaba de poner sobre la mesa la posibilidad de implementar este servicio próximamente.

Manifestación del Día Internacional contra la Violencia de Género, el pasado mes de noviembre. (EFE)
Manifestación del Día Internacional contra la Violencia de Género, el pasado mes de noviembre. (EFE)

Sin embargo, el sistema todavía "es un embrión" entre todas las ideas que tiene preparada la ciudad para luchar contra la inseguridad de las mujeres y combatir la violencia de género. Todavía estudian cuál es la mejor manera de llevarlo a cabo.

Este fin de semana, ha sido Vigo la última que se ha unido a esta iniciativa que otras ciudades como Bilbao o Terrassa ya han puesto en marcha, permitiendo a las mujeres solicitar que el autobús se detenga fuera de la parada. “Vigo es una ciudad segura, pero todas las medidas que podamos tomar para hacerla más segura, las vamos a tomar”, argumentó el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, en la presentación del servicio.

A partir de las 10 y media de la noche y en todas las líneas urbanas, las usuarias de los buses nocturnos de la ciudad gallega pueden indicar al conductor dónde quieren parar dentro de la ruta establecida. Cuando llegan al destino, previamente acordado, tienen que descender por la puerta delantera para que el chófer verifique su seguridad.

Según explican desde el ayuntamiento de la capital aragonesa, la Concejalía de Igualdad está estudiando cómo implantar este concepto de parada a demanda para usuarias con el objetivo de mejorar su seguridad y "reducir el riesgo de que puedan sufrir una agresión sexual de camino a casa desde la parada del autobús". Para ello, no descartan fijarse en los métodos utilizados por otras ciudades españolas y europeas.

La propuesta, de Zaragoza en Común, ha sido bautizada como 'paradas antiacoso' y será una de las aportaciones que haga la Concejalía de Igualdad al nuevo plan de movilidad sostenible de la ciudad. "Con esta idea se pretende amortiguar la sensación de inseguridad de las mujeres", evitando lugares que están poco iluminados en donde se apeen las mujeres, o que tengan una menor peligrosidad aparente.

La idea se encuentra todavía en fase de estudio, explican desde el consistorio de la capital aragonesa, aunque buscan con ella minimizar cualquier peligro para las mujeres que vuelven solas a casa por la noche.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios