LA LUCHA DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Sánchez: si el PP saca sus PGE sin el PSOE, se verá la "inutilidad" de la abstención a Rajoy

El exlíder abunda en la tesis de que la entrega del Gobierno a Rajoy era el fin de su derribo. Exige a los susanistas a que se dejen de "insidias e insultos" y expliquen por qué se abstuvieron

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención ante militantes y simpatizantes del PSOE en Palencia, este 5 de abril. (Borja Puig)
Pedro Sánchez, durante su intervención ante militantes y simpatizantes del PSOE en Palencia, este 5 de abril. (Borja Puig)

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 ya están en las Cortes y el Gobierno tiene bastantes probabilidades de sacarlos adelante. Para tumbar las enmiendas de totalidad, le basta con llegar al empate (175-175), pero para poder aprobarlos necesitará un voto más, hasta la 176, la mayoría absoluta, que podría completar el único representante de Nueva Canarias en la Cámara, Pedro Quevedo. ¿Esas cuentas, en las que el PSOE no interviene para nada, habrían valido para la investidura de Mariano Rajoy?

Los sanchistas creen que sí, que se condujo al partido a la abstención porque se quiso, ocasionando un enorme desgarro interno, y para dar las llaves de La Moncloa al PP. Y ese argumento fue el que manejó este miércoles Pedro Sánchez en un doble acto esta tarde, primero en Miranda de Ebro (Burgos) y después en Palencia. "Como Rajoy apruebe sus Presupuestos con 176 diputados y ninguno sea del PSOE, se habrá demostrado la inutilidad de habernos abstenido" en octubre. El mismo ex secretario general señalaba, meses atrás, que facilitar el Ejecutivo al PP conllevaría la ayuda del PSOE a las cuentas del Estado, como si esta fuera la segunda parte de la maniobra diseñada por la gestora. En resumen, que daba por cantado el apoyo de su formación a los PGE.

En octubre, PNV y Nueva Canarias se negaban a pasar al sí. La mayoría que ahora puede lograr Rajoy no es la misma que la que tenía entonces

Pero esa mayoría de 176 diputados no existía para la investidura. El PNV no estaba dispuesto a pasar siquiera a la abstención, y el diputado de NC ya garantizó, a las horas de abrirse las urnas de las generales del 26-J, que no transitaría hacia el sí. El acuerdo del PP (137 escaños) con Ciudadanos (32) y Coalición Canaria (1) le garantizaba 170 parlamentarios, así que le faltaban o seis síes o bien 11 abstenciones. Dado que ni PNV ni CC querían prestar respaldo al Ejecutivo, las 11 abstenciones solo podían salir o del PSOE o de varios grupos, de forma sindicada, y esta alternativa también parecía inviable entonces. El comité federal de los socialistas aprobó el 23 de octubre el viraje histórico, y la dirección interina de Javier Fernández impuso la abstención en bloque de todo el grupo, y no de los 11 parlamentarios precisos.

Sánchez: si el PP saca sus PGE sin el PSOE, se verá la "inutilidad" de la abstención a Rajoy

Dimisión no pedida por el candidato

Para los sanchistas, el derribo del político madrileño forma parte de una maquinación de los barones, encabezados por Susana Díaz. Y ahora se sienten reforzados en su argumentación tras destaparse la charla que el 20 de noviembre pasado tuvo el número dos del Grupo Socialista y secretario provincial en Málaga, Miguel Ángel Heredia, con miembros de Juventudes Socialistas. Entonces, como se escucha en el audio, aseguró que el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, le avisó del "acuerdo que tenía Pedro Sánchez con Podemos y los independentistas". Una conversación que el mismo Toxo desmintió radicalmente a través de un durísimo comunicado en el que calificaba las palabras del hombre de la presidenta andaluza en el Congreso de "insidiosas, torticeras y mentirosas". El núcleo duro del ex secretario general pidió la dimisión de Heredia —cabeza que Díaz no piensa ofrecer, aunque no "comparte" las afirmaciones del dirigente malagueño—, y de hecho la diputada palentina Luz Martínez Seijo la volvió a reclamar en su acto de este jueves. Toxo, por cierto, también la demandó hoy, prueba de su enorme indignación con el hombre de Susana Díaz en el Parlamento.

Pero Sánchez no llegó a tanto, porque su comité de campaña le ha recomendado que no agite el fuego. "Cuando escucho algunas grabaciones justificando la abstención con supuestas llamadas y pactos que nunca existieron, yo lo que les digo es que yo dije no al PP porque dije sí a una España libre de corrupción, de desigualdad y falta de oportunidades. El PSOE de la militancia que nosotros defendemos se explica por sí solo, es un proyecto participativo, abierto y alternativo a la derecha. Les pido [a los susanistas] que se dejen de insidias e insultos y expliquen la abstención a Rajoy ante la militancia", exigió en Palencia, ante 500 asistentes, según la organización.

Los diputados socialistas Margarita Robles y Miguel Ángel Heredia, este 5 de abril en el Congreso. (EFE)
Los diputados socialistas Margarita Robles y Miguel Ángel Heredia, este 5 de abril en el Congreso. (EFE)


Esto último también iba por otra parte de la grabación pillada a Heredia, cuando se explaya con varios compañeros de bancada: a la exjueza Margarita Robles —"hijaputa, afíliate"—, a la comandante en retiro Zaida Cantera, al exalcalde donostiarra Odón Elorza y a la diputada gallega Rocío de Frutos. El exsecretario quiere mantener fresco en la memoria de las bases el recuerdo del funesto 1 de octubre en el que acabó por dimitir, y la metedura de pata del secretario provincial de Málaga —destapada, como inciden los susanistas, cinco meses después, y en un contexto radicalmente distinto al de mucha mayor tensión que había entonces—, le da munición suficiente.

El exlíder cita de pasada el caso Heredia, al hablar de "grabaciones" en las que se avala la abstención "con llamadas y pactos que nunca existieron"

Por lo demás, Sánchez no introdujo mensajes nuevos. Sí incidió en que la suya es la candidatura de las bases —"militancia significa dignidad, la columna vertebral de la moralidad de una organización", explicitó como una velada referencia a Heredia, a quien los suyos reclaman su marcha para no ensuciar el nombre del PSOE—, y en que "no hay que rescatar al partido de la militancia", sino "salvarle de la abstención al PP".

El exlíder pretendía combatir una de las líneas de flotación del argumentario oficialista, que le achaca la voluntad de hacer del PSOE una formación "asamblearia". Él les responde que las consultas a las bases están en el ADN del partido ya desde los tiempos del fundador, Pablo Iglesias. Sánchez prometió además "situar al PSOE tan a la izquierda como quieren sus votantes y la militancia", para que así "recupere la credibilidad y la coherencia" y sea un "proyecto autónomo que sirva a la mayoría social y donde el voto de un secretario general valga lo mismo que el de un militante".

Robles acepta las disculpas de Heredia y Fernández Vara no se sorprende de los audios

El episodio de las grabaciones protagonizadas por Miguel Ángel Heredia ya bajó este miércoles algunos grados de temperatura. El diputado había llamado la víspera a Margarita Robles, a eso de las siete de la tarde, para disculparse, y ella reconoció que el capítulo "en lo personal está totalmente olvidado". Ambos se dejaron incluso fotografiar en los pasillos del Congreso hoy.

"Me dijo que [el insulto de 'hijaputa'] lo había dicho en un ambiente relajado y que esa expresión en Andalucía no era muy ofensiva e insistió en pedirme disculpas si me había sido ofendida", relató Robles, que le replicó que aunque no compartía sus planteamientos en lo político, "lo personal queda al margen". Fuentes próximas a Heredia añadieron que ambos abordaron la necesidad de que el proceso de primarias en el que está sumergido el PSOE goce del "respeto de todos", informa EFE.

"¿De qué nos asustamos a estas alturas?", se preguntó por su parte el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara. "Pero si han salido las grabaciones del comité federal, qué no va a salir". El dirigente aseguró en Mérida que odia este tipo de situaciones "que no hacen bien a nadie" y que provocan una "desconfianza brutal".

Vara, no obstante, criticó a los sanchistas por su airada reacción. "La gente tiene la piel muy fina", señaló, porque las palabras de Heredia son "la mitad de la mitad de la mitad" de lo que le dicen a él en las redes sociales por apoyar a Susana Díaz. El presidente extremeño reiteró que "uno de los elementos enormemente negativos" que ha ocurrido en el PSOE en los últimos meses es que ha desaparecido la consigna de que lo que se habla en los órganos de dirección y en las casas del pueblo jamás trascendía públicamente

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios