HACIA EL 39º CONGRESO FEDERAL DEL PSOE

Los militantes del PSC al corriente de pago podrán votar directamente en las primarias

Los afiliados con sus cuotas al día pasarán a formar parte, "automáticamente", del censo específico que abrirá Ferraz. Solo los que no quieran pertenecer a él deberán notificarlo

Foto: Mario Jiménez, portavoz de la gestora, este 6 de marzo en rueda de prensa en Ferraz. (EFE)
Mario Jiménez, portavoz de la gestora, este 6 de marzo en rueda de prensa en Ferraz. (EFE)

os 14.000 militantes del PSC que están al corriente de pago podrán participar automáticamente en el 39º Congreso del PSOE. No les será necesario inscribirse ellos mismos en el censo específico que abrirá Ferraz, sino que serán incorporados a él salvo que notifiquen lo contrario.

Esta es la novedad más importante conocida este lunes del acuerdo que pone punto final a la crisis de PSOE y PSC, y en la que se llevaba trabajando en las últimas semanas. Hoy lo respaldaron la gestora y la ejecutiva catalana, y mañana será ratificado por Javier Fernández y Miquel Iceta. La precisión supone un cambio sustancial, en la medida en que presumiblemente incentivará la participación de los militantes del PSC, al ponérsele menos trabas para que participen en la elección del secretario general del PSOE.

[Consulte aquí en PDF el acuerdo íntegro de PSOE y PSC]

El documento que suscribirán Fernández e Iceta este martes, que no es más que una actualización del protocolo de unidad que vincula a ambas formaciones desde 1978 [aquí en PDF], no precisa el procedimiento por que el los afiliados catalanes se suman al censo de Ferraz. Pero lo explicó el portavoz y responsable de Organización de la cúpula interina, Mario Jiménez, en rueda de prensa. Los militantes del PSC que estén al corriente de pago de sus cuotas recibirán una carta enviada por la dirección de Iceta, explicándoles la inminencia del proceso congresual del PSOE. Solo los que manifiesten su oposición explícita a ser incorporados al censo específico que controlará Ferraz serán excluidos del mismo. Los que no digan nada entrarán "automáticamente" en ese listado, sin mayores complicaciones y sin tener que inscribirse y mover papeleo. Esta es, en definitiva, la fórmula más sencilla para que los afiliados catalanes puedan votar en las primarias de mayo.

Fundamental para saber el peso del PSC

Según explicó a su vez en Barcelona el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, serán cerca de 14.000 afiliados suyos los que podrán participar en el 39º Congreso, tras quedar descartados otros 3.000 por no estar al corriente de pago de sus cuotas, informa Europa Press. Illa lo vio "normal y lógico", ya que el PSC ha tenido siempre "muy presente la situación económica y ha hecho uso de una excepcionalidad y un nivel de tolerancia en el retraso en el pago de los cuotas que ha sido superior al del PSOE", informa Efe. Por otro lado, el número de los que no pasan su recibo por banco es pequeño, pero en todo, según confirmaron a este diario fuentes de la dirección de Iceta y de la gestora, el requisito único será estar al día de pago. Illa resumió que los militantes del PSC podrán participar "con los mismos derechos y deberes que el resto de militantes del PSOE", con el requisito de "ser militantes del PSC y estar al corriente de pago" de sus cuotas. Este asunto no es baladí: mientras que Ferraz da de baja automática a quienes no abonen sus recibos, el PSC los mantenía hasta ahora en su listado.

La ventanilla quedará abierta desde mañana mismo, y todos los trámites deberán estar acabados en aproximadamente un mes, ya que será a principios de abril cuando el comité federal convocará oficialmente el 39º Congreso, y en ese mismo instante se cerrará el censo de afiliados. También a partir de mañana mismo podrá regresar a la dirección del grupo en la Cámara Baja el representante que elija la cúpula de Iceta, y que previsiblemente será la diputada por Barcelona Meritxell Batet.

Serán unos 14.000 los que se podrán integrar en el censo, y 3.000 quedan descartados por no estar al día. El "nivel de tolerancia" del PSC era mayor

La cuestión del censo era importante para Ferraz, pues en los últimos meses, desde que estalló la crisis interna a raíz de la votación de investidura de Mariano Rajoy, se quejaba de que nunca había tenido acceso al listado de afiliados del PSC, al ser este un partido autónomo y soberano. Nicaragua, la sede catalana, simplemente comunicaba a Madrid el número de militantes, pero no su identidad. A partir de ahora, Ferraz sabrá con exactitud quién forma parte de su cuerpo electoral en toda España, y también podrá decir que todas sus bases han participado en las mismas condiciones.

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, el pasado 8 de diciembre en Barcelona. (EFE)
El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, el pasado 8 de diciembre en Barcelona. (EFE)


El número de afiliados catalanes que finalmente integren el censo específico será fundamental para calibrar el peso del PSC en los órganos federales. Así, se dice en el documento que la delegación del PSC en el congreso será "proporcional al número de militantes de este censo y conforme al baremo establecido por el comité federal para determinar el número de integrantes en las delegaciones provinciales y autonómicas". El PSC también contará, como hasta ahora, con una representación en el comité federal del PSOE proporcional a su volumen de afiliados, y también contará con miembros suyos en la ejecutiva del PSOE.

Cuando se celebren primarias en el PSOE para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, ocurrirá lo mismo: las bases catalanas se integrarán en un censo específico.

Los militantes del PSC al corriente de pago podrán votar directamente en las primarias

La confección de las listas

La otra cuestión crucial, y que ha centrado las discrepancias en las conversaciones de los últimos meses, es la política de alianzas y la confección de listas. Será el PSOE quien presente las candidaturas a las generales y al Parlamento Europeo. En las primeras, es el PSC quien hará sus planchas en Cataluña, que Ferraz reconocerá como propias, y en las segundas, los miembros catalanes se integrarán en la lista del PSOE. Hasta ahí, ningún cambio repsto a lo que venía ocurriendo. En las elecciones autonómicas catalanas, solo el PSC registrará sus candidaturas, y en las municipales cada partido presentará las suyas.

La política de alianzas en Cataluña será "analizada y consensuada" en la comisión de coordinación política de PSOE y PSC

Y aquí viene lo mollar: el comité federal del PSOE —su máximo escalón de poder entre congresos— es el "órgano competente para establecer las líneas fundamentales de la política electoral y determinar la política de alianzas del PSOE", igual que el consell nacional del PSC es el órgano que hace lo propio en Cataluña. Ambas organizaciones ponen sobre el papel que el comité federal es el órgano competente para ratificar al candidato a La Moncloa y reconocen que este, el comité federal, es el "único ámbito de decisión en relación con la investidura del presidente del Gobierno". Así, se impediría una repetición de lo ocurrido el pasado octubre: entonces, el comité respaldó la abstención, pero dos días más tarde el consell nacional ordenó a sus siete diputados en el Congreso que mantuvieran el no a Mariano Rajoy, lo que provocó el choque. El PSC, en consecuencia, se compromete a acatar lo que salga aprobado del máximo estamento de poder del PSOE.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, con Mario Jiménez y Ascen Godoy, este lunes. (EFE)
El presidente de la gestora, Javier Fernández, con Mario Jiménez y Ascen Godoy, este lunes. (EFE)

El consell tiene la potestad de nombrar al candidato a la presidencia de la Generalitat de Catalunya. Pero PSOE y PSC reconocen al consell como el "único ámbito de decisión en relación con la investidura" del jefe del Govern. Pero se añade un matiz importante: "La celebración de acuerdos de gobernabilidad, la política de coaliciones, pactos y alianzas electorales será analizada y consensuada en la comisión de coordinación política PSOE-PSC". Es decir, Ferraz se guarda un as en la manga: los pactos en Cataluña serán decididos por el PSC, pero habrán de ser estudiados y consensuados con Madrid. Según Jiménez, "tiene sentido y lógica, así que es razonable que haya un ámbito en el que habiendo tomado la decisión el PSC, haya otro de análisis y de visión compartida". No hay, subrayó, una merma de "autonomía" por parte de sus compañeros catalanes.

El PSC acata que la decisión sobre la investidura del presidente del Gobierno le corresponde al comité federal del PSOE. No se repetirá la rebelión anterior

Esta comisión de coordinación política se encarga de la evaluación y seguimiento de las cuestiones recogidas en el acuerdo. Ese comité de enlace ya existía desde la anterior crisis, la de 2013, pero ahora se refuerza. Estará integrada por el secretario general del PSOE y el primer secretario del PSC, dos miembros de la ejecutiva federal, otros dos del PSC y dos miembros del grupo parlamentario en el Congreso (uno de cada partido). O sea, cuatro personas de cada delegación.

La eurodiputada Elena Valenciano, en enero de 2016. (EFE)
La eurodiputada Elena Valenciano, en enero de 2016. (EFE)

Una relación de "lealtad"

El acuerdo recoge explícitamente que el PSOE será el que defina la posición de todo el partido sobre asuntos de "naturaleza o relevancia constitucional", lo cual encaja, según enfatizó Jiménez, en el carácter federal en el que creen los dos partidos y en el respeto que tienen ambos a la Carta Magna.

De hecho, el portavoz de la gestora resaltó la importancia de este documento (titulado no por casualidad 'Para un fortalecimiento de las relaciones PSOE-PSC') por ser un pacto que trasciende el ámbito de relación entre los socialistas para implicarse en el "conflicto" de Cataluña y visualizar la alternativa que es el PSOE frente al inmovilismo que, a su juicio, practica el PP.

El documento, fruto de las cuatro reuniones que las dos delegaciones mantuvieron desde diciembre –y que forman, además de Jiménez e Illa, la eurodiputada Elena Valenciano (la autora intelectual del censo previo) y el exsenador extremeño Paco Fuentes por el PSOE, más la parlamentaria Meritxell Batet y el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón—, se "sustenta en una relación de lealtad", "aporta transparencia y seguridad jurídica" a la relación y diseña un tipo de vínculo "federal" entre las dos organizaciones, según resaltó el portavoz de la cúpula interina.

Será el PSOE el que defina la posición de los socialistas en los asuntos de "naturaleza constitucional", acorde con el diseño federal

Así, el "conflicto" abierto tras la investidura de Rajoy y el capítulo de rebelión del PSC, queda "definitivamente cerrado" tras cuatro meses de trabajo conjunto, en palabras de Jiménez. No hubo "pulso", sino una "negociación", insistió. El PSOE logra quedarse con la supervisión de la política de alianzas, que creía fundamental, y también consigue tener la última palabra en la investidura del presidente del Gobierno, mientras que el PSC gana respecto a su participación en las primarias: lejos de quedarse fuera, como se barajó, al final se les facilitan las cosas a sus militantes para que voten. Vamos, los mínimos cambios respecto al proceso anterior.

Pedro Sánchez no hizo ninguna declaración a raíz del cierre del acuerdo en Twitter, aunque en días anteriores prometió revertirlo, para devolver la situación al estadio anterior e impedir que se repita el 'voto rogado'. Pero ya no lo habrá, porque los militantes del PSC al corriente de pago engrosarán el censo del PSOE, directamente. Patxi López saludó el acuerdo a través del coordinador de su documento político, el diputado Rafa Simancas. Este manifestó su "respeto" al documento consensuado. "Si es bueno para ellos, para el PSC, para nosotros también", señaló cuando se le preguntó si el exlendakari dará marcha atrás. No la dará si gana.

JIménez fue preguntado por un incidente que se produjo ayer domingo en el comité regional del PSOE madrileño. Un edil del Ayuntamiento de la capital, Ramón Silva, secretario general de la agrupación de Hortaleza, se mofó del acento de Susana Díaz al referirse a su proyecto como el de "un PEZOE ganadó". El eco de la burla, que indignó a miembros del máximo órgano regional y también al PSOE-A, fue tal que Silva tuvo que pedir disculpas (primero en su intervención y luego, visto el revuelo, en Twitter). El dirigente calificó de "error" la actitud del concejal, reconoció que no le "gusta" y que no le agrada la "utilización" del acento andaluz para ridiculizar. Pero por ahora no habrá ningún expediente.

El PSOE pregunta a C's si valen "paños calientes" en Murcia

La inestabilidad existente en Murcia es todavía un caso que compete al PP, que gobierna la Región y que tiene a su presidente, Pedro Antonio Sánchez, imputado por el caso Auditorio, y a Ciudadanos, que la semana pasada le retiró su apoyo. El PSOE prefiere acogerse a la prudencia

Mario Jiménez sostuvo en rueda de prensa en Ferraz que los socialistas están dispuestos a aportar "estabilidad" y "un proceso de regeneración y cambio" en Murcia, aunque están a la espera del encuentro que mantenga su líder autonómico, Rafa González Tovar, con la dirección regional de C's. "Hay que esperar, ser prudente", aseguró el portavoz de la gestora cuando se le preguntó si el PSOE está dispuesto a liderar una moción de censura contra Sánchez. Jiménez animó al partido naranja a "pensar si valen paños calientes ante esa situación o merece la pena afrontarla con todas las consecuencias". 

El dirigente andaluz cargó contra el PP por su proceder "tremendamente irresponsable", al situar a Murcia en una "situación de inestabilidad". Si el presidente regional, que hoy declaró como imputado, saliera absuelto, dijo, la cosa cambiaría, "pero si no fuera así tendría que reflexionar". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios