PRIMERA CONVERSACIÓN TRAS LA VICTORIA DEL SOCIALISTA

Sánchez, a Rajoy: el PSOE defenderá la ley y la Carta Magna y se opondrá a la consulta

El secretario general llama al presidente para trasladarle que la posición no cambia. El líder mueve ficha tras reunirse con Fernández, que le dice que debe ser él quien decida sobre la moción de censura

Foto: Pedro Sánchez, el pasado 26 de mayo a su llegada al Congreso de los Diputados para reunirse con la dirección de su grupo. (EFE)
Pedro Sánchez, el pasado 26 de mayo a su llegada al Congreso de los Diputados para reunirse con la dirección de su grupo. (EFE)

El PSOE de Pedro Sánchez no variará la posición que tradicionalmente ha mantenido el partido, antes y después de su caída, antes y después de su vuelta, respecto al desafío soberanista en Cataluña. Y se la explicitó el secretario general a Mariano Rajoy este lunes, en la primera conversación de ambos después de que el dirigente madrileño venciera en las primarias: los socialistas defenderán "la legalidad" y la Constitución frente "cualquier intento de romperla".

Según informaron fuentes de Ferraz, fue Sánchez quien telefoneó al jefe del Ejecutivo, y no a la inversa, como cabría esperar, puesto que el presidente aún no había le había llamado para felicitarle por su victoria en las urnas del pasado 21 de mayo, en las que se impuso con holgura frente a Susana Díaz y Patxi López. La iniciativa del secretario general ya es expresiva por sí misma: quería confirmar la opinión del PSOE sobre el rumbo del \'procés\' justo este lunes, horas antes de que el \'president\' de la Generalitat, Carles Puigdemont, reuniera a los partidarios del referéndum independentista para intentar elegir la fecha. De hecho, en el círculo del madrileño precisaban que la llamada no era una respuesta a un SMS de Rajoy, porque el 21 de mayo "fueron cientos los mensajes [de felicitación] a Pedro. Él le telefoneó independientemente de ese mensaje".

Sánchez, a Rajoy: el PSOE defenderá la ley y la Carta Magna y se opondrá a la consulta

La conversación, según fuentes socialistas, fue "fluida y normal". Y Sánchez le "dejó claro que el PSOE estará en la defensa de la legalidad y de la Constitución contra cualquier intento de romperla". También le trasladó "su oposición al referéndum ilegal que pretende el Gobierno de la Generalitat".

"Clarificar" la posición

La posición manifestada por Sánchez es la misma que tradicionalmente ha venido el PSOE. No sorprende, pese a que el proyecto del secretario general sí incorpora una novedad sobre la cuestión territorial: la apuesta por "perfeccionar el reconocimiento del Estado plurinacional" que, a su juicio, cabe en el artículo 2 de la Constitución. Un giro que, en todo caso, tendrá que validar el 39º Congreso Federal, del 16 al 18 de junio. Ese cambio, en todo caso, no afecta a lo mollar, porque el reelegido líder sí ha repetido que, a diferencia de Podemos, nunca defenderá un referéndum soberanista, como también ha recalcado que la única soberanía nacional está residenciada en el pueblo español.

Ábalos reclama a Rajoy una reunión con los partidos constitucionalistas para que la respuesta al Govern no sea solo del Ejecutivo central

Sin embargo, la incorporación del concepto de España plurinacional fue vista con recelos por parte del Gobierno. El pasado viernes, tras el Consejo de Ministros, el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, advirtió de que no hace comentarios sobre "ideas" y que en todo caso el PSOE debe tomar la decisión. Pero añadió que los socialistas tenían una posición "enormemente clara" en esta cuestión, y apremió a Sánchez a "clarificarla". Ya lo ha hecho.

Por si no fuera suficiente, también la expresó el nuevo portavoz provisional en el Congreso, José Luis Ábalos, a preguntas de los periodistas y antes de la primera reunión con el Grupo Socialista: "Nosotros hemos manifestado que el hoy secretario general, cuando ya lo era, se alineó con el Gobierno en defensa de la legalidad. Nuestro límite siempre es la defensa de la legalidad y vamos a estar siempre ahí".

José Luis Ábalos, nuevo portavoz socialista, con los miembros de la dirección Marisol Pérez, Antonio Hernando, Isabel Rodríguez y Miguel Ángel Heredia, este 29 de mayo. (EFE)
José Luis Ábalos, nuevo portavoz socialista, con los miembros de la dirección Marisol Pérez, Antonio Hernando, Isabel Rodríguez y Miguel Ángel Heredia, este 29 de mayo. (EFE)


"Quien ofrece dudas de si quiere resolver el conflicto es quien lo ha estado alimentando y no lo ha resuelto", Rajoy, al que "parece ser que le parece bien mantener esta tensión y que se hable de este tema para que no se hable de otros", había añadido esta mañana en una entrevista en la Cope, en la que pidió al presidente que reúna a los partidos constitucionalistas para que la respuesta a Puigdemont no sea solo del Ejecutivo, sino que tenga "el mayor apoyo posible" de las formaciones políticas que están "por la unidad de España sin ningún tipo de reserva". "Un minuto todavía no ha tenido para felicitar a Pedro Sánchez, esperemos que tenga cinco minutos para hablar de Cataluña", había ironizado, casi anticipando la conversación posterior de su jefe con Rajoy.

Sánchez, a Rajoy: el PSOE defenderá la ley y la Carta Magna y se opondrá a la consulta

Una primera reunión con Iceta

La conversación de Sánchez con Rajoy fue posterior a dos citas sucesivas que mantuvo en Ferraz: una primera reunión con Miquel Iceta, primer secretario del PSC —hablaron precisamente sobre la situación política catalana, porque de cara al 39º Congreso el partido hermano estará "a disposición" de lo que mande el reelegido líder—, y una segunda, a partir de las 11 horas, con Javier Fernández.

Sánchez es más proclive a que el grupo se abstenga en la moción de Podemos, porque es una solución "compensada" entre el no a Iglesias y el no a Rajoy

La entrevista entre el secretario general y el presidente de la gestora duró aproximadamente una hora, y se desarrolló en un "ambiente cordial y con un tono positivo y constructivo", pese a las diferencias que ambos tienen. Durante el encuentro ambos abordaron los preparativos del cónclave, la estrategia de oposición parlamentaria y la "situación política actual, con especial referencia a Cataluña y a la moción de censura de Podemos", según informaron fuentes próximas al líder. Respecto a este último asunto, Fernández le dijo que debe ser él el que tome "la decisión final" sobre el sentido del voto del Grupo Socialista. Justo lo que se preveía. Porque aunque el dirigente asturiano mantiene su rechazo a la iniciativa de la formación morada, sí avanzó el pasado viernes que se limitaría a "escuchar" la posición del jefe de los socialistas. En la cita de este lunes, según fuentes próximas al líder del Principado, este no le manifestó siquiera "ni su opinión ni su criterio". No es que hubiera acuerdo, es que directamente cargó en Sánchez la responsabilidad de tomar el camino que sea.

Sánchez, a Rajoy: el PSOE defenderá la ley y la Carta Magna y se opondrá a la consulta

El nuevo líder se inclina por la abstención. O al menos así lo ha dejado ver en los últimos días, al afirmar, él o su equipo, que el presidente "sí es censurable" y Pablo Iglesias "no es presidenciable". Quien más claro ha apostado por la abstención es Ábalos. Este lunes, preguntado en el Congreso, señaló que la suya es una "opinión personal como otra cualquiera", pero que es una "solución compensada" entre las razones que sí explican una reprobación a Rajoy y las que conducen a los socialistas a pensar que la "alternativa" de Podemos no está "bien planteada".

El recado de Císcar a Sánchez

Ábalos hacía estas declaraciones a la entrada de su primera reunión con el Grupo Socialista, a puerta cerrada. No encontró problema ninguno. Sánchez, a través de su portavoz, pasó con holgura el primer test, y eso que la mayoría de parlamentarios apoyaban a Susana Díaz. El dirigente valenciano explicó los cambios operados en la dirección y reconoció el trabajo del dimitido Antonio Hernando —que permanecerá temporalmente como miembro de la cúpula—, "en tiempos muy difíciles", lo que suscitó una ovación de sus compañeros al exportavoz. Después, la única intervención que podía interpretarse más en clave política fue la del diputado valenciano Ciprià Císcar. Todos los socialistas consultados incidían en que el encuentro había ido bien, en un clima tranquilo.

Sánchez pasa el primer test de apoyo: la primera reunión de la cúpula parlamentaria tras las primarias se produce en un clima tranquilo

Císcar, susanista y exsecretario de Organización del PSOE, también cumplimentó a Hernando y subrayó que la decisión de situar a Ábalos al frente del grupo es "personal", de Sánchez, y "no se podía objetar. Pero luego sí lanzó un pequeño aviso: que para cuando el líder elija a la dirección definitiva del grupo, tras el 39º Congreso, tenga en cuenta "la composición" de su bancada, para que "todo el mundo se encuentre cómodo". Además, señaló que estas primarias han "empoderado" a todos, y no solo a los militantes de a pie, y recordó que hay asuntos a debate, como el "mandato imperativo", dijo aludiendo a Margarita Robles, cuando ella se aferraba a que no tenía por qué obedecer a la gestora cuando esta forzó a todos los parlamentarios a votar no en la investidura.

La bancada socialista, con el nuevo portavoz provisional, José Luis Ábalos, en su escaño, al lado del resto de la dirección: Isabel Rodríguez, Meritxell Batet, Antonio Hernando, Marisol Pérez y Pedro Muñoz. Falta el andaluz Miguel Ángel Heredia. Los diputados se levantaron por el minuto de silencio por las tres mujeres víctimas de la violencia machista muertas este fin de semana. (EFE)
La bancada socialista, con el nuevo portavoz provisional, José Luis Ábalos, en su escaño, al lado del resto de la dirección: Isabel Rodríguez, Meritxell Batet, Antonio Hernando, Marisol Pérez y Pedro Muñoz. Falta el andaluz Miguel Ángel Heredia. Los diputados se levantaron por el minuto de silencio por las tres mujeres víctimas de la violencia machista muertas este fin de semana. (EFE)


Otros diputados susanistas intervinieron —Antonio Trevín, Antonio Hurtado, César Ramos, Nacho Sánchez Amor o Gregorio Cámara— pero para hacer referencia al debate presupuestario que copa el pleno de esta semana en la Cámara Baja. Mismo asunto al que aludió el excandidato Patxi López, que apuntó que era más conveniente no pactar ninguna enmienda con el PP, ya que ofrece poco más que migajas. Una opinión que es compartida por más compañeros de escaño, que previenen además que cualquier acercamiento con los populares puede ser aprovechado por el Gobierno para vender que ha transaccionado con el principal partido de la oposición, cuando en realidad va a sacar las cuentas de 2017 sin su concurso. Al final de todas las intervenciones, Ábalos respondió a Císcar y precisó que la decisión de su nombramiento había sido comunicada a través de la gestora —Sánchez no tiene aún poderes ejecutivos, luego en puridad no era una decisión personal—. Fuentes de su entorno no entendieron el comentario de su compañero valenciano como un reproche, y menos de una acción coordinada con Díaz.

El acuerdo con NC "no se ha incumplido"

Por otro lado, los socialistas no intentarán convencer a Nueva Canarias, formación con la que concurrieron en coalición en las generales de diciembre de 2015 y en las de junio de 2016, de que no apoye los Presupuestos Generales del Estado de 2017. Ábalos recordó que el acuerdo que ambas formaciones firmaron se limitaba a que NC apoyara la investidura de un candidato socialista, pero más allá de eso mantenía su "plena autonomía", como le sucede, recordó, a Compromís, que compareció en las urnas con Unidos Podemos y luego se fue al Mixto, grupo en el que se sienta el diputado de NC, Pedro Quevedo. "No acabo de entender que algunas cosas se asuman como normales y otras produzcan alarma a algunos", señaló, respondiendo a la portavoz del grupo de izquierdas, Irene Montero, quien reclamó al PSOE que pida a su socio canario que no respalde los PGE.

El PSOE no intentará persuadir a su socio de Nueva Canarias de que no apoye los Presupuestos. La nueva cúpula ya revisará el acuerdo "si es preciso"

"Otra cosa es que nos gustara que [NC] pudiera tener una visión del conjunto de España, y no solo de la tierra, pero se podría pedir eso mismo a formaciones nacionalistas que hacen lo mismo. Así que nada extraño. Ya la dirección [del PSOE] que venga ya revisará de cara al futuro esos acuerdos si es preciso. Pero el compromiso no se ha incumplido y se mueve en los márgenes de autonomía que se habían negociado", remató Ábalos, quien no se privó de advertir de que Rajoy había logrado articular una mayoría de derechas (con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, y ahora con Nueva Canarias), para sacar adelante sus PGE. "Algunos ya decíamos que esto era muy posible para la propia investidura", apuntó, intentando hacer ver que la abstención socialista era "inútil", como decía Sánchez en su campaña de primarias.

El equipo de líder entiende que Díez y Madina no se sientan "legitimados"

Ya se sabía desde el viernes que el comité organizador del 39º Congreso Federal cedía a Pedro Sánchez la potestad de nombrar a los relatores que ordenarán el trabajo de discusión de las enmiendas a la ponencia marco, cuya redacción coordinaron, a instancias de la gestora, el diputado vasco Eduardo Madina y el economista José Carlos Díez. Ambos, tras la victoria de Sánchez, quedaban totalmente fuera de juego, y los dos mostraron su "predisposición" a la cúpula interina a dar un paso atrás, al ver que el ganador pretendía introducir cambios muy sustanciales en la piel y filosofía del texto en el que ellos trabajaron durante meses a través de sus 84 enmiendas. El viernes pasado, los sanchistas Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Santos Cerdán "exigieron" elegir a sus coordinadores, y la gestora accedió sin problemas, según precisaban fuentes próximas al portavoz de la dirección temporal, Mario Jiménez. 

Este lunes, Díez oficializó su adiós como ponente de la parte económica del documento marco a través de su blog. El economista señala que ve "lógico" que el secretario general elija a la persona que defienda sus enmiendas, y aprovecha para advertir de que discrepa de algunas de ellas. No comparte que las modificaciones "se centren" en los "errores" de los Gobiernos socialistas y que se "concentren" en el debate de la austeridad, cuando ahora mismo el PSOE está al frente de Ejecutivos autonómicos y municipales que "han mejorado la creación de empleo y de los ingresos públicos desde 2015, y están aumentando el gasto en educación, sanidad y políticas sociales". Y tampoco está de acuerdo con que el PSOE se oriente solo a los votantes de izquierda, renunciando al centro. 

José Luis Ábalos, desde el Congreso, expresó su "respeto" a las decisiones "personales". Aunque apostilló que puede entender que Díez y Madina "no se sientan legitimados para ejercer esa defensa" de la ponencia. "Y hasta lo comprendo, porque el proceso que se siguió no fue el que han venido a corroborar los militantes". Lo decía el portavoz provisional porque cree que la propia ponencia marco estaba en juego en las propias primarias. "Todo iba implícito", señaló. Es decir, que los militantes también se pronunciaron sobre ese documento impulsado por la gestora y lo desaprobaron al dar el triunfo a Pedro Sánchez. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios